'Elvis', el rey del rock, en cartelera

  Ocio

'Elvis', el rey del rock, en cartelera

Austin Butler encarna al famoso artista en una película de Baz Luhrmann, Tom Hanks está en el reparto.

Elvis
Elvis, rey del rock.Cortesía

La vida, la música de Elvis Presley (Austin Butler y Chaydon Jay) a través del prisma de su espinosa relación con el coronel Tom Parker (Tom Hanks), su enigmático mánager. La historia profundiza la compleja e indudable dinamia que existió entre ambos durante más de 20 años… desde su ascenso a la fama, hasta un estrellato -sin precedentes- en el contexto de la revolución cultural y la “pérdida de la inocencia” ocurrida en los Estados Unidos durante los años 50. 

Natalie Portman

Natalie Portman: "Fue interesante entrenar para adquirir tamaño y musculatura"

Leer más

En el centro de este peregrinaje queda Presley (1935-1977), uno de los astros más refulgentes e influyentes del mundo del espectáculo. Junto a él, sus padres: Vernon y Gladys Presley (Richard Roxburgh y Helen Thomson), Priscilla Presley (Olivia De Jonge) y B.B. King, su gran imperio musical (blues y cánticos afroamericanos), interpretado por Kelvin Harrison J.

Ambiciosa producción llena de una grandiosa puesta en escena, de ritmo frenético, de imágenes que brotan sin descanso hasta convertirse en la más pura energía, tal como lo exige la música de hoy. 

Thor

Thor y Chris Hemsworth sacan su lado paternal

Leer más

Aunque en 'Elvis' se impongan sus famosas canciones ('Hound Dog', 'If I Can Dream,' 'Suspicious Minds', 'In the Ghetto', 'Blue Swede Shoes' y la inmortal 'Unchained Melody', etcétera) pero inyectadas del ritmo actual sin perder su esencia y esto lo guarda su extraordinaria banda sonora. Los temas son interpretados por Austin Butler, pero se distingue la voz de Presley en ciertos momentos, en los que el montaje de sonido los une.

El australiano Baz Luhrmann (1996, 'Romeo y Julieta'; 'Moulin Rouge', 2001; 'El gran Gatsby', versión del 2013) dirige este filme imponiendo su estilo y profundidad, su deslumbrante colorización, vestuario, dirección artística y una gran habilidad narrativa desde su comienzo: pantalla fragmentada con escenas envueltas en fuego. 

María Félix

La vida de María Félix en una serie

Leer más

El montaje viene lleno de velocidad. La secuencia que tiene como escenario la ciudad de Las Vegas es pura extravagancia visual. Y estos excesos le sirven para dejar en el lienzo de plata un halo de nostalgia que se trueca en justo homenaje a quien fuese el Rey del Rock & Roll y el más exitoso y afamado en la historia de aquel género.

Austin Butler tiene aquí su primer gran papel, no falla y brinda una actuación que bien podría llevarlo a una postulación al Óscar, pues no imita al cantante, lo que hace es toda una transformación, desde la forma de bailar en escena hasta el cantar. 

Tom-Hanks
Tom-Hanks.cortesía

A no olvidar que Elvis Presley fue combatido en los años de su debut por la forma en que movía sus caderas. La moral de entonces hallaba sus movimientos inmoderadamente lascivos. Cuando se presentó en la televisión, en el Show de Ed Sullivan, el estudio obligó a los camarógrafos a no captar sus movimientos. Lo tomarían de la cintura para arriba.

Tom Hanks como el coronel Parker puede enraizar diversos comentarios. Para unos, su caracterización está más unida al maquillaje que a la personalidad del ficticio “coronel”, pues nunca lo fue. Para otros es acertada. Yo la juzgo débil, pudo ser más pegado a lo que sobre él se escribió. Kevin Harrison Jr. es un perfecto B.B. King. 

Hubiera querido ver más de Olivia De Jonge, pues Priscilla fue un gran momento en la vida del cantante. Los actores que interpretan a sus padres lo hacen muy bien.

El espacio de la columna impide seguir escribiendo sobre esta “fuerza titánica presentada con el brío y la extravagancia” (Peter Travers de la ABC News) que brinda el filme pero si añado lo que dijo Lisa Marie Presley, hija de Elvis: “Si (esta película) no gana un Óscar… ¡ingeriré mi propio pie”.

NOTA AL MARGEN.- El libreto fue escrito por Luhrmann, Craig Pearce, Jeremy Doner y Sam Bromell, lástima (creo) no hayan incluido a Peter Guralnick, autor de la mejor biografía, en dos tomos, que se haya escrito sobre Presley: 'Último tren a Menfis' y 'Descuidado amor' (volúmenes que tengo autografiados por la cantante Gogi Grant y considerados una obra maestra en su género literario.