Cultura

Décimas para transmitir la historia del pueblo ‘afro’

Amada Cortés Caicedo es la promotora de la etnoeducación en Esmeraldas. Tiene un grupo de alumnos que sigue sus pasos y ha publicado cuatro libros

Intercultural_Cultura afro_Esmeraldas
La poeta y decimera esmeraldeña hablando sobre la importancia de visibilizar la historia del pueblo afro.Vanessa López, especial para Expreso

La historia del pueblo afroecuatoriano tiene un sinfín de anécdotas, lucha, resistencia, dolor y fortaleza. Sin embargo, rara vez se lee en los libros de las escuelas. Y cuando se narra uno que otro capítulo, “es tan tedioso, que los chicos preferirían pasar la página”. Es por eso que Amada Cortés Caicedo ha ideado una estrategia: transmitir la historia del pueblo afro, a lo antiguo, a través de décimas (composiciones poéticas escritas en una estrofa de 10 versos).

WhatsApp Image 2023-08-10 at 18.04.25

El fotógrafo de la plaza que redescubre el centro

Leer más

(LOS INVITAMOS TAMBIÉN A LEER:   El canto a la muerte que sobrevive en Esmeraldas)

“Así lo hacía mi padre y los antepasados de él. Esa era la forma de contar la historia de nuestros ancestros. Porque antes, la población afroecuatoriana no sabía leer, pero era capaz de guardar hasta 100 décimas en su memoria”, cuenta Amada Cortés, decimera esmeraldeña, poetisa, escritora, profesora jubilada de historia, abuela, lideresa del Movimiento de Mujeres Negras del Norte de Esmeraldas (Momune) y elogiada gestora cultural afroecuatoriana.

“Las décimas son un género literario que nació en España, que fue pasado a Latinoamérica en el tiempo de la esclavitud. Y así la décima original de 10 versos, pasó a tener 44 versos en voz de nuestros negros antepasados. A mí me enseñaron en la escuela la historia de otros, pero no la del pueblo afro. Entonces decidí que mientras se hacía la gestión para incluir nuestra historia en el sistema educativo, iba a hacer décima para que la nueva generación se vaya enterando de lo nuestro”, resalta.

Estamos iniciando con este grupo, pero para fortalecerlo necesitamos apoyo para comprar instrumentos y un espacio donde ensayar, porque cuando no nos prestan un lugar, los chicos ensayan en la calle.

Amada Cortés Caicedo,
​Poetisa, escritora, profesora jubilada de historia
Intercultural_Patrimonio_Cultura afroecuatoriana_Esmeraldas
Acción. El grupo de marimba realiza una presentación.Vanessa López, especial para Expreso
mujeres afro

‘Cimarronas por la paz’, la gran cita de mujeres afro

Leer más

Amada tiene cuatro libros publicados de décimas y poemas, cuyos lanzamientos y publicaciones han sido a nivel nacional como en otros países. Dos únicamente de su autoría: ‘Me llaman la cimarrona’ y ‘Las heroínas de todos los tiempos’. Y dos con colaboraciones de otras poetas ecuatorianas: ‘Las voces de las cimarronas’ y ‘La Antología de las poetas afroecuatorianas’. Para esta última obra, Amada convocó a poetas de su natal San Lorenzo, de Muisne, de Quinindé, de la ciudad de Esmeraldas y otras poetas negras del Valle del Chota, de Quito y hasta del Oriente. “Me llaman la cimarrona son décimas de ‘pie quebrado’, que significa que no se rigen a ningún patrón”, explica.

(TAMBIÉN LES PUEDE INTERESAR:   Se apaga otro de los íconos del patrimonio ‘vivo’ esmeraldeño)

Para elaborar los poemas de este estilo, Amada leyó varios libros que contaban la historia de los afroecuatorianos, como los escritos del intelectual Nelson Estupiñán Bass. Ella se enriqueció de esos conocimientos y los convirtió en décimas y poemas. Tanto así que con sus versos se ha presentado en las ferias del libro en Ecuador y ha recorrido eventos culturales en Colombia, Cuba y República Dominicana. También ha recibido grandes reconocimientos como la ‘Illescas de Oro’ y ‘Una de las mujeres del año’, en 2021 por la revista Hogar.

Intercultural_Patrimonio_Cultura afroecuatoriana_Esmeraldas
Proyección. Amada Cortés muestra sus libros junto a algunos integrantes de su grupo de marimba y décimas.Vanessa López, especial para Expreso

Ahora, luego de años de pregonar las décimas y la etnoeducación que exponen las memorias de la negritud en el sistema educativo, “para hablar con voz propia”, en nuevos libros, Amada se enfoca, junto a un grupo de colaboradoras e incipientes poetisas sanlorenceñas, en fortalecer las costumbres de crear y recitar décimas.

sentenciados-por-secuestro-extorsivo

Una ola de secuestros extorsivos cobija a Ecuador

Leer más

(LES RECOMENDAMOS TAMBIÉN:   El turbante en la mujer afro, un homenaje a los ancestros)

Para ello, ha iniciado por crear un grupo de marimba en San Lorenzo, unos 15 integrantes, de jóvenes y adolescentes que bailan con faldas largas las mujeres, y pantalón holgado, sombrero y pañuelo en mano los hombres, y que en cada descanso durante la danza recitan décimas de Amada o de otros decimeros y poetas. 

30 AÑOS DE TRABAJO POR LA CULTURA

La condición de decimera inició en Amada Cortés Caicedo en 1992, cuando se aprendió la décima ‘La pregunta del negro’. Un conjunto de versos que eleva la etnia negra ante las críticas. Desde entonces, su pasión por disertar, escribir y divulgar décimas ha ido en aumento, tanto así que ha contagiado con su arte a otras gestoras culturales esmeraldeñas y continúan en el camino por enamorar con ellos a las nuevas generaciones. Amada y sus pupilos han recibido la invitación de unidades educativas de la ciudad para enseñarle a los alumnos el arte de las décimas, para que, como los chicos de su grupo de marimba, se motiven a tomar este vestigio cultural afroecuatoriano como una herramienta y herencia ancestral.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!