Ocio

Dina Muñoz: "Mi aporte al mundo es no parir"

La instructora personal  considera que hace un año no era la persona que es ahora. El 2020 vivió en Estados Unidos.


Dina Muñoz
Tiene 30 años y ofrece programas de entrenamiento en línea.Gerardo Menoscal // EXPRESO

La instructora guayaquileña Dina Muñoz (30) viajó por tres meses a Miami, Estados Unidos, el año pasado con la finalidad de hacer una certificación en entrenamiento funcional. Pero la pandemia evitó que volviera por el cierre de los aeropuertos y se quedó durante un año. Para ello debió recurrir a una extensión de visa.

El equipo de En contacto

En Contacto anunciará mañana la fecha de regreso de Alejandra Jaramillo

Leer más

Antes hacía entrenamientos personalizados, pero debido a la crisis sanitaria empezó con una rutina de ejercicios gratis en YouTube durante la permanencia en el país del norte. Ahora vende programas de entrenamiento en línea (Dina Fit Challenge).

Es una de las expertas que participa en el segmento 'Reto baja talla', del programa 'En contacto', de Ecuavisa, en el cual mujeres con sobrepeso siguen una rutina de ejercicios y un plan de alimentación para llegar al peso ideal. Se considera una nutricionista frustrada, estudia Nutrición en la Universidad Católica. Su siguiente paso es ofrecer talleres sobre alimentación consciente o alimentos saludables accesibles.

Desde pequeña practicaba deportes, intervino a los 22 años en 'Calle 7' y se inició como entrenadora de fisicoculturismo. Fue descalificada de una competencia porque tenía prótesis en los glúteos. Se las quitó, solo se quedó con la de los pechos. Su estatura es 1,67 metros y pesa 58 kilos.

Se la conoce como la China. Vive en un departamento con una vista privilegiada de la ciudad y del río Guayas. Está enamorada y ama su soltería.

“Yo soy un gallo a las nueve o nueve y media de la noche máximo ya estoy en mi cama porque a las seis del día siguiente estoy despierta respondiendo mensajes de mis seguidores o clientes”, dice al referirse a algunos de sus hábitos.

Así inicia su día…

Generalmente me siento en una butaca con un vaso de agua con limón y contemplo la nada, pongo la mente en blanco. Tengo esa capacidad. Me ayuda la impresionante vista que hay en mi departamento. Nunca he meditado, los expertos dicen que es una forma de hacerlo. Tampoco soy Dalái Lama (risas).

Luego entreno aproximadamente dos horas y me conecto a mis clases en la universidad, ahora estoy de vacaciones. Cada seis semanas lanzo mi programa de entrenamiento, debo grabar. Dos veces a la semana voy a 'En contacto'.

Muchos creerán que usted se mata de hambre para conversar esa figura.

No consumo proteínas de tipo animal y ningún derivado. No me considero vegana, no me quiero encasillar en algo. Cuando me provoca un ceviche de pescado o camarón, lo como sin estrés. Como vegetales, muchos granos, frutas y plantas. No me costó dejar la carne, los fisicoculturistas seguimos planes a veces estrictos.

Usted está invicta porque aún no se ha contagiado con el coronavirus…

Así es. En octubre pasado, el mes de mi cumpleaños y cuando llegué a los 30, celebré con un fiestón en una discoteca repleta de gente en Estados Unidos y me bebí hasta el agua de los floreros. Admito lo que hice. Mi papá (Óscar) me llamó la atención, me dijo que me había cuidado mucho y que no haga eso. A él y a mi mamá (Vilma) les dio la COVID-19. Ya lo superaron. Me he hecho exámenes y no me ha dado.

Efraín Ruales y familia.

Pablo Ruales: "Al igual que Efraín decido querer a pesar del daño que nos han hecho”

Leer más

¿En su momento se aplicará la cuestionada vacuna?

No soy prioridad en estos momentos. Pero vacunarnos es un derecho que los ecuatorianos tenemos porque se trata de una pandemia, quiero que mis padres la reciban. Me parece absurdo que nos estemos peleando por algo así.

Está de moda el ayuno intermitente. ¿Lo recomienda?

Es un método que se ha vuelto tendencia pero no es para todos. Las personas que lo hagan deben estar asesoradas por un nutricionista.

Aparentemente usted es pura risa, pero como instructora tiene que ser exigente.

El reality 'Reto baja talla', de 'En contacto', es una parte divertida, pero a veces me saca canas verdes (risas). Me encanta tratar con la gente y que me cuenten sobre sus logros. Cuando yo entreno o doy clases soy cosa seria, vivo de esto y debo dar resultados. Soy fuerte y exigente. 

En una ocasión admito que hablé un poco fuerte a una participante porque molesta que no lo aprovechen, que no se den cuenta de la oportunidad que les dan. Me muestro tal como soy. 

El sobrepeso es también una pandemia que no se ha combatido. En Ecuador comemos mal, se comen dos carbohidratos a la vez, como pastas y arroz, y las frituras son parte del día a día. Muchos no conocen otra forma de cocción.

María Fernanda Ríos

María Fernanda Ríos: "Tengo COVID"

Leer más

No faltan las críticas. En las redes sociales dijeron que el programa se burlaba de las personas con sobrepeso.

Allá entre negros, que yo soy china. A comentarios negativos no les pongo atención. Detesto aquello. Trato de vivir en santa paz y lo he logrado.

En los tiempos que corren, ¿cómo se logra vivir en santa paz?

Es un proceso, hace un año no era el ser humano, la persona que soy ahora. Lo atribuyo a que vivo sola. Siempre decía: ‘Amo mi soledad’. Pero una amiga me dijo que cambie la forma de expresarme y que diga: ‘Me gusta estar conmigo’. El año que viví sola en Estados Unidos me ayudó. A muchas personas la pandemia las afectó, les dio depresión. En mi caso, descubrí que me gusta cocinarme. Antes tenía mamitis y jamás lo habría hecho. 

Ya tengo 30, estoy más madura, económicamente no me quejo, eso da seguridad, en lo emocional no sufro por nada.

Poco se conoce de su vida sentimental...

Estoy saliendo con alguien y me siento feliz, pero prefiero no dar nombres. A las personas que amas no debes exponerlas, conmigo suficiente. No me enamoran por lo físico, he tenido novios con panza al volante (risas), a mí me calientan la oreja y ahí me tienen. No quiero deportistas, presentadores, actores, nadie que pertenezca al medio. Es una ley de Dina (risas). Esos están descartados, es como si pusiera un stop.

¿Qué busca en un hombre?

No quiero casarme ni tener hijos, estos son prestados, los tenemos hasta los 18 o 20 años, luego se van. La persona que se queda con nosotros es nuestra pareja. Lo que busco es un hombre que me agarre de la mano para compartir nuestras vidas. Mis padres tienen 31 años juntos. Mi aporte es no parir para que los hijos de otros vivan en un mundo mejor. 

Conviví algunos meses con alguien hace tiempo, la convivencia es dura, no funcionó. Quiero ser novia toda la vida. Necesito encontrar a alguien que me calce.

No es tan sencillo encontrar a alguien que piense así.

Lo sé, lo admito. Desde un principio soy clara, si no está de acuerdo es mejor que no perdamos el tiempo. No estoy corriendo, sin estrés.

Érika Vélez

Érika Vélez: “Hace dos años una doctora trata mi depresión”

Leer más

María Teresa Guerrero dice que ella para ser feliz solo necesita a su Gringo (esposo), perro y bicicleta. ¿Usted qué necesita?

Solo una choza en la playa, una canoa, un hornito para asar maduros y el ser humano que me agarre de la mano.

¿Cuáles son las otras leyes de Dina?

Que no perdamos nuestra esencia por nada ni por nadie. Siempre soy positiva, no me gusta el drama, odio el drama y cuando alguien viene con eso, corto esas malas energías.

Dina Muñoz
Es la instructora del 'Reto baja talla' de 'En contacto'.Gerardo Menoscal // EXPRESO