Guayaquil

Durán: Tanques de agua y medidores derretidos en Brisas de Santay

Vecinos debieron dormir cerca del lago el día del incendio. El humo ha entrado a las casas. Se denuncia inacción de la autoridad.

Janeth Maenza muestra su tanque de agua derretido por el calor. Su casa está a seis metros del incendio.
Janeth Maenza muestra su tanque de agua derretido por el calor. Su casa está a seis metros del incendio.Álex Lima / Expreso

La casa de Janeth Maenza está a seis metros del incendio de la compañía Procarsa, en la ciudadela Brisas de Santay, en Durán. El fuego que el lunes en la noche se pudo ver desde Guayaquil, en el patio de su casa puso el cielo rojo. El calor eran tan intenso como el miedo a morir de asfixia que sintió.

Incendio

Incendio en Durán: aún hay fuego que apagar

Leer más

Dos días después, toneladas de escombros de materia prima calcinados se acumulan en la calle que separa a la manzana C de Procarsa. Dos días después, bomberos luchan contra el  fuego en un escenario apocalíptico. Dos días después, un medidor y dos tanques de agua de Janeth Maenza están completamente derretidos. 

"Yo pensé que estas cosas sucedían en las películas. No sabía qué hacer o adónde ir. La angustia casi me mata.  Y yo sufro del corazón". Janeth Maenza cuenta el terror vivido, en medio de la indignación. Ve al alcalde Dalton Narváez decir a medios que nadie debió ser evacuado, ve al jefe de Bomberos, Carlos Montúfar, decir que no hubo mayores daños y que no era necesario evacuar y ve sus tanques de agua derretidos, su casa llena de humo. Y llora. Llora porque no entiende cómo nadie se acercó a decirle qué  hacer en un momento como este, en que su barrio se convirtió en el mismo infierno.

Procarsa ha perdido su materia prima y no lamentó vidas, pero este incendio sin duda deja una huella en los vecinos de Brisas de Santay. Cuatro familias que estaban en la manzana C de esa ciudadela la noche del incendio debieron dormir en una estructura adaptada como club, cerca de una laguna, a unas cuadras, y hasta este 4 de noviembre aún muchas familias respiraban el humo que dejó el flagelo.

Incendio en Durán

Incendio en Durán: “Fue una noche difícil, la falta de agua resultó fatal”

Leer más

Bolivia Orna también vive en esa manzana, frente a Procarsa. Ha tenido que dormir fuera de casa porque allí no se puede respirar. El cerramiento de su casa está lleno de cenizas y ha entrado polvillo a su sala. Lo más indignante, dice, es que como moradores ya habían advertido a la autoridad sobre el tema.

"Hemos enviado oficios al Municipio, Ministerio del Ambiente y Defensoría, para que nos ayuden en el tema de la seguridad industrial. Hay problemas ahora mismo con la ceniza. ¿Hasta cuándo debemos soportar esto?", cuestiona.

El datoEl incendio se originó en Procarsa, una cartonera ubicada en el kilómetro 6,5 de la vía Durán-Tambo. Las vías alternas son la Durán-Yaguachi y Durán-Boliche. Los vehículos pesados se desvían por el kilómetro 5,5.

En este sector tenemos contaminación industrial. El incendio ha levantado un tema que estaba sin respuesta. Alguien debe hacer algo por la seguridad de quienes vivimos aquí.

Bolivia Orna, moradora de Brisas de Santay.
Moradores del sector han sido afectados y han debido dormir fuera de casa.
Moradores del sector han sido afectados y han debido dormir fuera de casa.Blanca Moncada / EXPRESO

Fabián Rivadeneira es el presidente del Comité Pro Mejoras de Brisas de Santay. Confirma que alrededor de diez casas son las afectadas. Critica, además, la falta de protocolo en torno a la emergencia. "Nunca hubo sirenas o nos dijeron algo. Reaccionamos por nuestra cuenta, cuando teníamos las llamas encima", lamenta.

Bomberos colaboran en apagar el fuego en una empresa de Durán.

Incendio en las bodegas de Procarsa obliga a cerrar la vía Durán-Tambo

Leer más

Piden a la autoridad que se respeten las normas de distancia entre industrias y viviendas. "Apenas seis metros nos separan de Procarsa. No tenemos garantías de que esto no ocurra otra vez", explica.

¿Y si el viento nos jugaba en contra? Créame que todo el humo hubiera intoxicado a los vecinos del sector. No hay protocolos de emergencia.

Fabián Rivadenira, presidente del Comité Pro Mejoras.

El Municipio resalta orden y admite que hay sectores sin agua

El alcalde Dalton Narváez confirmó que fue la autoridad la que decidió no evacuar a los vecinos, porque el viento jugó a favor. Afirma que se siguió un protocolo de seguridad desde que se inició el incendio y que la acción fue oportuna.

Además, ha confirmado que hay sectores que reciben agua en tanquero, que no han sido abastecidos porque los automotores se movilizaron a ayudar a los bomberos en la zona del incendio. Sin embargo, aseguró que "el agua no ha faltado".

MolestiasAunque está controlado el incendio, habrá cenizas y humo las próximas horas, advirtió el Cuerpo de Bomberos, que asegura que "no se ha afectado el abastecimiento de agua durante los trabajos".