Guayaquil

Guayaquil: al menos 15 asaltos y 3 carros robados al día

La inseguridad ha ganado aún más espacio, en los últimos dos meses, ante la ausencia de guardias y el poco movimiento en algunas zonas comerciales

Inseguridad
La inseguridad se concentra en diferentes zonas de Guayaquil.Miguel Canales/EXPRESO

En la esquina de las calles Ayacucho y la octava del suburbio de Guayaquil un auto oscuro se parquea. Permanece allí, casi obstruyendo el paso vehicular del carril izquierdo de Ayacucho por 35 segundos, hasta que llegan sus víctimas... Son las 06:40 del pasado 10 de junio y sin percatarse de la presencia de los antisociales que se esconden en el carro sospechoso, Katy Zambrano y su amigo llegan caminando hasta el auto blanco de la mujer.

Cuando están a punto de embarcarse, con amenazas y apuntándolos con armas de fuego, tres antisociales, se bajan apresurados del auto negro para asaltarlos.

A1-6212689 (16212689)

"Mientras el coronavirus de a poco se va, la delincuencia vuelve al barrio"

Leer más

Pudo haber sido una típica escena de robo, donde el miedo congela el cuerpo de la víctima, los músculos son incapaces de moverse y el corazón late aceleradamente. Aquello no ocurrió con Katy, quien emprendió un 'corre corre' de pocos segundos y que cesó tras un tiro al aire de uno de los antisociales, enfurecido por la valentía de la mujer. Finalmente, Katy lanza su celular y su billetera debajo de otro auto para no entregárselos y uno de los delincuentes solo alcanzó a recoger el móvil.

“Mi billetera, donde tenía mis documentos, no se la llevaron, porque cayó más lejos cuando lancé mis pertenencias”, narra a EXPRESO la joven.

Estas imágenes que parecen de película, quedaron registradas en la memoria de una cámara de seguridad que ahora está en manos de la Policía con el fin de investigar la identidad y paradero de los sospechosos.

Katy cuenta, que antes de salir de casa observó al mismo carro oscuro merodeando su sector y luego se encontró con él dos cuadras arriba donde se suscitó el asalto.

20200602_111552

Capturan a los cabecillas de una banda dedicada al microtráfico en la Alborada

Leer más

“Yo sabía que podían robarme porque el sector es inseguro. Lo tenía presente desde hace tres meses cuando un grupo de hombres asaltaron con metralletas a un restaurante cercano a mi casa”, recuerda.

Este caso no es un asalto aislado. En Guayaquil desde el 1 de junio de este año hasta hoy, de acuerdo a las cifras del sistema integrado ECU 911, se han reportado 165 robos a personas. Es decir, al menos a 15 personas fueron asaltadas al diariamente.

En lo que va del mes, se han dado 17.298 llamadas de alertas al ECU 911 y más del 65 % de esa cantidad está relacionado a problemas de inseguridad. El promedio diario de llamadas es de 1.730.

Y es que la delincuencia gana cada día más cancha, mientras la urbe porteña se reactiva con el pasar de los días, tras la emergencia sanitaria del coronavirus. Esto, pese a que según las notificaciones de la Policía Nacional, en el puerto principal, entre el 1 al 11 de junio ha realizado alrededor de 4.000 patrullajes en zonas conocidas como más peligrosas.

Entre 1 al 11 de mayo pasado hubo 113 robos a personas. Lo que muestra que en este mes, en ese delito, hay un aumento de 52 robos.

rashford-perro-caro-casa

Los futbolistas pagan hasta 30.000 dólares por perros guardianes

Leer más

ROBOS A CARROS

Uno de los delitos que se mantiene en los últimos meses y que más preocupa a los habitantes de Guayaquil, es el robo de carros. De lo que va de este mes, según las llamadas al ECU 911 se han registrado 24 robos de carros y en mayo, en ese mismo lapso, la cifra fue de 25. Es decir a diario se roban de 2 a 3 autos en Guayaquil.

En las redes sociales, cientos de ciudadanos se quejan de la delincuencia en las calles. Asaltos y robos se dan en varias zonas comerciales como en el sector de Urdesa donde más de una decena de locales de entretenimiento nocturno han cerrado sus puertas por la crisis económica que trajo el coronavirus y los que quedan, en su mayoría, ya no cuentan con guardianía.

La misma situación se viven en los puntos comerciales de Los Ceibos, en el norte de Guayaquil, otro ejemplo, donde los guardias y hasta cuidadores de vehículos se han quedado sin trabajo y los locales atienden sin brindar protección privada a su clientela.

Esta difícil situación la vivió la noche del 9 de junio Romina Sánchez, quien llegó a una cafetería en Los Ceibos con una amiga, después del trabajo.

daule clinica

Descubren una clínica clandestina que a la vez era guarida de delincuentes

Leer más

“Dejé el carro estacionado fuera de la tienda por pocos minutos y cuando regresé me había roto el vidrio del carro. Se me llevaron la computadora”, cuenta indignada y preocupada por el panorama delincuencial que, incluso, con la crisis del Covid-19, no cambia en la ciudad.

Por su parte Víctor Aráus, Comandante de la Policía de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) insiste en que el patrullaje policial disuasivo se realiza todo el día y que se intensifica en las noches por el toque de queda. Añade que la institución ha actuado ante las alertas con la detención de muchos de antisociales.

“Garantizamos el patrullaje en todas las zonas de Guayaquil. Los patrullajes han sido permanentes durante la emergencia y las personas que están en las calles después del toque de queda deben presentar su justificación”, menciona a EXPRESO.

Sin embargo los asaltos en las calles, en los buses los robos a vehículos y hasta los secuestros experés, como ya lo ha contado este medio, continúan.