Clases de moda en TikTok al estilo de Manu Styling

  Ocio

Clases de moda en TikTok al estilo de Manu Styling

El consultor de moda mexicano ha obtenido reconocimiento gracias a sus consejos y clases en TikTok. Más allá de las tendencias, hay mucho de sociología en cada prenda

Manu Styling
Manu Styling, consultor de moda mexicano.Cortesía

Desde Ciudad de México conversamos con Emmanuel ‘Manu’ Castillo, un rostro que cada vez se vuelve más familiar gracias al algoritmo de TikTok. Si usted está interesado en temas de moda, estilo e historia, de seguro le ha dado más de un like. No por nada tiene más de 21 millones de corazoncitos conseguidos en esta plataforma, que le ha dado una vitrina internacional.

Esta es la historia de este diseñador de 34 años que ha hecho de su pasión su más grande ventaja.

2000 y2k

Y2K: Los años 2000 están de regreso

Leer más

¿Cómo lleva esta vida en las redes sociales?

Yo daba clases de moda mucho antes de la pandemia. Mis compañeros del trabajo me decían ‘styling’, porque ese es mi usuario en Instagram (@manustyling) y allí se quedó. Cuando abrí TikTok siguió igual y fue muy orgánico. Es muy divertido cómo todo se ha ido dando.

¿Cuáles fueron sus inicios en la moda?

Estudié Diseño Gráfico como mi primera carrera, algo que mis papás consideraban más serio. Ya sabes, tenían el pensamiento de que de moda no iba a vivir, y lo gráfico me gustó mucho. Pero en mi universidad había la posibilidad de una especialización y allí estudié moda. Me ayudó mucho porque creo que sola, como profesión, no me hubiera encantado, ya que no soy fan ni de patronar ni coser (risas). Me dan mucha flojera, pero descubrí el estilismo de moda y me apasioné. Ya la ropa existía y solo se la tenía que poner a la gente.

Pero primero comenzó en la parte gráfica…

Sí, comencé a hacer diseños para todo lo digital y, poco a poco, mi camino se volcó completamente hacia la moda. Las marcas para las que trabajaba eran cercanas al sector. Eran de perfumería, diseño editorial de moda. Luego hice un diplomado y mi concepto se amplió. Luego conocí a quien sería mi jefa y me invitó a dar clases en su escuela. Luego una amiga me invitó para E! Entertainment y fui asistente de Raúl Álvarez, que fue director creativo de Elle México.

¿Cuál es su visión de la moda?

Lo que yo quiero es desmitificar su parte frívola y banal. Aunque sí lo es, porque es aspiracional, tiene sus razones más allá de las tendencias. Incluso movimientos sociales. La ropa es identidad y sociológica. Siempre les decía a mis alumnos que es un documento histórico que hay que saber leer. Conocer de dónde viene la ropa y por qué la usamos. Lo que usamos genera un discurso para cada lugar.

Estudiar moda es estudiar antropología...

Sí. El otro día estaba trabajando con una amiga en una producción y ella me decía: “Si a mí me hubieran enseñado historia universal por medio de la ropa, yo la habría entendido mejor”. Y es verdad, es un referente visual muy fuerte y didáctico. Por la pura ropa puedes saber qué pasaba en la Segunda Guerra Mundial o en la Independencia de México.

¿Cómo ha ido mejorando su estilo con lo que ha ido estudiando?

La moda es una forma de expresión y creo que nadie es lo mismo que hace 15 años. Cuando te estancas en un estilo es porque algo está pasando, bueno o malo. Entre todos los que he probado, me doy cuenta de que soy muy retro. Va entre lo dandy, rockabilly, pero en general también muy setentero. Creo que nunca me he identificado tanto como con el estilo que ahora tengo y es algo que les pasa a todos. Ahora mezclo ropa de dos géneros y cada vez me importa menos sobresalir.

¿La ropa ayuda a las personas a conseguir trabajo, conseguir pareja?

Por supuesto. No es que sea una fórmula mágica, pero influye un montón. Cuando hago asesorías de imagen, lo veo mucho. La clave es vestirte para el puesto que quieres, no para el que tienes. Lo que generas es destacar, ya que la ropa también tiene un lenguaje. Es la psicología del vestir. Ciertos colores y ciertos tipos de prendas hacen que brilles o no, según el medio en el que te desenvuelves. Ponle tus ganas, tus metas y tu personalidad y vas a distinguirte. La historia de la moda respalda todo esto.

Anto Segovia

Anto Segovia: “Escribí canciones cuando me rompieron el corazón”

Leer más

Más personal

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene Manu de su infancia?

Tiene que ver mucho con mi mamá, quien hace poco falleció. Recuerdo que siempre fui un poco quisquilloso en cómo me tenía que ver. Vestía peinadito, coordinatido. Fue algo de ella que se me fue metiendo y cuando comencé a vestirme solo y salía a jugar con mis amigos a las escondidas o quemados, mis amigos me decían: ‘Siempre sales en camisa y bermudas’, y yo no entendía. Pero es cierto, me habían comprado una camisita de seda, pero no es que yo quería verme diferente, sino que siempre estaba como muy formal y combinado para un niño.

¿Cómo es ir de compras con usted?

Cuando voy como personal shopper es fácil porque hago las preguntas adecuadas, compró y lo consigo, pero conmigo puede tomar todo un día. Es la cosa más tardada del universo (risas). Me pregunto sobre la inversión, cuánto me lo voy a poner, cómo lo voy a combinar… todo.

Influencers Gastronómicos

¿No sabe qué comer? En sus redes está la respuesta

Leer más

¿Ha dejado de salir con alguien por cómo se viste?

¡Uy, no! Pero yo creo que sí han dejado de salir conmigo por eso (risas). A veces me han dicho que los intimidaba por cómo me vestía y arreglaba. Cuando estoy con alguien, y solo si quiere, sí le ayudo un poquito con su estilo (risas).

¿Y cómo viste para ir a la tienda?

Relajado pero bien combinado. Jamás bajo en pijama o así.

¿Y duerme con pijama o sin pijama?

Siempre con pijama porque soy friolento, se va todo lo fashion y lo sexy (risas). Siempre uso calcetines.

Moda en 30 segundos

¿Cómo se inicia en TikTok?

A mediados de 2019 subí un par de cosas, pero no lo entendí mucho y lo dejé. Ya en la pandemia, cuando todos estábamos encerrados, lo retomé. Y la verdad, lo que más me gusta a mí es hablar y comencé así. Los primeros que hice fueron la historia de la moda en 1900 y el de Louis Vuitton. Y pegó. Pero cuando comencé con la parte de los 90, y como yo traía este chip de profesor, lo hacía muy gráfico y no entendía que TikTok te cancelaba. Así que me bloquearon y cerraron la cuenta porque se veían pechos al aire, pero eran fotos de moda, entonces perdí todo. Pero volví a empezar.

Autoras de Wattpad.

Wattpad: Historias digitales que se llenan de fans

Leer más

Tiene varias secciones...

Sí, Moda macabra que les gusta muchísimo. También el Arréglate conmigo, Moda social, Moda antigua e Historia de la moda.

La exposición que le dio TikTok, ¿en qué cambió su vida?

Ha sido muy fuerte. Es un trabajo muy dedicado y te consume mucho, mucho tiempo. Esto te empuja a hacerte más organizado. Sinceramente yo no gano tanto de las reproducciones, pero sí de las colaboraciones y las invitaciones de las marcas. Y han salido muchas pláticas y convenios. Ahora hago proyectos y contenido en redes, pero no me dedico a esto ciento por ciento. Es muy difícil crear a cada rato y también pensar en números, es preferible dejar que fluya.

¿En algún rato llegará a la TV?

No me han propuesto tener mi propio programa de televisión, pero me encantaría llevar este concepto.

¿Cuándo uno tiene el mejor estilo?

Ahora. Tienes que quererte en el momento en el que estás y disfrutarlo.

En su discurso también se refiere al activismo y proyección de temas sociales de los que habla la industria de la moda.

México está en un despertar muy fuerte en el que se tiene mucha más conciencia de la diversidad de piel y de género. Nos estamos saliendo del discurso estadounidense, ya que los afroamericanos e indígenas de México e Hispanoamérica tienen otro contexto. Claro que han sido oprimidos, pero nuestro colonialismo fue diferente y debemos entenderlo. Somos mucho más multiculturales.

¿Qué línea nos traza la moda?

Todo está conectado con ella. No podemos hablar de diversidad sexual sin moda, no puedes hablar de problemas socioeconómicos sin moda, no puedes hablar sin racismo y clasismo sin ella. La economía también.

¿Cómo cambió la moda la pandemia?

Cuando no hay bonanza económica, la ropa se hace más grande porque tienes que asegurar el material que estás usando y que la ganancia llegue casi íntegra. Pero si la haces más pequeña tienes mucho sobrante y tienes que hacerla más cara. Pero si hay bonanza, las personas la compran. Ahorita estamos en la tendencia del ‘Y2K’ (basada en la década del 2000), en la que hubo una buena racha monetaria. Por eso la ropa era muy chiquita, con ‘tops’ y pantalones a la cadera. El rollo es que ahora hay crisis y llevamos dos años con lo del ‘loungewear’ (ropa linda para estar en casa). Ahora aspiramos a que ya se acabe para vivir una vida normal. Por eso usamos mucho glitter y ropa pequeña, pero con prendas oversize. Es una mezcla. Es una transición. En cuanto a innovación, no hay mucha visualmente destacable. Son siluetas conocidas, pero ahora todo es tecnología en confección y hacer prendas más ecoamigables.