Marián Sabaté: “Me iba de Ecuador para ser mesera”

  Ocio

Marián Sabaté: “Me iba de Ecuador para ser mesera”

La denominada Reina de la Farándula tenía entre sus planes emigrar por la falta de trabajo. La pandemia cambió sus planes pero sacó su lado empresarial. Lejos de la pantalla chica, duda si debe entregar la corona

Marián Sabaté
La presentadora de televisión aprendió a usar las herramientas tecnológicas durante la cuarentena. Aunque ve valiosa la ventana de trabajo de Instragram y YouTube no cambia la televisión.Gerardo Menoscal//EXPRESO

Marián Sabaté tiene un interruptor invisible que se enciende y hace que su energía se eleve en cuanto tiene una cámara y luces en frente. Es natural. Si la frase ‘como pez en el agua’ se aplicara a ella, su hábitat sin duda sería el plató de televisión.

thumbnail_IMG-20200307-WA0018

Aunque no le gustaba el colegio, el hijo de Marián Sabaté ya es bachiller

Leer más

La animadora de 53 años no es que tenga una doble vida -una fuera y dentro de cámara-, todo lo contrario. Es conocida porque no hay una línea que separe su intimidad del espectáculo. Es su gloria y su pecado. Lo tiene asumido.

En esta entrevista exclusiva para EXPRESIONES aclaró varias dudas acerca de su vida pública, tan comentada en tiempos de pandemia que quizá nos hace dudar de si son los medios los que la extrañan en la televisión, no lo contrario. Con su ventilada intención de migrar de Ecuador y regresar a España, su país natal, quedaba la duda de quién ocuparía su lugar. Con una trayectoria de algo más de 30 años, se ha convertido en un ícono amado y criticado.

Marián Sabaté
Sesión de fotos para EXPRESIONES.Gerardo Menoscal//EXPRESO

La crisis sanitaria afectó la economía de Marián, quien tuvo que salir de En Contacto tras un recorte de personal, y eso desestabilizó emocionalmente. “Yo sé cómo es la televisión, a veces estás y otras no, pero me afectaba más el encierro”, recalcó.

En cien días tuvo tres amores, perdió su trabajo, perdió su vuelo y empezó un negocio de ventas en línea. La reina de la farándula no suelta su corona hasta que no venga alguien que la iguale en talento y escándalos. 

Marián Sabaté, Roberto Manrique y Connie Garcés.

Marián Sabaté y Connie Garcés no se han peleado por ningún hombre...

Leer más

¿Por qué iba a migrar?

En su caso sería un volver a casa. Para el verano (junio, julio y agosto), Marián había conseguido un ‘cachuelo’ en Barcelona. Un primo le había propuesto viajar para hacer algo de dinero unos meses luego de que se termine su contrato en televisión. “En España iba a trabajar en las terrazas, restaurantes con zonas al aire libre. Yo vivo en un barrio que queda cerca del estadio del Barcelona. Se llama San Gervacio, es una zona de clase alta. Mi trabajo iba a ser atender las mesas. Quería las buenas propinas de los jugadores y los millonarios de la zona”, nos cuenta.

Marián aclara que no era el sueldo lo que le llamaba la atención sino las propinas. “Porque llega un jugador del Barcelona y supongo yo que no son tacaños y ya tenía un ‘tip’, ya tenía un sueldo. Y quizá hasta era mi novio. A lo mejor el amor de mi vida ha estado en mi ciudad”.

Ser mesera, dice, no le preocupa para nada. “El trabajo dignifica. Mi primer oficio fue vendiendo maquillaje de catálogo con la mamá de Carla Sala, a los 19 años. Luego fui recepcionista en un gimnasio y luego entré a Ecuavisa”.

Tres novios en 100 días

Olvidadiza en todo – en esta producción trajo dos zapatos diferentes que no pudo usar-, lo aplica en su corazón. “Yo no odio a nadie, no me creo tan importante. Pero me afectó mucho estar encerrada en esta pandemia. El amor estaba conmigo y de pronto todo se fue”.

Y aclaró: “Ya no tengo nada con Juan Carlos Ullauri. Y tampoco nada con Kikín. Tenemos que ir a Estados Unidos para divorciarnos pero ahora somos mejores amigos. Por eso las fotos de Instagram, y estamos emprendiendo juntos con una marca de cervezas”.

No sé por qué la farándula se dejó conquistar por cosas chuecas. A mí me han ofrecido varias veces ser política, pero jamás aceptaría porque soy tan imprudente que si quieren hacer un negocio chueco de ley se me escapa.

Marián Sabaté

También vende insumos médicos...

La diva de la televisión dio una larga explicación sobre sus emprendimientos, que dice son producto de sus ganas de salir adelante. “Ahora estoy vendiendo insumos médicos, ¡por la derecha!... para todos esos malintencionados. Que ahora nos han metido a todos los de la tele, a todos los conocidos por salir en un programa, en un mismo saco como si todo fuera por la izquierda. No. Yo vendo con factura. No vendo millones, como por una época se vio en redes sociales. Unas 500 como máximo. Cuando vi que la gente ponía ‘vendo dos millones de pruebas para el coronavirus’, yo decía este es el negocio. Pero no así. Yo vendo a baja escala. Las adquiero de distribuidores y solo recibo una comisión. La gente ahora las compra para ir de fiesta. Como vienen en paquetes de 25, hay un evento y llaman a comprar para antes de hacer la reunión. Me parece muy responsable”. 

A su vez abrió una tienda online llamada elrematedemarian.com en donde vende productos electrónicos a buen precio. Además está organizando fiestas digitales junto a DJ Chincha, por eso le agradece a EXPRESO el haber hecho los evento de Expreso Party.

Cómo Marián Sabaté aceptó que los políticos nos roben… se sabe. Pero no en época de pandemia. La gente se está muriendo y están jugando con nuestra salud.

Marián Sabaté
Marián Sabaté
Sesión de fotos para EXPRESIONES.Gerardo Menoscal//EXPRESO

Quisiera volver a hacer Aló, qué tal pero en un formato más moderno

Marián Sabaté 

“Le daría mi corona a Gabriela Pazmiño”

Con 34 años en la televisión nacional, Marián se sabe las buenas y las malas de exponer su vida privada. Y le encanta. Ella asegura que el título de Reina de la farándula se la pusieron los cronistas del contenido rosa del Ecuador. “Yo no soy la que más chismes se sabe, soy la que más titulares da por mi agitada vida amorosa”, explica. Cuando anunció que se iba de Ecuador, posiblemente sin regreso, se cuestionaban a quién le daría el título. Esta fue su respuesta: “Yo se la daría a Gabriela Pazmiño de Bucaram porque a ella le encanta la farándula. Cuando lo hizo le salió muy bien.

Si no fuera a ella, que me entierren con la corona”, dice entre risas. Luego aclara que solo los periodistas de espectáculos pueden otorgarle este título a otra persona.

Este año no espera regresar a la televisión. “Lo dudo. Las cosas están muy difíciles”, dice algo apenada. Pero tiene varios proyectos. “Ahora manejo mejor mis redes sociales (En Instagram tiene 1.2 millones de seguidores), voy a volver abrir Roma TV con Rocío Dunn (un canal de YouTube) y quiero ver si hago un programa con Ángello Barahona”. Y aquí aplica la frase que repitió en varias ocasiones: “Olvido rápido”. ¿Él es amigo o enemigo? Fue nuestra pregunta. “Ahora es amigo. Una época fue enemigo, quebramos palito, pero yo soy de resentimientos pasajeros”.

Me gustaría hacer un programa con Mariela Viteri, pero ningún productor se anima. Cobraríamos caro, quizá ahora con precio COVID

Marián Sabaté
Marián y Kikín.

Kikín Mero: "Las fotos con Marián solo hablan de una buena amistad"

Leer más