Gabriela Sommerfeld: "Me han hecho volar muy alto, también aterrizar"

  Ocio

Gabriela Sommerfeld: "Me han hecho volar muy alto, también aterrizar"

EXPRESIONES compartió una tarde con la presidenta de Equair, quien tras algún tiempo ausente, retoma el camino emprendido en la aviación.

Gabriela Sommerfeld
Gabriela Sommerfeld es la CEO de Equair, en otros tiempos estuvo a cargo de Aerogal.Cortesía Wolf Studios

Cuesta creer que de niña, Gabriela Sommerfeld desarrolló una fobia a volar, algo que venció con el tiempo, al punto de convertirse en la primera mujer ecuatoriana en presidir una aerolínea en América y Europa. Tras varios años de ausencia, con una nueva compañía aérea y muchas sorpresas por revelar, accedió a responder el Cuestionario de EXPRESIONES con su característica jovialidad y buen ánimo.

Una mujer adelantada para su época, pionera en muchas cosas.

Incursioné en una industria en la que el género no era un tema y solo existían varones.

Llama la atención su regreso al mundo de la aviación...

Aparecí de nuevo en la aviación. En el período en que estuve ausente, por cerca de 15 años, aprendí mucho de otros temas concernientes a la hotelería y al sector inmobiliario con un proyecto hermoso. Me apasioné en temas como el desarrollo sostenible y energías renovables.

Francesco Tabacchi

Francesco Tabacchi: "Soy un gallo de pelea"

Leer más

¿Siempre ha mirado alto?

Soy una mujer que cuando se propone algo lo consigue. A veces me cuesta un poco de trabajo llegar a donde quiero, pero llego. No importa cuánto trabajo me tome.

¿Entonces vuela alto?

Me agrada hacer las cosas de forma diferente, innovadora, consciente y proponer nuevos temas. Jamás me gustó seguir.

Prefiere que la sigan.

Me gusta (risas).

Usted pudo haber sido la inspiración para aquella canción que decía “Gaviota que emprende lejos y no se detiene...”.

Gaviota sí me han dicho (risas). Me gusta volar. A las mujeres serranas, las montañas nos marcan límites y no nos permiten ver un horizonte lejano. Es una ventaja para la gente de la Costa tenerlo todo muy amplio. Uno puede llegar a donde sea, no hay el pequeño o el grande; existe el hábil, el que persevera y se propone y forma equipos.

¿Y la han hecho volar?

Muy alto algunas veces (risas). También me han hecho aterrizar.

Gabriela Sommerfeld
Gabriela Sommerfeld, desde niña se sintió atraída por los negocios.Wolf Estudios

¿Cómo reacciona con la gente ‘avión’?

Respondo igual. Soy una mujer abierta si me dan la confianza; si hay que mantener un protocolo, lo hago. Me adapto a diversas situaciones.

Como un camaleón se mimetiza...

La vida obliga (sonríe).

¿Es cierto que fue una niña atípica que prefería armar rompecabezas que jugar con muñecas?

Patricio Alarcón

Patricio Alarcón: "Me hubiese gustado un canelazo con Winston Churchill"

Leer más

Me fascinaban los rompecabezas al igual que los legos. Facturaba en la caja registradora de Fisher-Price, jugaba a la oficina y a los negocios y a que construía hospitales y aeropuertos.

¿Qué papel jugaron sus padres en usted?

Un papel muy importante. Mi madre me enseñó que una mujer puede ser independiente cuando se lo propone y, sin importar la edad, lograr los objetivos que quiera. Cuando ella ya había cumplido los 50 años, estudió diseño de modas en Italia.

¿Y de su papá qué me dice?

Siempre nos dijo que la mujer no debe depender de su pareja. Me tocó entenderlo con el tiempo. Estudié una maestría para adquirir mayor conocimiento y salir al mundo laboral. Lo hice y así pude criar a mis hijos. Todo esto me ayudó a conocerme como mujer.

¿Cómo vio siempre el tema de la aviación?

Como una herramienta para el desarrollo de un país, muy potente para la industria turística.

Gabriela Sommerfeld
La empresaria también ha incursionado en el mundo inmobiliario y hotelero.Wolf Estudios

Una mujer de mundo, pero que siempre vuelve los ojos a Ecuador.

Amo a mi país, amo la cultura, la familia extendida, la manera de expresarnos, los abrazos y los besos sin importar cuánto conoces a esa persona, la facilidad de ser amigo de tus amigos. Me encanta el ritmo de los latinos.

¿Y qué ritmos la seducen?

Todo tipo de música. De niña tocaba el piano, estudié en el Instituto de Música Sacra. Me encanta Chopin, Bach, pero también estuve en un grupo de rock de mujeres en mi época colegial. Al mismo tiempo formé parte de una banda de música protesta.

Pero su fuerte es lo tropical, me dicen.

Alberto Acosta Burneo

Alberto Acosta Burneo: "Me gusta todo tipo de música, hasta reguetón"

Leer más

Me fascina la salsa. Tuve un segundo matrimonio que fue en Colombia y amo el vallenato.

¿Y en este momento qué escucha?

En este momento, música que me relaja, que en las noches me permite entrar a un sueño profundo. Pero cuando motivo a mujeres, debe ser aquella que me impulse a decirles ‘podemos’.

“En casa, me encanta cocinar comida italiana. Hago un buen ceviche costeño y me gusta arreglar las cosas. Me gusta salir con mis hijos a jugar golf... No soy buena, pero tengo buen look (risas). Y con mis amigas, telefunken”.

Hablando de su segundo matrimonio, tuvo buena cobertura en el vecino país.

Fue muy publicitado. La música estuvo espectacular, para mí le pone ritmo a la vida, te acompaña.

Me dicen que por ese señor usted perdió la cabeza.

Me casé en tres meses. Fue una relación muy bonita. Viví cosas que no había experimentado. Ha sido lo mejor y lo peor que he tenido, pero me quedo con lo primero. Colombia es un país muy bonito y lo disfruté al máximo, es lo que rescato.

Paulina Rubio

Paulina Rubio quiere jacuzzi en su habitación y agua vitaminizada

Leer más

¿Y cómo está su corazón?

Palpitando bien (risas).

¿Está libre para amar de nuevo?

Es un corazón que siempre ama.

¿Le apostaría de nuevo al amor?

Creo que no tengo tiempo para eso (risas).

¿En su vida se ha encontrado con gente de alto vuelo?

Mucha gente.

¿Qué la hace aterrizar?

Mis hijos me anclan a la tierra y me hacen pensar si debo seguir por un camino. Muchas de las decisiones en mi vida profesional las he tomado por y para ellos.

¿Qué la hace volar?

Actores de Camino a la libertad

Camino a la libertad, un homenaje a Guayaquil y su gente

Leer más

Mis sueños, mis inspiraciones, mi gente, el equipo que me rodea desde siempre, la bandera, la Tri. Somos un país chiquito y con gran potencia en muchas áreas. Somos ganadores.

¿Con qué ave se identifica?

El colibrí. Es hermoso, mueve sus alas muy rápido para mantener su sustentación. A veces su cuerpo no lo acompaña y, sin embargo, sigue volando con perseverancia para sostenerse en el aire.

¿Nunca ha sido un águila?

Es agresiva. No me gusta depredar, prefiero construir y ayudar.

¿Pero qué agarra Gabriela?

Agarro lo bueno de la gente. Tengo una memoria muy frágil para recordar lo malo. Vivo con tranquilidad en mi corazón.

“El trayecto de mi vida ha sido intenso. Yo termino algo, cambio la página y escribo una nueva historia en la que me adentro profundamente. Si algo me obliga a dejarla, pues la reescribo luego y en un nuevo capítulo”.