Guayaquil

Capturan a los cabecillas de una banda dedicada al microtráfico en la Alborada

Entre las evidencias figuran automóviles y armas de fuego que servían para intimidar a las personas.

20200602_111552
Captura. Los sujetos fueron detenidos este lunes 1 de junio en el sector de la Alborada.Juan Daniel Ponce / EXPRESO

Los moradores de la ciudadela La Alborada se sienten un poco más tranquilos luego de la detención de los cabecillas de una banda delincuencial que se dedicaba al microtráfico de drogas e intimidación que operaban en este sector del norte de Guayaquil.

Alborada robo amarillo

Coronavirus: Menos alertas por robos tras el cambio de semáforo en Guayaquil

Leer más

La captura de los dos sujetos se dio la tarde de ayer, 1 de junio, luego del operativo denominado 'Victoria 369', efectuado en el Distrito Modelo, indicó Julio Miño, jefe de la Policía Judicial de la Zona 8.

evidencias 2 de junio policia zona 8
Hecho. Entre las evidencias figuran dos automóviles y dos motocicletas que servían para ejecutar los delitos.Juan Daniel Ponce / EXPRESO

En el allanamiento se encontraron varias armas de fuego, entre ellas: una tipo pistola, una ametralladora y dos tipo alimentadoras.  Asimismo, 113 municiones sin repercutir, 1.5 gramos de cocaína, $ 2.000 en efectivo, diez celulares, 16 relojes, una caja fuerte, una máquina contadora de dinero, dos automóviles y dos motocicletas.

robos

Los asaltos y robos no cesan pese a la emergencia

Leer más

El uniformado indicó que el modus operandi de los sujetos era el "pasadero de manos en microtráfico", mientras que con las armas intimidaban a las personas y posteriormente el robo en este y otros sectores del Puerto Principal.

Mientras que con los vehículos, los detenidos se encargaban del expendio del microtráfico en el sector y prestaban las armas para otros tipos de delitos. Los aprehendidos no registran antecedentes.

Para ciudadanos, como Julia Morla, quien habita en la sexta etapa de la Alborada, es necesario que los operativos se concentren nuevamente en las ciudadelas, sobre todo durante las madrugadas. "Mientras el toque de queda era mayor, tengo la sensación de que hubo menos robos, no se escuchaba nada. Ahora todo ha vuelto a la normalidad: más robos, más gritos y gente preocupada porque al salir te esperen para que un antisocial se lleve tus cosas", precisó.