Para las planillas de energía de las playas no hubo cuarentena

  Guayaquil

Para las planillas de energía de las playas no hubo cuarentena

Se registran denuncias de propietarios de viviendas vacacionales que afirman que pagan igual o más. No han viajado en meses, por la pandemia.

NEGOCIOS CERRADOS, RECIBEN ALTO COBROS DE LUZ
Afectados. También los propietarios de los negocios que están cerrados registran un consumo alto de energía eléctrica, en General Villamil.Néstor Mendoza / Expreso

Desde el 16 de marzo, cuando se suspendió el transporte interprovincial en el país, las casas vacacionales de la costa quedaron vacías en media temporada playera; pero la Corporación Nacional de Electricidad ha pasado factura por consumo de energía que en unas ocasiones iguala y en otras supera los costos que regularmente se registran por el servicio.

La entidad recuerda que a raíz del estado de excepción, por la emergencia sanitaria, se suspendieron, entre otras labores operativas, las tomas de lectura en todo el país.

CNEL RECLAMOS

CNEL realiza nuevas lecturas de consumo ante las quejas de los usuarios

Leer más

La Agencia de Regulación y Control de Electricidad, Arconel, emitió una resolución que autoriza a las empresas distribuidoras de electricidad del país la facturación estimada con base en los consumos históricos de los clientes, debido a la imposibilidad física de acceder a los sistemas de medición.

Pero esos argumentos no disminuyen los reclamos. Néstor Espinosa pagaba $ 13 de energía eléctrica antes de la cuarentena en su casa vacacional, en la urbanización Refugio del Mar, de Playas.

Espinosa no viaja desde finales de febrero a su casa de la playa, y asegura que dejó apagado todo. La factura de marzo, sin embargo, llegó por 40 dólares, y las siguientes dos, de abril y mayo, por $ 20, cuando en realidad debió ser de $ 3,5, porque no ha consumido nada de energía, argumenta.

Algo similar le ocurre a Mirella Andrade. En su casa, en el sector Santa Paula, en Salinas pagaba $ 6 o $ 7 sin habitar, y aun con los breakers apagados, en mayo registró $ 51.

Tengo todo desconectado en mi casa desde febrero y ahora pago más que cuando visitaba mi casa en la playa. Esto es como los hospitales, otro negociado.

Néstor Espinoza, propietario de vivienda
MEDIDORES

“Se ha impuesto un monto a las planillas, a discrecionalidad, es un delito”

Leer más

Una historia repetida

Casos como ese se repiten por cientos. Y CNEL lo sabe. Solo en Playas, Salinas y la Península, desde el 16 de marzo al 11 de junio, se han registrado 1.022 reclamos por facturación. La entidad asegura que atendió ya el 92,27 %. 

“De estos reclamos, únicamente se evidenciaron 16 casos por causas en las cuales el cliente señaló que estaba de vacaciones o que no habita en la vivienda, y se corrigió el valor facturado con base en la lectura enviada por el cliente, o tomada por la Unidad de Negocio”, precisa la entidad.

La leyLa facturación con base en los consumos históricos es una excepción establecida en el art. 40 de la Ley Orgánica de Defensa del Consumidor.

El cambio de semaforización de cada cantón ha reactivado el servicio de toma de lecturas desde mayo. Con las lecturas reales registradas en los medidores de los clientes, se revisarán los valores facturados y se realizarán los ajustes correspondientes en los casos que sean necesarios, asegura la entidad.

Es necesario precisar que los reclamos a CNEL no son inherentes solo a la emergencia. El año pasado, en Guayaquil, la entidad reconoció fallas en la lectura de los medidores. Y en todo el país se realizaban antes del COVID-19, unos diez mil reclamos.

No ha habido ningún cambio en el servicio de la Corporación. Sigue igual, con el mismo esquema mañoso, perverso, de robarle a los usuarios el dinero.

Gelacio Mora,representante del colectivo Tejido Social
CNEL

Quejas por el aumento de pago en las planillas superan las 4.000

Leer más

Al respecto, el líder comunitario Gelacio Mora, representante del colectivo Tejido Social, reclama que esto no es nuevo. “Hace falta una revisión de lo que realmente ocurre. Sigue manteniéndose la discrecionalidad a la hora de facturar. Y eso es una práctica mañosa de hace años, no de la emergencia”.

Esto, afirma, es una estrategia creada para perjudicar a los ciudadanos y se la sigue manteniendo. “¿Por qué no rebajan el valor del kilovatio hora? Pagamos nosotros los préstamos para la construcción de las eléctricas y somos los perjudicados”, critica el activista. Mora no descarta presentar una acción de protección junto a su colectivo por ese tema. Si lo hace efectivo, será su segundo reclamo de este tipo.