Guayaquil

Daule: el malestar por las canteras crece sin tregua para La Aurora

La comunidad asegura que las explosiones y molestias se duplicaron en relación a 2022 El Municipio ha tomado acciones contra dos minas en 2023

canteras La Aurora
Situación. El polvo de las voladuras por la extracción de materiales pétreos llega hasta las residencias que están junto a estas canteras.Gerardo Menoscal

Las explosiones y ruidos vuelven con fuerza desde las canteras ubicadas en la zona de La Aurora, en Daule. A un año de la publicación de EXPRESO sobre esta problemática, que hacía hasta vibrar las ventanas en las ciudadelas del entorno, los residentes levantan la voz y reclaman por la paz que tuvieron por apenas un tiempo, precisamente cuando se hizo pública la queja, pero que se ha esfumado.

Zanja Mucho Lote

Guayaquil: Una zanja con basura causa molestias a las familias de Mucho Lote 1

Leer más

Solo en esta parroquia urbana de Daule, según información oficial emitida por los residentes y el Municipio, hay 19 concesiones mineras. Y pese a que algunas están ubicadas a kilómetros de las comunidades, sus detonaciones y las nubes de polvo que generan llegan hasta el portón de las viviendas, siendo las más afectadas las de las etapas Omega y Hermes de Villa Club, la ciudadela Vistana y el recinto Sabanilla.

La comunidad afectada se contactó con este Diario para hacer pública su denuncia. Alegan que esta situación ha deteriorado hasta su salud.

“Los trabajos se han vuelto incesantes. El ‘taladreo’ y las explosiones aumentaron. El polvo ahora llena de partículas y suciedad las casas. Y el ruido de las canteras nos está impidiendo convivir. Los remezones por las voladuras son constantes y ni qué decir de cómo están quedando los cerros: desnudos, sin vida. Todo esto me preocupa. ¿Hasta cuándo debemos aguantar?”, reclama Carlos Cedeño, morador de Omega, quien se muestra indignado por la “falta de control”.

Explotan cuando quieren y eso cansa. Pensamos a veces que es temblor y en realidad son las canteras.

Byron Romero,
morador de Villa Club

Pese a las quejas de los ciudadanos, muchos de los que acudieron a este Diario en busca de ayuda han pedido mantener el anonimato, pues como se ha vuelto ya común en el Gran Guayaquil, han sido amedrentados.

(Te puede interesar leer: Los camiones de las canteras, otro malestar de los residentes de La Aurora)

“Ha venido gente que dice representar a las empresas mineras, que dicen ser trabajadores... Nos amenazan, nos insultan. No me consta que pertenezcan o no a tal compañía. Sin embargo, ahora que extorsionan y atacan por todo, prefiero no sacar mi identidad. Lamentablemente vivimos en una sociedad horrible”, asevera la residente que fue amenazada.

canteras La Aurora
Molestias. El pasar constante de volquetas llena de tierra la zona. Varios de estos autos tienen cobertores para transportar el material rocoso, pero pocos los usan.Gerardo Menoscal
Playas

El brazo de mar que ahuyenta al turista ante la indiferencia de las autoridades

Leer más

“Al año debo enlucir las paredes y pisos cuatro veces, porque de tanta explosión todo se cuartea. Ya no solo es el polvo el que me atormenta. Sufro de rinitis y gripe, que requieren de tratamientos que nadie costea. ¿Dónde están las autoridades de control para detener este problema? Si el Cabildo no tiene la competencia, que sea entonces el veedor de que se cumpla lo que dice la ley y nos defienda ante los funcionarios a cargo del tema. Urge ayuda, ya no soportamos vivir así”, cuestiona Roberto Hermenegildo, de Villa Club.

Frente a esta situación y a las medidas que se tomarán para revertir este escenario (que para muchos es un espejo de la vía a la costa, en Guayaquil, donde los reclamos apuntan a lo mismo desde hace al menos seis años), el Cabildo detalló que desde 2015 tiene ya la competencia para regular, autorizar y controlar la explotación de materiales áridos y pétreos, tema antes manejado por el Ministerio de Minas, de Ambiente y por la Agencia de Regulación y Control Minero. Y que basado en ello sí están actuando.

Según Édison Ruiz, director municipal de Ambiente, desde ese año, a fin de limitar el espacio que las empresas podían explotar, redujo a un mínimo las áreas de extracción, a fin de que no haya una explosión descontrolada.

(Te puede interesar leer: Las quejas por el polvo en La Aurora continúan sin una solución)

CANGERAS DE DAULE, MA (10924319)

Daule: el olvido municipal marca al recinto Sabanilla

Leer más

Adicional a esta medida, el Municipio asegura que en los últimos cuatro años se han abierto acciones administrativas en contra de seis compañías mineras. Dos de ellas ya fueron sancionadas este año. “También se tomaron acciones por la ejecución de voladuras en proyectos urbanísticos de la parroquia La Aurora, donde expresamente se había prohibido su ejecución”, agrega Ruiz.

canteras La Aurora
Daño. Además de la afectación a la salud por convivir con el polvo, la ciudadanía también reclama por la pérdida de áreas verdes en la zona.Gerardo Menoscal

Sin embargo, para la comunidad estas acciones no se ven o resultan ser aún insuficientes. Por ello exigen que los monitoreos sean minuciosos, hasta que el trabajo que ejecuten no les generen daños.

WALTER ZUMBA

Walter Zumba: “Hay una ley que protege al cerro, pero que nadie cumple”

Leer más

“Hasta las calles están llenas de tierra que llega desde el cerro. No hay cómo caminar ni dentro ni fuera de las urbanizaciones. Los ojos nos pican todo el tiempo. Para colmo, las volquetas tampoco ayudan, muchas se desplazan sin cobertor y esas piedras nos rompen hasta los parabrisas. Parte de la solución ahora debería radicar en sancionar con multas elevadas a quienes no llevan la malla. Asimismo, a las empresas que trabajan en horas inadecuadas o que no mojan al menos el camino tras cada trabajo”, sugiere Samuel Pérez, residente de Villa Club.

Soy un señor mayor, todo este polvo me hace daño. No solo debo limpiar más, también cuidarme más.

Carlos CEDEÑO
morador de Villa Club

Para Ana María Carpio, también del sector, en La Aurora da pena ver cómo los árboles y la sombra se están perdiendo. “Ya en varias ocasiones han aparecido en las ciudadelas osos hormigueros. ¿Por qué creen que pasa esto? Porque estamos aniquilando sus hogares. El Municipio puede que en realidad esté emprendiendo acciones, pero no son suficientes. Por eso hago un llamado al alcalde Wilson Cañizares, para que como médico piense en la vulnerabilidad de su gente y el ecosistema”. 

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!