Durán se come el cerro del Peñón del Río

  Guayaquil

Durán se come el cerro del Peñón del Río

Vecinos de esa urbanización denuncian al Cabildo ante los medios. Además acusan a la entidad de haber vendido áreas verdes.

Así se observa la huella en la zona montañosa del Peñón del Río.
Así se observa la huella en la zona montañosa del Peñón del Río.Miguel Canales / EXPRESO

Cuando los vecinos de Peñón del Río llegaron allí, hace más de tres décadas, el proyecto habitacional prometía exclusividad, tranquilidad, silencio y aire limpio, devenido de un sector montañoso y arbolado, ubicado dentro de la zona, un ensueño residencial que este 2021 dejó de ser, de forma abrupta, cuando el Municipio del Durán decidió explotar el cerro, herirlo en nombre del desarrollo y poner como argumento la crisis.

Acto. La concejala saliente junto al alcalde Dalton Narváez (c).

Durán: Concejala del PSC deja el cargo a su alterno, por un "acuerdo previo"

Leer más

Todo empezó en enero, con la transportación de volquetes, y continuó con una nube de polvo cubriendo las casas y calles. Peñón del Río, en su avenida principal, parece hoy escenario del viejo oeste, pero eso no es lo peor.

Las familias reportan ruido, temblores por la movilización del transporte pesado y preocupación por su salud, pues el material particulado que deja la labor en la cantera, cuando los vehículos movilizan lo extraído del cerro, ha causado molestias respiratorias en más de uno. Añaden a la denuncia, además, la presunta venta de varias zonas que estaban delimitadas como áreas verdes dentro de esta ciudadela.

AntecedenteEl 23 de junio de 2014, el Concejo Cantonal resolvió expropiar un lote de alrededor de 50 mil metros cuadrados en el lugar, para construir el reservorio de agua.

Consciente el Municipio de esta queja, el 5 de agosto de 2021, en las redes políticas del alcalde de Durán, Dalton Narváez, se informaba que el material extraído de las entrañas de la montaña de Peñón del Río es para obras.

GALPON

Sanción contra Durán por afectación a zona residencial en Jardines de Panorama

Leer más

“Es de conocimiento público que 2020 fue un año crítico, debido a la pandemia y a la falta de asignaciones desde el Gobierno central, que no han sido pagadas en su totalidad, la administración no podía quedarse de brazos cruzados, dejando sin obras a sectores que necesitaban rápida intervención para evitar que colapsen con la época invernal”, reza en ese audiovisual.

En Durán, y cerca del cantón, hay dos canteras únicamente, Poco Palo y cerro Grande, pero las distancias representan un costo muy alto de movilización, explicó Ricardo Coronel, director de Planeamiento. “De allí que se haya decidido entrar a Peñón”, en cuyo cerro, en 2014, hubo una expropiación para crear un reservorio de agua.

Una camioneta, de retirada en la calle principal del Peñón del Río.
Una camioneta, de retirada en la calle principal del Peñón del Río.Miguel Canales / EXPRESO

Sectores como 288 Hectáreas, las cooperativas María Luisa, Bienestar Para Todos, Una Sola Fuerza y otras han sido rellenadas con material de allí, se muestra en el video, que no dice, en cambio, que para entrar allí, a explotar la naturaleza, ni el Cabildo ni la empresa privada a la que este cedió acceso provisional a cambio de material han tramitado ni permiso de minas ni de ambiente.

Escenario. Una de las gráficas que pudieron tomar los moradores.

Durán: A Brisas de Santay le rellenaron parte del lago

Leer más

El director de Gestión Ambiental del Municipio, Javier Real, justifica la omisión de esos trámites. Explica que el permiso de minas no se ha podido sacar porque “el catastro minero está cerrado y el Gobierno ha expuesto que se abrirá pronto”.

Una vez que se tenga ese documento, y solo cuando eso suceda, será posible tramitar el permiso ambiental, añade el funcionario. Hasta que eso ocurra, el gobierno local ha procurado autogestionarse informes de diferentes departamentos. La concesionaria, que oficializará su actividad dentro de poco, deberá, entonces, tramitar los permisos que hacen falta en otras instancias.

Dejé mi casa en Entre Ríos para tener plantas, vegetación. Quería una vejez saludable y agradable, pero mire lo que tengo: ruido y enfermedad”.

Piedad Encalada,

Asociación de Propietarios

“Entramos a la montaña sin documentos, por la necesidad de la obra pública. Tenemos que atender a la población. Además, el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial (Cootad) nos faculta a hacerlo”, resalta Real.

La zona donde en noviembre pasado se registró un incendio. Brisas de Santay limita con industrias.

Durán: Industrias, una bomba de tiempo para la ciudadela Brisas de Santay

Leer más

Aclara, además, que Peñón del Río no es una zona protegida y que la actividad de extracción está lejos de un centro poblado (pues aunque queda dentro de la ciudadela, se encuentra alejada de la zona urbanizada). Esto aunque un estudio demuestra que en la zona se hallaron piezas históricas de antes de Cristo.

“La extracción de áridos y pétreos es una competencia exclusiva de los municipios, por lo que estos se pueden explotar o concesionar. Es una actividad que se puede hacer en áreas que no sean parte del sistema nacional de áreas protegidas, que no sean urbanas o de expansión y que no constituyan una zona de riesgo. No hay incumplimiento en este caso”, remarca el funcionario.

Protesta. Diario EXPRESO acompañó a los vecinos en una protesta reciente sobre el tema.
Protesta. Diario EXPRESO acompañó a los vecinos en una protesta reciente sobre el tema.Miguel Canales / EXPRESO

Sobre por qué una empresa privada está dentro del Peñón, Luis Felipe Baquero Brito, jefe de Minas, explicó que esta presta servicio para el Municipio. “En el lugar se hacen implosiones, que generan una menor afectación. No hay ruido ni material pétreo volando en el aire”, añade el técnico.

Janeth Maenza muestra su tanque de agua derretido por el calor. Su casa está a seis metros del incendio.

Durán: Tanques de agua y medidores derretidos en Brisas de Santay

Leer más

Pero a los vecinos del Peñón, ese discurso no los convence. Piedad Encalada, presidenta de la Asociación de Propietario, dice que el Municipio ha convertido al cerro, la insignia del lugar, y de su nombre, el ícono natural con flora y fauna, al que caracteriza su bosque seco, en una cantera que solo llevó caos.

“Deforestan el Peñón y contaminan el ambiente. No solo tenemos que soportar el ruido de máquinas y volquetes, sino la destrucción total de nuestra calle principal. Estamos mal de salud y psicológicamente”, dice la moradora.

Encalada destaca, además, que han identificado que predios destinados a áreas verdes han sido vendidos por el Municipio. Enlista los lotes B4, B3, B2 y B1. Aunque el procurador síndico, Miguel Romero, dice que no se pueden realizar este tipo de trámites jurídicamente, esta versión es contradictoria a la de Ricardo Coronel, director de Planeamiento.

“La crisis hizo que el gad tome la decisión para generar recursos de esos terrenos. Se hizo un cambio de uso de suelo de dominio público a dominio privado, y se vendió, pero no hay impacto, porque no hay villas cerca. Además, esto permitió a la Municipalidad generar recursos”, justifica.

De las alrededor de 50 hectáreas de Peñón del Río que pertenecen al Cabildo, se ha explotado menos del 20 %, asegura la autoridad, que promete a los vecinos cambiar la ruta de los camiones y volquetes, pero advierte que seguirá depredando el cerro en nombre del desarrollo.

Estudio destaca la riqueza arqueológica del lugar

Tránsito. Volquetes y camiones entran y salen de la ciudadela para cargar material y retirarlo.
Tránsito. Volquetes y camiones entran y salen de la ciudadela para cargar material y retirarlo.Miguel Canales / EXPRESO

En un estudio realizado por la Unidad de Investigación de la Escuela Técnica de Arqueología de la Espol, que data de los años ochenta y al que EXPRESO tuvo acceso, se detalla que Peñón del Río tiene una riqueza arqueológica notable.

ADOLESCENTE IMPLICADO (6685856)

El miedo a represalias ata de manos a jueces y fiscales en el cantón Durán

Leer más

Dentro de los hallazgos, existen elementos que indican la presencia de asentamientos como montículos y otras alteraciones topográficas intencionales, que datan del periodo formativo (3.600 a.C. y el 500 a.C.), entre ellos canales de drenaje, campos elevados y restos de estructuras que constituyen áreas de actividad familiar.

Entre las piezas halladas y documentadas en esta investigación, se pueden encontrar hachas o azadas de piedra pulida, cuentas rojas de Spondylus que formaron parte de brazaletes, artefactos de hueso y navajas de obsidiana.

En el estudio participaron seis profesores y más de 20 estudiantes.