Mundo

Coronavirus: EE.UU. a la caza de las falsas terapias de sanación

A la propuesta del presidente Trump, de inyectarse desinfectante, se suman otras fórmulas. El Departamento de Justicia busca detener su difusión

Coronavirus
Referencial. Un bacteriólogo muestra el procedimiento para realizar una prueba COVID-19 en el Laboratorio de Investigación y Referencia del Ejército Nacional, en la capital colombiana.Raul ARBOLEDA / AFP

Primero fueron soluciones de lejía, luego infusiones masivas de vitamina C y ozonoterapia, y ahora bebidas de plata: el Departamento de Justicia de Estados Unidos intenta detener la difusión de tratamientos falsos contra el nuevo coronavirus, que se han expandido casi tan rápido como la enfermedad.

El miércoles, un tribunal federal en Utah bloqueó uno de los planes para aprovecharse de los temores del público en la pandemia de COVID-19, al imponerle una orden de restricción temporal a Gordon Pedersen para evitar que comercializara 'plata ingerible' como supuesta prevención.

574476a79de41

Coronavirus: "Hola Pedro", el mensaje que dio la vuelta al mundo

Leer más

También bloqueó los activos de Pedersen, que se presenta como 'médico' y prohíbe a dos de sus compañías, My Doctor Calculates y GP Silver, que promocionen o vendan productos de plata que supuestamente ayudan contra la COVID-19.

Pedersen, quien dice tener un doctorado en toxicología y naturopatía, ha estado promoviendo soluciones de plata, geles, jabones y cápsulas como remedios curativos desde al menos 2014, según documentos judiciales.

Desde el inicio del brote en Estados Unidos, dijo en videos de mercadotecnia y podcasts que ingerir plata "puede destruir el coronavirus y eliminarlo del cuerpo, asegurando que el usuario nunca se enfermará de COVID-19".

Los registros judiciales dicen que sus ventas han escalado significativamente en medio de la pandemia, sobre todo la solución de plata de 300 dólares por galón (3,8 litros).

"El Departamento de Justicia tomará medidas rápidas para proteger a los consumidores de aquellos que explotaran imprudentemente esta crisis de salud pública ofreciendo curas falsas para el tratamiento y la prevención de COVID-19", dijo el fiscal general adjunto Jody Hunt en un comunicado.

Coronavirus

Coronavirus en el mundo: Doctora se suicida al no soportar ver tantas muertes por COVID-19

Leer más

El caso de Utah no es el único que comercializa productos o soluciones mágicas no probadas contra el coronavirus. En Detroit, el Departamento de Justicia abrió un caso contra el médico y propietario de un spa que promovía las infusiones de vitamina C como tratamientos.

Una compañía de Texas también dijo que podría tratar la enfermedad con la llamada ozonoterapia. Y en Florida, el Departamento de Justicia bloqueó una autoproclamada iglesia que comercializa un producto blanqueador como 'solución mineral milagrosa', a modo de protección.

El último caso surgió casi al mismo tiempo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugiriera que inyectarse desinfectantes en el cuerpo podría ayudar a combatir la enfermedad, algo que expertos en salud condenaron y consideraron extremadamente peligroso.