Guayaquil

Academia: "Urgen respuestas a la expansión de vía a la costa con el nuevo aeropuerto"

Teresa Pérez de Murzi, docente investigadora de la Universidad Católica de Guayaquil, hace un análisis técnico a la construcción del nuevo aeropuerto

Daular 2
Previo a la construcción del Daular es necesario realizar una seri de estudios que confirmen que no se verá afectado el entorno.Cortesía

La propuesta de grandes proyectos urbanos siempre causa polémica y controversia. El anuncio realizado el pasado mes de octubre por la alcaldesa de Guayaquil, acerca de la construcción del Aeropuerto de Daular, reactivó la discusión acerca de la justificación de esta obra desde lo económico y operativo.

La millonaria pista inconclusa en el terreno de Daular, en donde se iba a construir una estación para el Aeroclub.

Más de treinta millones de dólares se han invertido en Daular los últimos años

Leer más

La construcción de un nuevo aeropuerto con capacidad de movilización para 10 millones de personas, es cónsona con la jerarquía de metrópoli que se le ha asignado a Guayaquil en la Estrategia Territorial Nacional y, probablemente, tenga como propósito impulsar su articulación en los procesos de globalización, desarrollo y competitividad que caracterizan el mundo actual; sin embargo, los grandes proyectos de este tipo son sobrevalorados en función de la importancia económica, el efecto arquitectónico y la movilidad de personas y mercancías; se valoran muy poco en el ámbito local.

La localización de la nueva terminal aeroportuaria no ha sido cuestionada; se trata de una decisión que fue tomada hace ya varias décadas, basada en la opinión de expertos internacionales en el desarrollo de aeropuertos y en el diseño del espacio aéreo. No obstante, es importante preguntarse si, adicionalmente al proyecto, se han realizado otros estudios acerca de sus implicaciones en el ambiente y en la población.

Jaime Nebot y Cynthia Viteri en el aeropuerto (32619896)

Tagsa, dispuesta a invertir $ 1.500 millones en el Daular

Leer más

La construcción del nuevo aeropuerto acarreará cambios en la dinámica local y regional, afectará la vida urbana, ambiental y social. Un aeropuerto requiere de instalaciones destinadas a servicios colaterales como negocios financieros, minoristas y logísticos, que tendrán que implantarse fuera de las 2.020 hectáreas previstas, lo que atraerá a población foránea y afectará otros aspectos de la vida urbana y rural: presión sobre los servicios, aumento de precios de la vivienda, especulación sobre la tierra, modificación de la forma de vida de las comunidades y posible generación de problemas de gentrificación, principalmente en las poblaciones más cercanas como el Recinto el Consuelo, la Comuna Daular y San Pedro de Chongón, que funcionan a ritmos distintos de la acelerada vida citadina.

mapa
AnálisisaUTORA DEL ESTUDIO: tEresa Pérez de Murzi,
cerro

Ciclistas: Las declaraciones de Romero sobre Cerro Blanco son nefastas

Leer más

Esta visualización futura lleva a la siguiente interrogante ¿De qué manera se actuará sobre el mercado y la inversión nacional o extranjera, que procede desde la lógica de la ganancia económica? ¿Se podría apostar por un equilibrio social sustentado en un desarrollo endógeno?

En realidad, es muy poco lo que se conoce acerca de otros estudios, más allá del diagnóstico realizado por la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil hace más de una década, en el que se destacaron las carencias de los centros poblados localizados en la parroquia Chongón y se propusieron algunos proyectos, principalmente en la dotación de servicios y equipamientos, que aún no han sido cumplidos a cabalidad. Existe incertidumbre sobre el futuro de la zona y es deber del Gobierno local despejar esas incógnitas.

Daular
Obras que se están realizando en lo que será el nuevo aeropuerto del Daular.Alex Lima

Una de estas incógnitas es la relativa a la propiedad y tenencia de la tierra. Este tema planteado por los comuneros de Casas Viejas, San Pedro de Chongón y Daular, ha constituido, desde hace varias décadas, un aspecto muy sensible, agudizándose, en este caso, debido a las grandes apetencias que se generan sobre el territorio, como consecuencia de la ocupación acelerada que acarreará la construcción del nuevo aeropuerto y demás obras proyectadas por la Municipalidad.

TUNEL SAN EDUARDO  (31180283)

Ambientalistas: el bosque protector Cerro Blanco no debe tocarse

Leer más

El crecimiento de Guayaquil ha seguido un modelo expansionista, consumista y fragmentado, que se evidencia en la ocupación del suelo hacia la vía a la costa. La estructuración de la zona a partir de una vía de comunicación de carácter interprovincial constituye un problema tanto para la capacidad de soporte de esta vía como para la seguridad de los pobladores. Las áreas residenciales conforman contextos aislados tanto morfológica como funcionalmente, donde es indispensable el vehículo privado para la movilización y que sugieren una débil vinculación social, un problema que se agudiza por la inexistencia de espacios públicos.

Daular
A la comunidad le preocupara como los ecosistemas del entorno se verán afectados.Cortesía
Cerro Blanco

El bosque protector Cerro Blanco, en el trazado de la autopista al aeropuerto

Leer más

La construcción del aeropuerto y las vías que se han planteado para facilitar el acceso desde Guayaquil necesariamente afectarán ecosistemas muy importantes, entre los que se encuentran el bosque seco y el matorral seco, así como la base de sustento de la población, materializada en cultivos, por lo que urge una evaluación cuidadosa, ya que suponen efectos, frecuentemente, irreversibles. ¿Existe un plan de medidas de mitigación y de compensación sobre el ambiente por causa de la incursión del proyecto del nuevo aeropuerto?

Si los tiempos para la construcción e inicio de las operaciones del nuevo aeropuerto son los mencionados por la autoridad municipal, todavía es oportuno abordar estos estudios para despejar las dudas y tranquilizar a la población.