Guayaquil

Dos lugares turísticos de Guayaquil, en el foco de la inseguridad durante la pandemia

La Policía revela a EXPRESO los cinco puntos donde más se concentró la delincuencia y cuenta el trabajo diario que hace para reducirla

Inseguridad en Guayaquil
La zona donde está inmersa el malecón del Salado, es afectada por la delincuencia.VALENTINA ENCALADA/EXPRESO

Hace unos cinco meses, aproximadamente, antes de que inicie la pandemia del COVID-19, un muchacho llegó agitado, por el lado de el puente de El Velero, al Malecón del Salado, punto turístico situado en el centro de Guayaquil. Era de tarde y el joven estaba corriendo. Lo venía haciendo, asustado, desde hace varios kilómetros.

El personal de seguridad de ese sitio notó que otro hombre lo perseguía con un arma de fuego en la mano. Entonces le bloquearon la entrada al agresor y uno de los guardias forcejeó con él hasta quitarle la pistola. El delincuente regresó corriendo por donde llegó.

comunidad

Urbanor se blinda con la instalación de cámaras de videovigilancia

Leer más

La escena ocurrió en el ingreso de ese punto turístico donde a diario, antes del COVID-19, llegaban cientos de familias, visitantes locales y turistas a pasear. Esto alarmó a decenas de visitantes y moradores de la zona y, puso en evidencia que a los delincuentes no se les escapan ni los lugares más emblemáticos, incluso a aquellos que cuentan con seguridad y cámaras de vigilancia.

El hecho fue narrado por Adolfo Campozano, morador del barrio Garay, quien sale a caminar en las tardes por los alrededores. Uno de los guardias de seguridad corrobora la historia a EXPRESO, pero asegura que algo similar no se ha vuelto a presentar en el sitio. Añade que los casos de robos o asaltos que se han dado en los últimos cuatro meses han sido en los alrededores del Malecón, más no adentro. “Somos cinco guardias quienes cuidamos todo el día el Malecón”, enfatiza.

El trabajador añade que por su cercanía al populoso barrio Garay, ese lugar que se extiende desde el parque lineal de la Universidad de Guayaquil hasta el puente El Velero, se ha visto salpicado de inseguridad.

Inseguridad

Guayaquil: al menos 15 asaltos y 3 carros robados al día

Leer más

“Llegan a consumir y a vender drogas. Los ladrones se pasean por la universidad y el Malecón, se hacen pasar por estudiantes. Le han hurtado la cartera a las mujeres, han asaltado con cuchillo”, cuenta también Alfredo Moreira, quien tiene varios años trabajando como cuidador de carros en las afueras de la Universidad de Guayaquil y en uno de los ingresos a este Malecón. Dice que la venta de drogas, el hurto, robos, vandalismo y demás delitos pasan más en las noches.

El sector del Malecón del Salado, donde se incluyen el barrio Garay y el barrio del Salado, es una de las cinco zonas más conflictivas de Guayaquil, tras el coronavirus, según el listado entregado a EXPRESO por la Policía de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

Pero no es el único lugar turístico de la urbe porteña, cuya zona es parte de la lista y que ha registrado delitos en lo que va de la pandemia. El sector del parque Centenario también está incluido. EXPRESO también recorrió esa zona.

escopolamina

Escopolamina en gel: la delincuencia se reinventa con la pandemia del Covid-19

Leer más

Esta plaza que es un ícono de la ciudad y la muestra al mundo la independencia del puerto principal, está situado a mitad de la reconocida calle 9 de Octubre.

“Esto no es un problema reciente. Esta plaza, la misma calle 9 de Octubre, a pesar de ser algo representativo de la ciudad, siempre tiene venta de droga, consumo, estafas, prostitución, etc”, cuenta Carlos Moreno, publicista, quien transitaba por el lugar.

Los otros puntos conflictivos de la lista son la Bahía, zona donde reina el comercio informal, la Entrada de la 8 y los alrededores del Mall del Sur, otros sitios también 'tradicionalmente' afectados por la delincuencia.

No obstante, el coronel de la Policía de Estado Mayor, Henry Tapia, subcomandante de la Zona 8, indica a este Diario que ha habido una reducción de la delincuencia en la Zona 8, del 40 % en comparación de este año con el 2019. Lo que representa 3.716 eventos delictivos menos que el año pasado, explica la autoridad.

“Desde el 15 de marzo cuando empezó la pandemia y confinamiento, hasta el 20 de mayo que se registra la nueva normalidad en Guayaquil con el semáforo amarillo, se registraron 556 delitos”, añade.

El coronel asegura que la reducción no solo se debe al aislamiento domiciliario al que obligó la pandemia, sino también a los trabajos de inteligencia, patrullajes a pie, en motos y en carros que de forma constantes, menciona, hace a diario la Policía.

OPERATIVO POLICIAL POR CORONAVIRUS

117 infractores son detenidos por cometer delitos en la Zona 8

Leer más

En los puntos donde se movió la delincuencia en medio de la emergencia sanitaria, Tapia detalla, que la Policía estableció un trabajo reactivo y proactivo en la urbe, que consiste en el patrullaje periódico en estos puntos, donde además se estaciona para hacer más presencia policial. Además, cuenta, que mantiene coordinación directa con los encargados de la seguridad privada de estos centros.

En la Plaza del Centenario por ejemplo, la Policía ejecuta desde el inicio de la pandemia recorridos en bicicleta para pedir identificación a todos quienes lleguen y se instalen en las afueras de este parque. Quienes no muestren una justificación legal, son desalojados.

Parque del Centenario
El Parque del Centenario está ubicado a mitad de la calle 9 de Octubre.VALENTINA ENCALADA/EXPRESO
20200602_111552

Capturan a los cabecillas de una banda dedicada al microtráfico en la Alborada

Leer más

En este mes de julio de 2020, el país se reactivará más, según la planificación del Gobierno, y los puntos turísticos del puerto principal podrán recibir a las familias y a los turistas. El subcomandante advierte que el principal atractivo para los ladrones en lugares abiertos, es el celular y que la ciudadanía debe tomar precauciones con su móvil en esos puntos.

Añade, para asegurar una reactivación segura, que los puntos turísticos, a más de implementar las medidas de bioseguridad deberán instalar, si es que no tienen, cámaras de vigilancia. “Nosotros como Policía Nacional tenemos el personal policial del servicio de Turismo el cual presta su contingente en los principales lugares turísticos a más del servicio motorizado de cada Distrito en donde se encuentran estos centros turísticos, de la ciudad fortaleciendo de esta manera la seguridad ciudadana”, concluye.

Según cifras del ECU 911, entre el 1 de marzo hasta el 6 de julio, hubo 1.896 alertas de robos a personas en Guayaquil y 1.076 hurtos.

EXPRESO le preguntó al Municipio de Guayaquil si prepara una planificación para la reactivación segura de los centros turísticos y cómo ha lidiado con la delincuencia en estos lugares en medio de la pandemia, pero no hubo respuesta.

Revisa el mapa