Ciencia y Tecnologia

En ensayo clínico una decena de proyectos de vacuna contra la COVID-19

La escuela de medicina británica London School of Hygiene & Tropical Medicine enumera 119 propuestas diferentes  contra la enfermedad

Coronavirus
Los trabajadores del laboratorio del Institut Pasteur realizan pruebas de PCR para determinar si los pacientes son positivos para el nuevo coronavirus COVID-19, en MadagascarAFP

Existe un centenar de proyectos de vacunas contra la enfermedad COVID-19, entre ellos una decena en fase de ensayos clínicos, según datos difundidos por la London School of Hygiene & Tropical Medicine.

8012017923001w

Coronavirus: China inició ensayos clínicos de otras dos posibles vacunas

Leer más

Esta prestigiosa escuela de medicina británica enumera 119 proyectos diferentes de vacunas contra la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2, de los cuales 110 se encuentran en una fase de desarrollo "preclínica".

Ocho proyectos han alcanzado la etapa de ensayos clínicos de fase I en seres humanos. Entre ellos, un proyecto chino, dirigido principalmente por la empresa CanSino, que cotiza en la bolsa en Hong Kong, se encuentra en una fase aún más avanzada, con ensayos clínicos de fase I y de fase II.

El objetivo principal de los ensayos de fase I es probar la seguridad y, en menor medida, la eficacia de un producto médico. Los ensayos de fase II y luego de fase III, realizados a mayor escala, tienen como fin evaluar la eficacia, antes de que las autoridades sanitarias autoricen eventualmente su comercialización.

Otros tres proyectos chinos están en fase I de ensayo: uno dirigido por el gigante farmacéutico Sinovac y dos conducidos por el Instituto Médico de Shenzhen, según las informaciones de la London School of Hygiene & Tropical Medicine.

Una lista de proyectos de vacunas establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona tres proyectos chinos en fase de ensayos clínicos, a la fecha del 23 de abril: los de CanSino y Sinovac, y un proyecto dirigido por el Instituto de Productos Biológicos de Pekín y el Instituto de Virología de Wuhan.

China está fijándose especialmente en cómo nacen los nuevos casos

Coronavirus: los brotes en China no tienen lugar en las calles, sino en interiores

Leer más

En el resto del mundo, existe también un proyecto británico dirigido por la Universidad de Oxford y otro alemán conducido por el laboratorio BioNTech, ambos en fase I.

Los datos de la London School of Hygiene & Tropical Medicine sobre los proyectos de vacunas contra la COVID-19 están disponibles en la dirección https://vac-lshtm.shinyapps.io/ncov_vaccine_landscape/.

Estados Unidos tiene dos proyectos de vacunas que están en fase I de ensayo: uno conducido por la empresa de biotecnología Moderna en asociación con los Institutos Nacionales de Salud Estadounidenses (NIH) y otro por la compañía de biotecnología Inovio Pharmaceuticals.

Sanofi y GSK se suman a este esfuerzo mundial y de manera conjunta desarrollarán una vacuna adyuvante COVID-19. Se espera que entre a ensayos clínicos en la segunda mitad de 2020 y, si tiene éxito, esté disponible para la segunda mitad de 2021.

“A medida que el mundo se enfrenta a esta crisis de salud mundial, está claro que ninguna compañía puede hacerlo sola. Es por eso que Sanofi continúa complementando su experiencia y recursos con nuestros pares, como GSK, con el objetivo de crear y suministrar cantidades suficientes de vacunas que ayuden a detener este virus”, dijo Paul Hudson, director ejecutivo de Sanofi.

El desarrollo de vacunas eficaces y seguras es un punto clave de la batalla contra la pandemia COVID-19 que ha contagiado oficialmente a más de tres millones de personas y matado a más de 210.000 en todo el mundo.

Ante la falta de remedios probados contra las formas graves de esta enfermedad, solo las vacunas administradas a gran escala permitirían protegerse contra la enfermedad e interrumpir la transmisión del virus.

Un problema importante es la relativa lentitud para desarrollar las vacunas, producirlas a gran escala y llevar a cabo campañas de vacunación masivas.

Algunos expertos como la especialista británica en vacunas Sarah Gilbert, profesora de la Universidad de Oxford y comprometida con su empresa biotecnológica Vaccitech en ensayos, o también Frédéric Tangy, especialista en vacunas del Instituto Pasteur (que trabaja en tres proyectos de vacunas diferentes) consideran posible tener una vacuna para finales de 2020.