Guayaquil

Escopolamina en gel: la delincuencia se reinventa con la pandemia del Covid-19

Los más propensos a ser escopolaminados para ser asaltados son los hombres de 25 a 50 años, advierte una autoridad policial

escopolamina
Un hombre acude a la Fiscalía de flagrancia de Guayaquil a poner una denuncia tras ser escopolaminado por dos mujeres.ARCHIVOS

Entre las calles Letamendi y la 31, en el suburbio de Guayaquil, este jueves 25 a plena luz del día, un antisocial le quitó las pertenencias a un hombre en las afueras de su casa. Lo apuntó y amenazó con una pistola delante de otras personas que, ante el temor del arma, no reaccionaron. Al ladrón le costó menos de 15 minutos propiciar el asalto. Luego escapó en una motocicleta manejada por su cómplice.

Las imágenes que quedaron registradas en una cámara de seguridad se viralizan en redes sociales. Y a los internautas el hecho no les sorprende. Pues los asaltos son 'el rezo diario' de Guayaquil.

OPERATIVO POLICIAL POR CORONAVIRUS

117 infractores son detenidos por cometer delitos en la Zona 8

Leer más

Esta modalidad, robo en moto, sigue siendo una de las más comunes en la urbe porteña, pese a las restricciones que apenas en marzo pasado la Gobernación y la Municipalidad realizaron, dispusieron como ordenar que desde las 19:00 a las 07:00, no pueden circular dos personas en una misma motocicleta.

LA REINVENCIÓN NEGATIVA

Pero aunque algunas modalidades de robos como esta se mantienen, está claro que con la pandemia del Covid-19 han surgido nuevas. Una de esas, según una denuncia hecha a la Fiscalía por una ciudadana en Guayaquil, es el 'adormecimiento' de la víctima a través de escopolamina en gel antibacterial.

Según la mujer, antes de subir a Metrovía, una señora le ofreció gel para desinfectarse las manos, lo tomó, se frotó y después se sintió mareada. Luego la misma mujer y otro hombre la envolvieron en medio de una discusión, la hicieron caminar varias cuadras para luego abandonarla en una calle y llevársele el celular.

Pero el caso no es aislado. El coronel de la Policía de Estado Mayor, Henry Tapia Lafuente, subcomandante de la Zona 8 (que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón) le indica a EXPRESO que de marzo a mayo se han presentado 22 denuncias de robos donde se involucra escopolamina. Es decir, que los antisociales han usado esa droga para aletargar a sus víctimas y luego aprovecharse de ellas.

Inseguridad

Guayaquil: al menos 15 asaltos y 3 carros robados al día

Leer más

Si bien en ese mismo lapso del 2019 la cifra de robos con esta modalidad fue mayor: 176, la modalidad, dice Tapia, se mantiene y se adapta al tiempo en que vivimos. Además la cifra es mucho menor, porque en esos meses la ciudadanía ha permanecido en sus casas tras la cuarentena de la pandemia sanitaria.

Esta modalidad parece resurguir con fuerza en medio de la pandemia, no solo en Guayaquil, sino en diferentes ciudades y países.

“Lo primero que debemos saber es que esta droga no tiene sabor, ni color ni olor reconocible, así que es imposible detectarla a simple vista o con el olfato. Puede estar en un vaso de agua; dentro de un periódico que al abrirlo esparce su contenido en polvo y ser aspirado vía nasal; diluido en  licores o bien inyectado en dulces”, explica la autoridad policial.

LÁS VÍCTIMAS Y LOS LUGARES MÁS FRECUENTES

De acuerdo las estadísticas de la Policía, Tapia señala que los tres lugares donde más se presenta este tipo de asalto son: primero en la vía pública (calles); segundo en los taxis; y tercero en bares y discoteca. El coronel destaca, además, que las personas más vulnerables y que son la mayoría de las víctimas (89%), son los hombres de entre 25 a 50 años.

Las formas de actuar de los antisociales, con el uso de este producto que atonta, narra el subcomandante, son algunas, pero entre las más comunes:

  • En las calles suele acercarse el asaltante a un ciudadano pidiéndole ayuda para leer un papel donde hay una dirección y donde realmente está la escopolamina. También se puede acercar a pedir caridad y así acerca la droga a la víctima.

  • Los antisociales que usan este producto para delinquir, explica el coronel, generalmente traban en bandas, donde usan como anzuelo a una mujer. Esta modalidad se da más en los bares y discotecas. Las féminas coquetean o se acercan a la víctima y hacen que tome una bebida con la sustancia.

A1-6212689 (16212689)

"Mientras el coronavirus de a poco se va, la delincuencia vuelve al barrio"

Leer más

Tapia recomienda tomar precauciones y evitar a personas desconocidas en las calles especialmente si está en sitios poco concurridos y en los demás espacios mencionado. No aceptar gel antibacterial ni alcohol de extraños. Asegura que la Policía trabaja en el fortalecimiento de sus patrullajes preventivos y operativos en moto y a pie, en la ciudad,  para reducir los índices de robos a personas que de enero hasta hoy 26 de junio de 2020, solo en el cantón Guayaquil, de acuerdo a las alertas del ECU 911, se han registrado 1.676.