Actualidad

El sufragio alternativo es poco viable para el Ecuador

El voto electrónico y el telemático no se pueden aplicar al 100 %.  El CNE analiza alternativas cuando quedan menos de 10 meses para los comicios

Voto alternativo
En algunas localidades de Ecuador se hizo una prueba de voto electrónico en 2012, pero la idea no trascendió a nivel nacional.Archivo / Expreso

Un dilema difícil de resolver. El Consejo Nacional Electoral (CNE) empezó ayer el análisis virtual de las alternativas que se podrían usar para el sufragio en los comicios generales previstos para febrero de 2021. A medida que fluye la información de los técnicos, el panorama se va complicando para las elecciones.

Pugna CNE

El CNE se aleja de la idea de posponer las elecciones y apunta a un ajuste del calendario

Leer más

El departamento tecnológico del organismo electoral puso ayer en escena las implicaciones que tendría aplicar el voto electrónico que, de entrada, no garantiza el distanciamiento físico que sugieren las autoridades para evitar el contagio con el coronavirus.

Esto porque las máquinas de votación se deben ubicar en los mismos recintos electorales tradicionales u otros espacios públicos para que puedan acceder los votantes. Además, al tener una pantalla digital que sería manipulada por varios dedos, aumenta la probabilidad de crear un foco de infección de la COVID-19.

La Función Electoral está deslegitimada como para llevar adelante un proceso electoral, pero también el Ejecutivo y se requiere un cambio. Debe haber un acuerdo de Gobiernos Autónomos que han alcanzado mayor credibilidad y la sociedad civil para hacer una transición

Natalia Sierra
​Analista política

No son los únicos obstáculos. Para implementar el voto electrónico, los técnicos electorales estiman que se requiere un año, cuando prácticamente restan nueve para elegir presidente, vicepresidente, asambleístas y parlamentarios andinos, según el calendario electoral, que cada vez ajusta más sus fechas.

Hasta febrero pasado, el CNE proyectaba que unos 13,3 millones de ecuatorianos serán convocados a sufragar. Para eso, se instalarían unas 40.973 mesas electorales. Sin embargo, hay unas 200 zonas de difícil acceso en las que se complica el traslado de las máquinas receptoras del voto. Solo implementar este sistema tecnológico podría costar sobre los $ 55 millones, sin contar otros procesos que se deben cumplir antes de los sufragios.

Pleno del CNE

Coronavirus: el CNE ya tiene reglamento para sesionar virtualmente

Leer más

La otra alternativa tampoco es muy halagadora. El vicepresidente del CNE, Enrique Pita, y el consejero Luis Verdesoto apoyan la tesis de que las próximos comicios se los podría hacer de forma telemática, es decir a través de Internet, con lo que desaparecería la figura de los recintos electorales.

Esta propuesta también tiene sus inconvenientes. Para comenzar, en el país menos de la mitad de la población tiene acceso a Internet fijo o móvil. Según las cifras del CNE, en el sector urbano solo el 46,6 % puede navegar por la red desde sus hogares. La situación es más crítica en la zona rural, donde el uso de Internet llega apenas al 16,15 % de la población.

El gobierno está desgastado y necesita un cambio. Por eso, hay que analizar todas las opciones que hagan viables las elecciones. Cualquier decisión que se tome requerirá un gran pacto político, porque caso contrario no habrá ganadores

Arturo Moscoso
​Analista político

Bajo esas condiciones, si las elecciones fuesen en este momento únicamente 6,4 millones de ecuatorianos, de los 13,3 que se espera sufraguen en 2021, podrían hacerlo y casi la mitad no cumpliría con este derecho y deber, como lo establece la Constitución.

Pita CNE

Coronavirus: en redes se promueve que recursos de la promoción electoral vayan a la lucha contra la enfermedad

Leer más

Para intentar cubrir el 100 % del registro electoral sería necesario que las operadoras telefónicas amplíen su cobertura; que en las zonas rurales más alejadas se pueda dotar de, al menos, una computadora para ser usada de manera comunal; o que se aplique el sufragio de la forma tradicional, aunque esto rompería la premisa de distanciamiento social para frenar la expansión del coronavirus.

Los tiempos tampoco son favorables para el voto telemático. Los técnicos electorales estiman que serían necesarios no menos de diez meses para su implementación, y un número importante de especialistas de soporte, teniendo un costo aproximado de $ 20,3 millones.

En el continente hay pocas experiencias sobre voto electrónico y ninguna con referencia al telemático. En todos los casos, han sido usados para elecciones seccionales, de municipios y gobernaciones, pero nunca para un proceso más amplio como para el que se prepara Ecuador.

Atamaint 002

Coronavirus: Las elecciones presidenciales, a expensas del tiempo de aislamiento

Leer más

Al pleno de ayer asistieron de forma virtual la presidenta del CNE, Diana Atamaint, y los consejeros Esthela Acero y José Cabrera. En la reunión no se tomaron decisiones sobre el mecanismo por el que se inclinará el Consejo Nacional Electoral para los comicios.

Según Atamaint, será necesario seguir escuchando y analizando estas y otras alternativas con las organizaciones políticas, aunque el tiempo es cada vez más adverso para la organización de las elecciones.