Elvis Crespo: Más música, menos escándalos

  Ocio

Elvis Crespo: Más música, menos escándalos

Desde Miami el merenguero nos cuenta los pormenores de su nueva música y cómo, a sus 50 años, ve el mundo.

Elvis Crespo
Elvis Crespo en su nuevo video clip Lluvia y samba.Cortesía

Elvis Crespo reconoce que no es el mismo de hace 20 años. En el camino aprendió a dar prioridad a su desarrollo espiritual, a la familia y a su bienestar propio. Su vida ahora es más estable. Lejos quedaron los escándalos.

El cantautor de origen puertorriqueño, de 50 años, conversó en exclusiva desde Miami con EXPRESIONES para presentar su nuevo álbum titulado Multitudes, cuyo lanzamiento se realiza hoy a nivel internacional.

“Agradecido por poder dirigirme a mi gente de Ecuador, un país al que guardo un cariño muy especial. Estoy muy entusiasmado con esta nueva aventura musical”, expresó el artista.

Justin Bieber

Justin Bieber se salta Ecuador en su tour por Sudamérica

Leer más

Nuevos sonidos

Contó que la idea de crear este nuevo álbum se dio al ver la aceptación que tienen sus temas clásicos cuando son programados por reconocidos DJ.

 “Eso me dice que tengo la bendición de aún llegar a una audiencia global, que incluso no habla español. Me entusiasma crear sonidos que lleguen a las multitudes”.

El preámbulo del disco fue Imaginarme sin ti, con el que hace un homenaje al país y que en uno de sus versos dice: “De nada más imaginarme sin ti, es Ecuador sin Guayaquil”. Pero cuenta que llegó la pandemia y todo se detuvo.

“Eso me limitó. Yo vivo en Miami, mi equipo de producción en Puerto Rico y yo quería grabar en República Dominicana. A mi esposa (Maribel Vega) no le pareció inteligente que me vaya a producir en plena pandemia”, añadió entre risas.

Le tocó adaptarse a los tiempos y comenzó a trabajar en el estudio que tiene en su casa de Miami, una noche de lluvia mientras la familia dormía.

Andreína Bravo

El Poder del Amor: Andreína se le declara con una carta a Miguel

Leer más

Nace Lluvia y samba

El promocional del nuevo disco es Lluvia y samba, una fusión de sonidos brasileños y electrónicos  en la que se acompañó del ícono de la salsa Gilberto Santa Rosa y el bachatero Álex Bueno. El tema en YouTube cuenta con un millón de visualizaciones.

“La idea de hacer Lluvia y samba la tuve al ver Coisa mais linda, una serie de Netflix. Oír esos diálogos en portugués me inspiró. A oscuras en la terraza y con un ‘aguacerón’ le comencé a dar forma”, relató.

Crespo se llena de entusiasmo al referirse a la participación de Gilberto Santa Rosa y Álex Bueno en esta canción. “A ambos los respeto y admiro. Gilberto le dio a la samba un final contundente. Álex está en el cenit de sus facultades interpretativas. Fue magistral contar con ellos”. 

Una bendición

Uno de sus temas emblemáticos es Suavemente, el que después de más de 20 años sigue muy vigente.

“Esta canción es una bendición. Es un tema que sobrepasó mi nombre. Suena en las discotecas hoy y los muchachos creen que se grabó ayer”, indica.

Debido a este y otros temas que se han convertido en clásicos del merengue, reflexiona que bien podría vivir sin nuevas producciones.

“Si yo decido no grabar más, puedo vivir de mi catálogo. Pero eso no, yo me siento joven y creativo”, finaliza.

Blessd, Feid y Beele.

Feid, Beele y Blessd darán el primer concierto multitudinario en Guayaquil

Leer más

Le canta al Creador

Llegaste es otra de las canciones de la nueva producción de Crespo.

“Es la primera canción que le hago al Creador. Tiene una letra y una melodía que te llevan al cielo y te traen de vuelta. Sentía que se lo debía”, recalca.

El álbum además cuenta con colaboraciones de brillantes intérpretes como José Alberto El Canario, los Hnos. Rosario, Rafa Pavón, Bachata Heightz, Manny Manuel y Límite 21.

“Este disco me tiene entusiasmado y lleno de energía. (Fue) Hecho con mucha pasión y corazón, para que cuando yo me vaya de este mundo, tengan música genuina y apasionada”, expresa. Crespo ha experimentado un cambio notable. Reconoce que ahora sus prioridades están cada una en el lugar que corresponde.

“No busco la perfección, pero trato todos los días de progresar. Vivo un día a la vez. Reconozco a un Dios que me dio la oportunidad de tener una vida única”, comenta.

Dice que se siente muy feliz creyendo en Él. “Primero es Dios, segundo la familia y después la carrera. En el pasado por mi inmadurez espiritual puse la carrera por encima de todo”. Debido a eso, confiesa que vivió etapas de ansiedad en las que predominaba su ego.

“No soy el mismo de hace 20 años en ningún aspecto. El Elvis de ahora es más enriquecido, espiritual, con las prioridades establecidas”.

Agrega que para nada se las da de santo. “Pudo haber sido peor, por primera vez en mi vida me siento en absoluto control de lo nuevo que le he hecho a mi vida”.