Ocio

Martín Cirio: El humor es su salvavidas

El youtuber e influencer argentino conocido como La Faraona, odiado y amado en su país, conversó en exclusiva con EXPRESIONES durante su cuarentena.

FARAONA164
Afirma que solo cuando puede reírse de un momento difícil sabe que lo ha superado.ALEJANDRA LOPEZ

Describirlo como una persona positiva puede sonar irónico y hasta hiriente para los que siguen a Martín Cirio (35). Seguramente hasta él se reirá cuando lo lea, pero después de observar muchos videos y escuchar nuevamente la conversación que mantuvo con EXPRESIONES, el adjetivo no está tan lejos de la realidad.

Sacarle el lado humorístico a situaciones que, en su momento, se ven como ‘el fin del mundo’ es una posición que no todos pueden adoptar. Por eso se ve a diario en sus redes sociales tantos cuestionamientos, críticas y ‘hate’.

La Faraona, como se lo conoce en el mundo digital, asegura que si él no se mete en el proceso de nadie de cómo transita sus problemas, cuando lo juzgan le importa poco. No solo se ríe de sí mismo, también lo hace de varias celebridades argentinas, lo que le ha provocado, además de demandas judiciales y nombramiento de persona no grata en dos ciudades de su país, crecimiento en su comunidad instagramera que ahora alcanza más de un millón de seguidores. A pesar de que la mayoría de los temas que trata son locales, poco a poco se están dando a conocer fuera.

pinchi5

Pinchi, el más guapo de Instagram

Leer más

A principios de este año hizo una mini gira europea en la que presentó su show en Madrid, Barcelona y Londres. Y en los últimos días, su nombre recorrió Latinoamérica, tras lo sucedido con Luisana Lopilato y su esposo, Michael Bublé. Para los que entienden y aprecian su sentido del humor, hay mucho que aprender de Martín.

¿En qué cree que yace su poder de influencia?

Para mí tiene que ver con el hecho de que yo, cualquier noticia, la comunico de una forma graciosa. Hago humor y es mi forma, a pesar de que sean cosas un poco graves como los videos de Luisana Lopilato y Michael Bublé que no son graciosos. Mezclar eso con otras cosas, como lo hice en ese tema en específico que me puse a cantar 'Toxic', de Britney Spears, es lo que hace que la gente lo vea y hable. Respecto a eso, yo no descubrí nada, todo estaba pasando en Twitter, era trending topic en Argentina y yo simplemente lo agarré e investigué más. Hablo de temas de actualidad, de famosos y la gente que me sigue, consume eso, entonces por supuesto que si yo lo hablo va a interesar un montón.

¿Cree que ahora las personalidades de las redes hablan a la par con las personalidades del mundo del espectáculo de la televisión?

Charli D'amelio

Ellos son las estrellas de TikTok

Leer más

No, pasa con muy poca gente, la gran mayoría de influencers no va a la tele. Yo tampoco lo he hecho, he dado algunas entrevistas, pero el lenguaje sigue siendo muy distinto. Para mí es muy antigua en la forma de expresarse, no puedes decir un montón de cosas que en las redes sí, hay que mantener una línea que acá no hace falta. Más allá del avance de la tecnología y todo eso, me parece que en las redes es donde está el público, uno ve los ratings y nadie está mirando tele, la gente busca algo más real. Cuando me invitan yo voy porque me divierte, pero no me pasaría ni loco.

En sus videos toca temas sensibles y polémicos como la muerte de su padre, el aborto, la religión... ¿Con qué siente que no puede hacer humor?

Con nada. Capaz si lo pienso más puedo decir que con el holocausto. El humor es mi forma de transitar los males, las tragedias que nos pasan a todos y que cada uno tiene su forma de llevarlas. Hay gente que nunca podría hacer humor con la muerte de su padre y está perfecto, ninguna forma es válida o inválida, es lo que le funciona a cada quien y a mí me funciona para poder trabajar esas cosas. Mi papá murió de cáncer y no es que fue divertido en ese momento, pero después sí que pude hacer humor con eso, al igual que con cualquier otras situaciones. A mí me pasa algo malo y cuando me puedo reír de eso, ahí es cuando se transforma y puedo elevarlo, por así decirlo. Trato de no quedarme en el pensamiento de 'pobre de mí y mi vida'.

portada

Seis youtubers a los que se le fue la mano

Leer más
"Mi papá murió de cáncer y no es que fue divertido en ese momento, pero después sí que pude hacer humor con eso, al igual que con cualquier otras situaciones".

¿Se ha cansado de dar explicaciones por cada comentario, positivo o negativo, que emite?

Sí, es muy incómodo y tienes que tener mucho cuidado. Al principio me pasaba que siempre decía cosas de las que hablaba con mis amigos naturalmente y me di cuenta que no puedo hacer lo mismo frente a una cámara. Cosas que uno entiende perfectamente que son en chiste y que no las explicas porque piensas que todo el mundo se iba a dar cuenta. Ahí es cuando aparecen notas ‘Martin Cirio dijo’... que sí, puede ser una barbaridad que la dije, pero siempre hay que ver el contexto. Ya luego te vas acostumbrando, cada vez piso menos el palito y también llegó un momento en el que me dije: ‘voy a pedir perdón únicamente por las cosas que de verdad me equivoco’.

Parece que no le importa nada, ¿realmente es así? ¿Qué es lo que no muestra en redes sociales?

Si la estoy pasando muy mal, sufriendo mucho por algún tema, trato de mostrarlo solo si tengo algo que aportar a eso, pero si es solo lamento, no. Obvio tengo días oscuros y tristes, más ahora en cuarentena que uno tiene mucho tiempo para pensar, y trato de no mostrar pero no por vergüenza o porque ese tipo de contenido no se publica en Instagram, simplemente si no me genera una reflexión o algo para ayudar a la gente, me lo guardo. Al principio yo ventilaba todo y me di cuenta que habían cosas que me jugaban en contra. Ahora trato de hacer las historias o los videos que realmente quiero hacer y con las cosas que quiero comunicar, no por una sensación del momento. Soy bastante más serio de lo que se ve.

¿Hay un momento del día, por ejemplo después del desayuno, que dice ‘bueno, llegó la hora de ser La Faraona’?

¡No, cero! Yo me levanto y, desnudo, me siento en la computadora, empiezo abrir redes sociales y ya está. ¿En qué momento soy La Faraona? Yo que sé, cuando prendo la cámara soy La Faraona, no es que estoy en mi casa solo y lo soy. Es en determinados momentos. Lo que sí, es que estoy todo el tiempo trabajando, viendo portales de noticias o en Instagram, nunca no estoy haciendo eso. Mi trabajo me gusta y me divierte. Entonces puedo estar a las 3 de la mañana haciendo un vivo en Instagram con Lizardo Ponce (periodista argentino), pero lo hago porque me gusta.

  • El detalle

Hace unos años, decidió irse un tiempo a Egipto porque estaba cansado de su vida en Argentina. Fue ahí donde surgió el nombre de La Faraona y a partir de entonces decidió hacer lo que más le gusta, videos en YouTube y crear contenido para redes sociales.

Conócelo

Tiene casi 700 mil suscriptores en su canal de YouTube.

Fue profesor de inglés y también tomó clases de actuación.

Publicó un libro titulado El Diario de Sandy, en el que el personaje se asemeja a su propia realidad, también renunciando a un vida convencional para viajar.