El recelo por facturas de luz infladas crece con las quejas

  Guayaquil

El recelo por facturas de luz infladas crece con las quejas

Usuarios reclaman que CNEL no aclare aún por qué el valor a pagar por el uso de energía es tan alto. Descartan que el confinamiento sea la razón principal

CNEL
Reclamos. Ayer decenas de usuarios acudieron a la sede de CNEL en La Garzota para hacer sus reclamos y exigir una refacturación y respuestas.AMELIA ANDRADE

La medida adoptada la tarde del miércoles por el Gobierno no convence a los usuarios. Tienen dudas y una serie de preguntas que no han sido respondidas aún por la Corporación Nacional de Electricidad, CNEL.

CNEL

CNEL recaudó el doble en algunas ciudades

Leer más

La resolución, que surge luego de la marea de quejas por parte de los cientos de ciudadanos, cuyas planillas de marzo y abril, como lo ha venido publicando EXPRESO, reflejaron valores a pagar incluso tres veces más altos a los habituales, aún cuando -por el confinamiento- no pasaron en sus viviendas; establece que la tarifa para los empresarios y domicilios, sobre los 500 kilovatios hora se reduce de 14 centavos a 10,5 centavos por kilovatio hora. Pero esa disminución, a decir de los usuarios, no está clara y podría ser “una trampa”.

 La aplicación de las medidas complementarias adoptadas por el Gobierno correrá a partir de los consumos de marzo y mientras dure el estado de excepción.

Así lo cree Augusto Llerena, quien habita en la ciudadela La Garzota y ayer fue uno de los, al menos, 200 usuarios que se instalaron en la sede de CNEL, en el norte de Guayaquil, para exigir respuestas. Inquietudes que este Diario también ha hecho y que se mantienen todavía en el aire.

Que tengamos que lidiar con este problema en esta época es absurdo. Es mentira que hemos consumido más, el problema está en que nadie ha hecho bien su trabajo.

Jackeline Álava
habitante de la ciudadela Mucho Lote
CNEL RECLAMOS

Las opciones de CNEL ante la lluvia de reclamos por costos de facturación

Leer más

Llerena, quien pasó de pagar $ 50 en febrero a $ 180 en marzo y otros $ 150 en abril, califica como un robo lo sucedido. Él está agobiado, sobre todo porque no tiene claro cómo se llevará a cabo el proceso de cobro. “Tengo tíos que, por temor a que les suspendan el servicio, cancelaron esas tarifas absurdas y hoy no saben qué hacer. ¿Les van a devolver el saldo que no debieron pagar? ¿Cómo? Yo por eso no pretendo pagar nada”, sentencia, al cuestionar al igual que otros, la medida recién adoptada.

Para él y Eduardo Santillán, habitante de la cuarta etapa de la Alborada, lo de la reducción de la tarifa es “puro cuento”. Les queda la incertidumbre de que aún pagando los $ 10 centavos por kilovatio hora, tengan que desembolsar valores que no les corresponden.

La reducción de la tarifa es un engaño. Las cosas no están claras. Quiero pagar y ponerme al día, no he pagado hace tres meses. Lamentablemente tampoco lo haré hasta que se me haga una refacturación nuevo. Me cansa, sin embargo, que tengamos que pasar por esto..., otra vez.

Ángela Navas,
​habitante de Samanes 4

“La planilla me ha salido de $ 130 cuando siempre he pagado no más de $ 30 o $ 35. Con la rebaja es posible que pague entonces mucho menos, aún así no serán mis valores habituales. El robo entonces sigue ahí”, lamenta Santillán.

El Gobierno aseguró que en la tarifa de la dignidad, que se la aplica a cerca de 1,5 millones de usuarios, se mantiene el valor reducido de $ 0.04 por cada kilovatio hora, así superen el límite de consumo permitido en su categoría.

Sobre esta situación, EXPRESO solicitó información, una vez más, a la Unidad de Negocios Guayaquil de CNEL, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Vía correo electrónico, este Diario incluyó otras preguntas que la institución sigue sin responder. Entre ellas, la más importante, sobre por qué las facturas han salido tan infladas.

Sorpresivamente mi valor a pagar se ha triplicado, precisamente en mayo, cuando ya todos los integrantes de mi familia hemos salido a trabajar y no pasamos en casa. Es totalmente ilógico.

Rosa Macías,
residente de la ciudadela Colinas de la Alborada

Y es que si bien la entidad aseguró que a raíz del estado de excepción, se suspendieron las tomas de lectura en todo el país y se hizo una facturación estimada en base a los consumos históricos de los clientes; aún no aclara dónde y cómo se produjo el error, y quiénes son los responsables y cómo estos serán sancionados. De hecho hasta hoy, pese a la insistencia y el cuestionamiento por parte de la población, CNEL ha emitido una respuesta que haya logrado despejar sus dudas.

NEGOCIOS CERRADOS, RECIBEN ALTO COBROS DE LUZ

Para las planillas de energía de las playas no hubo cuarentena

Leer más

“Solo dicen que hemos consumido más y que esa es la razón por la que “podría” darse ese incremento, pero eso es mentira. Somos muchísimos los que no hemos pasado en casa y el consumo ha sido extremadamente alto. Que no nos vengan a mentir ahora, que no vengan más con respuestas vacías y vagas”, manifiesta la también usuaria Inés Palacios, quien dice estar hastiada de que los robos en el país se den “sin medida en todos los sectores: salud, educación, servicios... La lista es larga”.

CNEL
Queja. Con facturas en mano y fotografías de los medidores, decenas de usuarios se acercaron a CNEL para hacer ayer su reclamo.AMELIA ANDRADE

Pero hoy las quejas por el alza del valor a pagar en las planillas, no se limitan únicamente a los meses de marzo y abril. Decenas de usuarios reflejan un aumento, asimismo, hasta cuatro veces mayor en las de mayo. Un mes en el que, debido al cambio de color en el semáforo, el confinamiento ha sido menor y los ciudadanos han vuelto a sus trabajos, lo que confirma que lo dicho el pasado martes por el gerente de CNEL, Diego Maldonado, tampoco tiene lógica.

Aunque hay que confirmar primero si los reclamos tienen un fundamento técnico y real, de ser así, el error podría haberse generado en el software que saca el promedio a pagar.

Víctor Coloma,
Colegio Regional de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos del Litoral
CNEL

Coronavirus: Ciudadanos preparan denuncia por el aumento del valor de las planillas por estimación

Leer más

Para Maldonado, según declaró en ese entonces, una de las causas del incremento del consumo de energía fue el confinamiento que acató la ciudadanía para evitar la propagación del virus. “Ese quedarnos en casa representa que innegablemente va a haber un aumento de consumo...”, dijo. Sin embargo, para los usuarios, esa teoría tampoco se cumple.

Y hay varios ejemplos. Está el del taxista guayaquileño Marcos Ramos, quien durante los meses más drásticos de la cuarentena pagó $ 40, y ahora que tanto él, como su esposa e hijos han salido a laborar, debe cancelar $ 110. O el de Rosa Macías, habitante de Colinas de la Alborada, cuyos valores en la factura, bajo el mismo escenario, se triplicaron.

Ayer, sin dar cabida a una explicación mayor, el viceministro de Electricidad, Luis Vintimilla y el director de la Agencia de Regulación y Control de Electricidad (Arconel), Bolívar Lucio, defendieron el argumento de que el confinamiento sea uno de los principales motivos técnicos por el que se dio el alza.

CNEL
Reclamo. Decenas de adultos mayores se instalaron en el sitio desde muy temprano. Hubo quienes llegaron a las 5:00.AMELIA ANDRADE

Sin embargo, reconocieron que pudo haber un error con la estimación de la facturación por parte de las empresas distribuidoras de energía, aunque no profundizaron de qué tipo, y añadieron que en esos casos -como lo han repetido ya varias veces- se hará una inmediata refacturación. Algo que no convence a los consumidores, precisamente porque no es la primera vez que un problema de este tipo se da en el país. Solo el año pasado, al menos en dos ocasiones se generaron molestias similares.

Es inconcebible que tengamos que estar aquí tan temprano, exponiéndonos al riesgo del contagio. Tengo que hacerlo porque no quiero tener este problema más, quiero pagar, pero lo que me corresponde.

Marco Acevedo,
​habitante de 69 años

Sobre si habrá sanciones para los responsables de esta problemática, Vintimilla precisó que sí, siempre que se analice primero cuáles han sido las circunstancias que han motivado la emisión de facturas erradas, aunque tampoco detalló cuáles serán. “Si efectivamente se determina que hubo errores, habrá que aplicar las sanciones que los reglamentos establecen, pero eso deberá ser debidamente sustentado”, anunció.

Con las medidas implementadas, es posible que algunos usuarios tengan un saldo a su favor o deban pagar una diferencia, de detectarse que la estimación estuvo por debajo del consumo real. De ser así, ese valor podrá pagarlo en el mes siguiente o diferirlo