Buenavida

Diario de una madre en cuarentena, día 34: Las muchas formas de estar juntos

'Homeschooling', pago en los colegios, rutinas tras un mes de encierro y la distancia física, pero no emotiva. Lee 'Diario de una madre en cuarentena'

coronavirus-ecuador-cecilia-tecchi-diario-madre-cuarentena-
'Diario de una madre en cuarentena'. Por: Cecilia TecchiPixabay

Ayer no pude escribir. Me sentía absolutamente agotada y mis hijos tuvieron el peor de sus días desde que empezamos la cuarentena por coronavirus.

Cinco semanas. ¿Quién diría que aquí estaríamos? En Guayaquil están comenzando las clases y muchos padres de familia están solicitando descuentos considerables en las mensualidades y hasta que el ciclo lectivo comience en agosto. Es un tema cuyo debate será largo y, mientras tanto, los colegios ya nos tienen mirando un griterío de 10 o 12 niños en la clase virtual.

En esta fase de la cuarentena, luego de tantos hechos trágicos a la vuelta de la esquina o en nuestra propia esquina, muchos tenemos como punto de encuentro la necesidad de comprar una impresora, una computadora, materiales de papelería, una pizarra y sus marcadores, entre otras cosas que requiere el llevar estudios en casal, el famoso 'homeschooling'. Podríamos decir que entramos en la fase escolar del asunto, fase que, por otro lado, en otros lugares del mundo se vive desde el día cero.

Cementerio

Testimonios del COVID-19: “Pierdo las esperanzas de hallar el cadáver de mi papá”

Leer más

Entre mis amigas hay de todo. Por un lado, están las que lo llevan genial, son madres con muchas herramientas para acompañar estos procesos y, por más que se les haga pesado y aunque no elegirían esta modalidad, sí están disfrutando conocer aspectos de sus hijos con los que no habían tenido tanto contacto.

Luego están las desmoralizadas. Sienten que no pueden con el asunto, especialmente las que tienen más de un hijo en la escuela. A ellas les pesa demasiado tener que trabajar en casa y ser las maestras. Sienten que no hacen bien ninguna de las dos cosas.

Y un tercer grupo lo componen las que se dieron por vencidas de entrada. Esas amigas son dos y no están dispuestas a ser las maestras de sus hijos. Entonces ponen a sus hijos frente a la computadora y los ayudan con algunas tareas, pero las dos tienen trabajos súperdemandantes y sus parejas también.

Hay otro grupo social para el que el coronavirus es problemático: las familias ensambladas.

coronavirus

El antiviral remdesivir frena el avance del coronavirus

Leer más

Algunas se han acomodado y los hijos hacen cuarentena con el padre o la madre. Son pocos casos, al menos que yo sepa, los que pasan una semana aquí y una semana allá. Y con relación a esto quiero decir que es demasiado fácil juzgar, opinar que para qué exponer a los niños llevándolos a otra casa y demás cuestiones, pero hay que pensar en los niños, en sus necesidades, en qué es lo mejor para ellos.

Si podemos, los adultos, ir a un supermercado tomando todas las medidas de protección necesarias, ¿por qué no puede un niño pasar cierto tiempo de la cuarentena con el padre y con la madre si están separados? Hay muchas maneras de hacer traslados seguros y, además, estoy segura de que nadie expondría a sus propios hijos al contagio del COVID-19.

Son difíciles estos tiempos. Se presentan constantemente situaciones que no están contempladas en las normativas, los decretos, las decisiones. Ocurre que no todas ellas están pudiendo resolverse y eso aumenta la tensión puertas adentro. Son muchos los momentos en los que, como padres, perdemos noción de si esto o aquello es lo mejor o no para nuestros hijos.

Mujer se protege con mascarillas .

Los bulos se propagan a la velocidad del coronavirus

Leer más

Hoy es el cumpleaños de la esposa de mi papá. Como todos los que vienen cumpliendo años desde mediados de marzo, hicimos una celebración virtual de 40 minutos. Fue hermoso, pudimos conversar personas que hacía años que no nos veíamos.

Pero me quedo con algo: cuando nos estábamos presentando (porque había algunos que no nos conocíamos), la cuñada de mi papá saludó a mi esposo y le dijo: “hola, sobrino, ¿cómo te va?” y él la saludó sin dudar. Darnos cuenta que los vínculos se construyen permanentemente y que la sangre no es determinante para el amor también es estar juntos.

¿Cómo vive la cuarentena por el coronavirus una madre de dos niños pequeños en Guayaquil, una ciudad que recién conoce y en la que la pandemia del Covid-19 causa estragos? Conócelo aquí, en 'Diario de una madre en cuarentena', por Cecilia Tecchi.