Ocio

Ilse Salas: Más allá de '100 días para enamorarnos'

La actriz mexicana conversó en exclusiva con EXPRESIONES por el estreno de la segunda temporada de la exitosa serie de Netflix y Telemundo

Ilse Salas interpreta a Constanza en la famosa serie 100 días para enamorarnos.
Ilse SalasCortesía

100 días para enamorarnos es la serie latina que cautivó a la audiencia durante la cuarentena a nivel mundial. Su estreno en Estados Unidos (el 28 de abril de 2020 en Telemundo) fue regular comparado con todo lo alcanzado por la serie al llegar a Netflix, la plataforma online, dos meses después. Pero fue la misma COVID la que hizo pausar las grabaciones de la serie que también tiene 100 episodios.

Obligados a publicarla a dos temporadas por el distanciamiento social. Cuando en junio sacaron del aire la historia dejando inconclusas todas las tramas para poder hacer el distanciamiento necesario y mejorar el cuidado dentro del rodaje. Durante el transcurso del 2020 retomaron las grabaciones, pero el público quedó con todas las tramas por resolver. “Hay que aclarar que este es el último capítulo al aire porque a esta historia todavía le quedan muchos días por vivir”, señaló la cadena justo al final de la emisión del episodio 57. Los mismos que el mundo pudo ver vía streaming.

Pero este fin de semana llegó la segunda temporada a Netflix y su protagonista, la actriz mexicana Ilse Salas, conversó en exclusiva con EXPRESIONES de este proyecto que la catapulta a la fama internacional, además de su trabajo como actriz de cine y su visión política del arte.

Carla Adell

Carla Adell: “Todos los días lucho por seguir en el cine”

Leer más

¿Cómo fue el proceso de grabar esta recién estrenada segunda temporada?

Nosotros tuvimos que parar al igual que todos de un momento a otro. La verdad es que yo ya no recuerdo cuánto tiempo llevamos confinados, pero me parece irreal ese día en el que se acabó y nos dijeron: ‘No podemos grabar más, váyanse todos a sus casas’. Ya pasó un año de ese mal sueño. La idea era hacer una temporada larga. El formato de la serie siempre fue así, de muchos capítulos. Y después del freno por la pandemia, retomamos lo que nos faltaba de grabar de todos los capítulos. Ya íbamos a acabar. Lo que sucede es que en televisión no se graba de corrido. Vas haciendo escenas de diferentes episodios por cuestión de locaciones y elenco. Nos faltaba como un 15 % de dejar de hacer.

Pero este éxito dejó tristes a varios por la pausa…

Para que no se enlataran los episodios se les ocurrió hacer estas dos partes. Y funcionó muy bien. Nos extrañaron algunos meses y nos reclamaban de lo que pasaba con Plutarco y Constanza, porque justo se quedaban en el episodio 50.

La versión argentina no tiene una segunda temporada. ¿Hay posibilidad de que se retomen estos personajes más allá de este final?

Pues nunca se planteó la posibilidad. Yo creo que ya 100 días son muchos. ¡Ya cuántos más se van a dar! Quién sabe y a lo mejor la gente enloquece y se hace de años y años. Pero no creo que sea el caso. Aunque con esto de la pandemia aprendí que no puedo predecir nada.

Boza

Boza: El dueño de la canción del momento

Leer más

¿Controlaba mucho lo que venía para su futuro?

Pues no planeaba tanto la verdad. Nuestro trabajo es muy inestable. Los proyectos que querías hacer se caen, vienen unos que no te esperabas. Vas tomando decisiones a pasos. Ahora creo que he aprendido a que la vida decida las cosas. Querer controlar algo supone mucho sufrimiento y frustración.

¿Este sería un buen consejo para Constanza, su personaje en la serie?

Sí, pero creo que a lo largo de la primera temporada se ve cómo van rompiendo sus propias reglas. Y se arriesga más al azar. En esta segunda temporada va a estar más entregada todavía a lo que pueda suceder, se nos va relajando.

Con menos de una semana en Netflix, la serie ya está en el primer lugar de las tendencias de Ecuador. ¿Por qué ha calado tanto esta historia?

Es una locura. Me da muchísima emoción porque ni siquiera hay publicidad y lo que me hace pensar que no hay mejor auspicio que el de boca en boca. No tuvimos ni chance de hacer promoción. Solo nos dijeron de sorpresa de que era el momento de poner la nueva temporada. Yo solo uso Instagram, y no paran de llegarme mensajes de que en varios países de Latinoamérica estamos en los primeros cinco lugares en menos de 24 horas. Me conmueve que se encariñen tanto.

De toda su vida, ¿cuáles han sido sus mejores 100 días?

Pues son salteados, ¿no? Dos de aquí, dos de allá. Disfruté mucho mis 20. Tuve una juventud muy esplendorosa. Hice todo lo que se me pegó la gana. Ahora estoy plena con mi maternidad y mi realización profesional. Ahora estoy viviendo algo muy lindo también, estoy en casa, con los míos. Eso está bueno también.

Ficha

  • Nació en Ciudad de México hace 39 años.
  • Inició su carrera en el teatro en el 2001.
  • Su trabajo cinematográfico la ha hecho traspasar fronteras, incluso llegando al Festival Internacional de Berlín. Ha participado en Cantinflas (2014), Güeros (2014), Museo (2018), Las niñas bien (2019).
  • La liberación, una serie para Amazon Prime, es su primer trabajo como directora y guionista.

Sofía Lama

Sofía Lama: “Rechacé a mi personaje de 100 días para enamorarnos”

Leer más

Siempre con causa

Ilse ha usado su voz para dejar clara su visión ante los derechos humanos y el apoyo gubernamental al trabajo artístico. Ella considera que “nunca se queda callada”, por lo que, aunque no siempre cuenta con las herramientas, su trabajo le permite mostrar una posición crítica ante varias circunstancias sociales. Y por eso, sus proyectos siempre van alineados a sus pensamientos y causas.

El peso de la historia recae en los personajes femeninos. ¿Hay una visión feminista en esta trama?

Sí lo creo. Conozco a los creadores y a su director, el argentino Mariano Ardanaz, que también fue el nuestro, y tienen esta visión bastante progre. De entrada ponen de protagonistas a dos mujeres que están entrando a sus 40 en plena crisis existencial. No priorizan las relaciones románticas y creo que la más estrella es la de las amigas Remedios y Constanza. Es de amor fraternal poderosísimo y que sostiene toda trama. Hubo también muchas discusiones sobre si algo era machista o cultural.

Su carrera actoral va más allá de la televisión. Ha hecho especialmente cine y teatro. ¿Qué le falta a Latinoamérica para poder disfrutar de más cine local, incluyendo el mexicano?

Faltan políticas públicas para que los distribuidores y exhibidores tengan películas regionales en sus carteleras. Así, a la fuerza. Y quizá es polémica esta resolución. Es la única forma que crezca la industria. Así lo hizo Corea, por ejemplo. La idea es fortalecer una industria para que se haga mucho cine y así darle el apoyo a mucha gente que vive de esto.