Actualidad

Coronavirus en Quito: la otra realidad de la emergencia sanitaria

No les preocupa el coronavirus sino el tener para comer. Las restricciones les han causado más complicaciones.

indigenas buscando trabajo
Familias indígenas se apuestan en las afueras del mercado central de Machachi en busca de trabajoRhonny Rodríguez

Ni el coronavirus ni el intenso frío de las mañanas, siete grados centígrados a las 06:00a.m., les impide colocarse en las afueras del mercado mayorista de la ciudad de Machachi para buscar el sustento diario.

petroleros cuarentena

Coronavirus: Los trabajadores petroleros tienen su propia 'cuarentena'

Leer más

Son grupos de familias indígenas provenientes de las provincias de Chimborazo, Tungurahua y Cotopaxi, que decidieron migrar hacia Machachi, cantón Mejía, provincia de Pichincha, se mantienen a la espera de que alguien les contrate para poder trabajar y tener para comer. Ganan entre 10 y 20 dólares al día.

Ellos están dispuestos a bajar la carga de los camiones o ir a cavar una siembra de papas, choclos o habas. También hay quienes han logrado tener conocimientos de albañilería, mecánica, electrónica o grifería que esperan por horas que un cliente los necesite.

“Hoy llegué a las 05:30 de la mañana para ver si logro trabajar”, cuenta Marco de 16 años, que junto con sus dos amigos, Jorge y Luis, de su misma edad, esperan que les contraten. Son las 08:00 de la mañana y no han tenido suerte.

Un camión con quintales de azúcar llega y pregunta “quién quiere ayudar a descargar”. Solo Marco tuvo suerte, no necesitaban más que una persona para el trabajo. Luis y Jorge le gritan “no te olvides de nosotros”, mientras que el camión se aleja para ir a una bodega a descargar el producto.

alexandra ocles

Alexandra Ocles: "Nos preocupa lo que pasa en Guayas"

Leer más

En el sitio se van quedando los amigos de Marco, así como otras personas como Néstor Chilig que tiene a su esposa Rosa, sus dos hijas, Martha de 15, Zoila de 13 y su pequeña Noemí, de apenas tres años de edad, con quienes está dispuesto a trabajar para ganarse el diario.

Néstor, oriundo de la Mulalo, dice no tener miedo del coronavirus, él no conoce mucho de las restricciones que ha ordenado el Gobierno, por lo que no usa mascarilla. “Me han dicho que hay medidas y que por eso hay poco trabajo, el mercado mayorista no está trabajando con normalidad y no hay para descargar los camiones, y eso nos impide ganar. Además, el cave de papas tampoco está bueno, y esto nos complica”, relata.

Precisa que en un día bueno, y cuando quien les contrata es “buena gente” para ir a las labores de campo, les da de desayunar, algo entre el día y les paga por el trabajo hasta 20 dólares por lo que hacen los cuatro miembros de la familia.

Esto se repite entre quienes se encuentra en el lugar, por lo que algunos deciden salir a la carretera, en la Panamericana Sur, para ver si los camiones con carga les contratan, o si alguien necesita que se les haga un trabajo agrícola. Todo apunta a que esta será la realidad mientras duren las medidas contra el coronavirus en Ecuador.