Guayaquil

Coronavirus en Ecuador: El número de contagiados podría ser cien veces mayor

El científico de datos Carlos Bort aterriza en Ecuador un análisis que hizo en España. La Universidad de Guayaquil propone soluciones.

INCREMENTO DE PACIENT (31391038)
El hospital del Guasmo, en Guayaquil, acoge a pacientes que han sido diagnosticados con el virus.Archivo.

Se conoce, gracias a una investigación de este Diario, que la cifra de muertes naturales se ha incrementado en un 185 % desde que empezó la emergencia. Se sabe que desde la paciente cero, el cerco epidemiológico nunca existió de forma eficiente, que las autoridades han aceptado que Guayas pasó a contagios comunitarios y que pacientes con síntomas respiratorios han muerto sin autopsia.

Ante este escenario, el científico de datos Carlos Bort llega a una conclusión: Ecuador tiene muchos más contagios de los que el Gobierno anuncia. Tantos, que bien podrían estimarse en cien veces más.

Así lo determina en una proyección que hizo para colaborar con un proyecto de la Universidad de Guayaquil, en el que se plantean diez recomendaciones para detener la epidemia en Guayas, la provincia más afectada, con un total de 1.175 de los 1.595 contagios, del registro más reciente previo al cierre de esta edición.

aaa

Coronavirus: Ministro anuncia "contratación rápida" de personal de salud

Leer más

Antes de que Bort haga las proyecciones para Guayas, lo hizo para Madrid, como este Diario explicó en su edición de ayer. Reconoce que los resultados pueden parecer exagerados, pero asegura tener argumentos. Del 29 de febrero, cuando apareció el caso cero, al 15 de marzo, hubo 19 casos en el registro oficial. “La probabilidad de reproducción del virus a este ritmo es nula”, explica Bort en el estudio.

La enfermedad crece de manera exponencial y encubierta, explicó en la entrevista de ayer. Tiene un periodo invisible, durante la incubación, de cinco días, y otro de 17, en el que no se presentan síntomas, o sí, y contagiamos a personas sin darnos cuenta. “Cuando una institución gubernamental sanitaria se da cuenta de que tiene de 1 a 10 casos, en realidad podría tener miles”.

Para su cálculo, tomó como referencia esos datos y el número de fallecidos. Se conoce por varios artículos científicos que el COVID-19 tiene una tasa de mortalidad del 1 o 2 % y que el Gobierno solo ha hecho 5.632 pruebas y hay cadáveres sin autopsia que pudieron haber portado el virus y no están en las estadísticas del Gobierno. La cifra de contagios, por eso, es exponencialmente mayor, defiende el científico.

cadáveres coronavirus

Sepultados sin autopsias, ni pruebas de COVID-19

Leer más

Al respecto, el mismo vicepresidente Otto Sonnenholzner reconoció en días pasados que no es posible saber con exactitud cuántas personas podrían estar contagiadas.

En el artículo científico ‘Modelización y simulación de la propagación del virus sars-cov-2 en Ecuador’, publicado ayer por el Centro de Modelización Matemática en Áreas Clave para el Desarrollo, y al que tuvo acceso EXPRESO, se respalda la teoría del experto español.

El problema, desde el punto de vista sanitario, es que algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma, o desarrollan síntomas leves que pueden pasar desapercibidos, explica ese estudio. “Esto hace que haya una importante población infectada que no aparece en los registros y que, al parecer, son responsables de la mayor cantidad de contagios. De hecho, se estima que el 86 % de todas las infecciones fueron no documentadas en Wuhan y la provincia de Hubei en China”, agrega el informe.

En ese escenario, el aporte de Bort permite dimensionar la realidad, a fin de que las autoridades actúen a tiempo y no permitan un colapso del sistema sanitario.

muertos-italia-coronavirus-covid-19

Coronavirus en Italia: casi mil muertos en un solo día y ya supera los 9.000 en total

Leer más

Así lo explica el epidemiólogo Francisco Andino, miembro de la mesa técnica de la emergencia sanitaria y colaborador externo en la propuesta de la Universidad de Guayaquil, quien, sin embargo, pide tener cuidado con estas estadísticas, pues es necesario no provocar más impacto a la comunidad del que ya hay.

Aunque es un modelo matemático en el que las cifras tienen cinco días de atraso en relación a la epidemia, las pruebas positivas están llegando entre cinco y siete días después. El estudio da a conocer la posible magnitud del problema, explica el médico.

“La única forma de que el sistema de salud no caiga es hacer pruebas rápidas y tratamiento oportuno; de no hacer nada, no habrá sistema de salud que alcance”, adelanta.

El gobierno de Ecuador dice la verdad, pero solo dentro de los test que realizó. El dato de contagios está sesgado, porque solo puedes estimar si has hecho exámenes. Los contagios son muchos más.

Carlos Bort, científico de datos.

Bort explicó que los datos reales ayudarán a prever la necesidad hospitalaria y de tratar a tiempo a los pacientes. Y allí entra el proyecto de la Universidad de Guayaquil, que a decir de Andino debe ser analizado, mejorado y perfeccionado, pero es necesario tomar medidas, pues “el letargo de acción es el peor enemigo de la emergencia sanitaria”.

Coronavirus

Coronavirus: Trajes de bioseguridad devuelven un poco de calma a los médicos

Leer más

El proyecto

El coordinador del proyecto es el urbanista y catedrático de la facultad de Arquitectura Héctor Hugo, quien también propuso el Proyecto Delta y pudo hacer posible un cambio en la fachada de la universidad en coordinación con el Municipio de Guayaquil. Esta vez, el objetivo es mucho más ambicioso, porque incluye salvar vidas y hacerlo a tiempo.

“Sentí la obligación de aportar con algo en esta emergencia. Pero sabía que esto es un trabajo en equipo y multidisciplinario. Necesitaba datos y proyecciones. Encontré a Carlos Bort y empezamos a trabajar. Antes, realicé una esquematización de información cartográfica que permita dimensionar la emergencia”, explica.

El proyecto contempla, entre otros puntos, la adecuación del Centro de Convenciones Simón Bolívar y la Base Aérea de Taura para los pacientes positivos, y propone a la estructura hotelera como espacio de contingencia para la epidemia.

Ya las autoridades han hecho referencia a algunas adecuaciones al respecto. Por ejemplo, se instalaron camas en el coliseo del parque Samanes y las autoridades han adelantado información sobre conversaciones con el sector hotelero. En los protocolos de retorno, ya se contempla aislamiento en hostales, supo EXPRESO.

111

Coronavirus: Una fosa común en Guayaquil para los fallecidos por el COVID-19

Leer más
thumbnail_P02
Esta es la estimación realizada por el científico de datos Carlos Bort.Infografía

La propuesta de la Universidad de Guayaquil también contempla la provisión de medicamentos que han sido descritos como “eficientes para luchar contra el virus”, hidroxicloroquina y azitromicina, y llama a una alianza internacional para contrarrestar el impacto de la enfermedad con países que tienen la más baja tasa de mortalidad, como Alemania.

La única forma de detener la caída del sistema sanitario es hacer pruebas rápidas y una intervención que nos permita ser más efectivos en la identificación de pacientes y en el tratamiento oportuno.

Francisco Andino, epidemiólogo

Además de Héctor Hugo participaron en esta propuesta el ingeniero industrial Carlos Koch, los médicos Luis Falquez y Víctor Naula y el científico de datos español Carlos Bort.

Se añade la participación del epidemiólogo Francisco Andino, miembro de la mesa técnica de la emergencia sanitaria y quien facilita el nexo con las autoridades gubernamentales para conocer los alcances de la iniciativa.

Datos de la epidemia

  • Fallecidos. El año pasado, en esta fecha, se registraba un promedio de 14 personas fallecidas. Estos días de emergencia, se ha notificado de hasta 40 cadáveres por día, según dijo el INEC para una investigación de EXPRESO.
  • Claridad. Si el Gobierno transparentara las muertes recientes que no tuvieron autopsia, la cifra de casos COVID-19 podría ser más clara. Y permitir dimensionar, de una manera más concreta, los posibles contagios.
  • Esquema. Pese a que la estimación de contagios es alta, la gran mayoría de la población pasará la enfermedad sin síntomas o con síntomas leves, pese a aquello, el contacto con la población vulnerable puede tornar crítico el escenario del sistema de salud, que ya amplía camas, según el ministro.

En el estudio se determina que el Ministerio de Salud no discriminó entre enfermos comunes y casos sospechosos de COVID-19, lo que generó que los centros de salud sean un foco de contagio.

camas en la yolita

Coronavirus: “En Daule vamos a instalar unas 200 camas más para pacientes con COVID-19”

Leer más

El coordinador extiende a las autoridades la necesidad de peinar zonas y hacer pruebas aleatorias para determinar, estratégicamente, cuáles son los alcances de esta crisis. “Hay que hacer cercos, permitir que en cada distrito haya un punto de salud y un punto de abastecimiento de víveres, para que los contagiados no salgan de la zona”, propone.

El rector de la Universidad de Guayaquil, Roberto Passalaigue, aplaude la propuesta y aspira a que sea de ayuda en la emergencia. El documento ya está en las manos del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, y de las autoridades del Municipio de Guayaquil.

RECOMENDACIONES DEL ESTUDIO

  1. CAMPAÑA. Informar constantemente a la ciudadanía sobre las normas de higiene y salud: dormir entre 7 y 8 horas, nutrirse adecuadamente, enseñar cómo fortalecer el sistema inmune, alejarse de ondas electromagnéticas, no usar el móvil mientras se está cargando.
  2. ENFERMEDADES. Mantener una política de georreferenciación de zonas que presenten casos de dengue, así como de otras enfermedades, con el objetivo de aplicar medidas preventivas. Esto evitará la saturación del sistema de salud pública.
  3. TESTEO. Barridos por sectores, priorizando las zonas con datos positivos. El testeo es por casa y suministrando a cada miembro de la familia contagiada hidroxicloroquina y azitromicina, proveer de alimentos y productos básicos. Se vuelve a hacer el test en una semana.
  4. AYUDA. Convocar a una comisión internacional, con miembros de países que han logrado la contención del virus, como Corea del Sur y China, así como Alemania, donde se mantiene la tasa más baja de fatalidad en relación al número de contagiados.
  5. TELETRABAJO. Mantener el teletrabajo. Exigir reglas en supermercados triangulando los datos de la población con el supermercado, unidad de provisión de alimentos y demás servicios estratégicos. Controlar la entrada con el número de cédula de un único miembro de la familia.
  6. TECNOLOGÍA. Realizar una mesa técnica de planificación, apoyada en la plataforma ESRI, ArcGIS online de carácter interdisciplinario, con acceso a la información territorial georreferenciada, para tener respuestas inmediatas y proyecciones.
  7. INFRAESTRUCTURA. Iniciar inmediatamente la construcción de una infraestructura hospitalaria equipada en sectores estratégicos: Centro de Convenciones Simón Bolívar, Base Aérea Taura, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias, como centro de transferencia.
  8. INSUMOS. Coordinar con el sector privado la capacidad de desarrollo de seguridad para el personal médico, equipos y generación de kits de alimentos que permitan a las familias permanecer en cuarentena. Buscar opciones para personas que viven en la calle.
  9. MEDICINA. Se podría sugerir a la población la ingesta de agua tónica sin azúcar, debido a que este líquido contiene quina (planta antipalúdica y analgésica). Para ello habrá que establecer convenios con empresas como Coca Cola, para su expendio en puntos establecidos.
  10. CONTINGENCIA. En caso de no lograrse a tiempo la construcción de la infraestructura hospitalaria necesaria, los hoteles (con sus debidas adecuaciones) podrían convertirse en centros de atención hospitalaria para pacientes de COVID-19.