Buenavida

Comer por estrés: ¿Cómo podemos evitarlo?

El confinamiento ha potenciado estados como el estrés y la ansiedad, derivando en hábitos nutricionales negativos. Así puedes combatirlos.

Alimentación. Canva.
Según la OMS, el impacto psicológico del COVID-19 se refleja en altas tasas de estrés y ansiedad. En este escenario, hay quienes recurren a alimentos poco saludables, inclinándose por los ultraprocesados y elevados en azúcar.canva
Frutas. Imagen de stock de Canva.

Desayuno: ¿La comida más importante?

Leer más

La cuarentena, en el marco de la crisis sanitaria del COVID-19, ha potenciado estados como el estrés y la ansiedad, cuyo impacto en el bienestar emocional también se evidencia en las elecciones alimenticias, que en ciertos casos han derivado en hábitos nutricionales nocivos.

En los últimos meses, indica a Buena Vida Doménica Vanoni, nutricionista guayaquileña, la mayoría de pacientes que llegan a consulta “vienen diciendo que al estar en casa, haciendo teletrabajo, y sintiendo la incertidumbre de toda la situación, están comiendo de más”.

Es una respuesta que Vanoni considera “entendible”; pero a la que sugiere prestar atención: “es importante ser un poco más conscientes con nuestro cuerpo, nuestro organismo, lo que comemos”, pues en “el acto de elegir los alimentos que comemos estamos decidiendo entre la salud o la enfermedad”.

“En el acto de elegir los alimentos que comemos estamos decidiendo entre la salud o la enfermedad”

Doménica Vanoni, nutricionista
Mujer cocinando con alegría.

8 errores que se cometen al cocinar

Leer más

En la guía titulada Lidiar con el estrés durante el brote de 2019-nCoV, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja a las personas, entre otras acciones para sobrellevar la nueva normalidad, que procuren tener un estilo de vida saludable si deben permanecer en casa, lo que supone seguir una dieta adecuada, dormir lo suficiente y realizar actividad física.

Unas recomendaciones que se alinean con las de la especialista, quien en entrevista con este Diario comparte pautas para entender por qué se recurre a la alimentación como una vía de escape emocional, también para identificar y combatir los cravings y qué costumbres es necesario adoptar para lograr una rutina más equilibrada. Escúchalas a continuación.

¿Cuáles son las señales de que estamos comiendo por estrés o ansiedad?

Alimentos ricos en vitamina D

Estos son los alimentos que tienen vitamina D

Leer más

Vanoni, de 25 años, resalta la importancia de aprender a reconocer cuáles son las formas en que se manifiesta el estrés, entre las que señala, por ejemplo, el cansancio permanente y los trastornos del sueño. Ante ese estado de tensión, “uno tiende a comer como un escape emocional”, como si de esa manera se eliminaran las sensaciones negativas. Advierte que “si podemos identificar que esto nos está ocurriendo, efectivamente, estamos comiendo por estrés”.

Una vez que aprendemos a identificarlas, ¿qué podemos hacer para lidiar con estos cravings?

Organizarse, dormir lo suficiente, practicar ejercicios y evitar el consumo de bebidas estimulantes son algunos de los consejos que enumera para lidiar con la ansiedad por la comida. Además, destaca la importancia de decidirse siempre por las opciones más saludables: tanto al momento de elegir un alimento como al momento de prepararlo.

¿Es necesario comer más de tres veces para alcanzar una mayor saciedad?

Arándanos

Coronavirus: 5 alimentos para combatir la ansiedad y el estrés en cuarentena

Leer más

La nutricionista indica que eso depende de la “bioindividualidad de cada persona”. Pero explica que incorporar snacks puede ayudar, siempre y cuando no se exceda en su consumo y las opciones sean naturales. Asimismo, recomienda qué alimentos se podría escoger y con qué otros podrían combinarse para extender la saciedad.

Estar en casa también podría ser una oportunidad para aprender a alimentarnos equilibradamente. ¿Por dónde podemos empezar?

Cuestionarse, sostiene Vanoni, resulta fundamental para comprender si se lleva o no una alimentación balanceada. Si reconoces, por ejemplo, que tu ingesta de azúcar diaria es elevada, puedes arrancar intentando reducirla. Sin embargo, no solo se trata, como podrás escuchar arriba, de eliminar los hábitos dañinos, sino también incorporar o mantener los que sí aportan al organismo.

¿Cuáles son los errores más comunes al intentar adaptarse a una nutrición adecuada?

Huevo

¿Debemos dejar de comer la yema?

Leer más

Entre los errores más comunes están guiarse por el marketing y por la etiqueta que asegura que un producto es light. Vanoni señala que lo principal es fijarse en los ingredientes, no solo en la parte frontal de un empaque. Hay opciones que, aunque se han comercializado como ‘saludables’, no van a aportar cuando se busca alcanzar una alimentación equilibrada.