Ocio

Amantina, canciones íntimas de un
fin de semana en cuarentena

El artista colombo-ecuatoriano presentó su nuevo proyecto musical, casi por accidente. El exvocalista de Les Petit Bâtards usó la música como su comodín de confinamiento

Amantina
.Cortesía// Natalia Zambrano.

“En algún lugar de la semana” es una frase que usted pudo decir durante estos días de confinamiento, así sin detalles y sin certeza de lo que puede pasar. El calendario se mezcló. Y también es difícil separar el lunes del viernes. Así se siente el tiempo. En especial para Daniel Sorzano, el músico quiteño de origen colombiano que ahora usa el seudónimo de Amantina.

Él va y viene, acompañado de sus pensamientos, aunque haya pasado todo este tiempo en su habitación de Bogotá. Allí creó su primer EP como solista, En algún lugar de la semana es el título. Estas canciones no estaban planeadas ni forman parte de su disco debut, que está en proceso de producción. Fue el confinamiento el que logró despertar un lado creativo -y más íntimo- del joven intérprete.

BANDA DA PAWN, ENSAYO (31410997)

Da Pawn y su lado más íntimo

Leer más
Ver esta publicación en Instagram

☁️ 📷: @sofiarangoc y @manuela_ocampo

Una publicación compartida de Amantina (@amantin.a) el

Sorzano, como lo llaman sus panas, tiene 21 años. Vive en Bogotá desde hace tres por sus estudios en Música con énfasis en Ingeniería de Sonido. En la escena local es recordado por ser el frontman de Les Petit Bâtards, banda quiteña ‘prima hermana’ de Lolabúm, pero con un sonido más introspectivo.

Culminada esta etapa musical, Sorzy se inmiscuyó en un proceso de entendimiento para un nuevo ciclo. Cambió de país, se adaptó a amigos nuevos y su playlist también fue mutando. Ahora, con referentes más apegados al rock en español, R&B y jazz, fue creando un sonido que da la sensación de estar leyendo el diario del artista, que si lo tuviera tendría algunos detalles llamativos, al ser la literatura otro de los intereses de la voz de Amantina. Así creó este primer EP que fue grabado y masterizado en su habitación. Con recursos caseros y con casi nada de presupuesto.

Por ahora hará una pausa para retomar la producción de Paradiso, su primer álbum que tendrá otras sensaciones. Probablemente con más libertad.

A cuarto cerrado y cámara prestada

O se volvía loco o hacía algo para evitarlo. Cuando empezó el aislamiento en Colombia el pasado marzo, se vio con la necesidad de hacer música, que fluyó sin problemas. Con recursos caseros se grabó y masterizó los temas en su habitación. Sus amigos Richie, Alejandro y Juan Simón son los músicos que lo acompañan en este EP. No tenía más intención que sacarse de la cabeza la idea de que no tener grandes recursos era impedimento de lograr algo de calidad. Pero la experiencia también estaba de su lado. Toca la guitarra desde los 5 años y canta desde la adolescencia. 

También fue director de arte para sus videoclips, que filmaba y editaba solo, a veces con colaboración de su hermano Nicolás. “Presté una cámara a un amigo. Veía los planos, me grababa y corría a ver el equipo, siempre pendiente que no se lo roben”, cuenta entre risas. El portal y el patio de su casa fueron más de un escenario.

Expreso Playlist Lolabúm

Expreso Playlist: Lolabúm regresa enojado y más experimentales

Leer más
Ver esta publicación en Instagram

video de Comodín, mañana 7 pm. ♠️♥️♦️

Una publicación compartida de Amantina (@amantin.a) el

Así lo describe

Este EP, del cual ha acompañado cada canción con un videoclip, tiene la sensación de un fin de semana retraído y hogareño.

Comodín es un tema que podría entenderse como pesimista, pero resulta más como un hacerse cargo del azar de cada quien. Amantina lo describe como un “viernes no tan bueno”. Medusa es una canción de amor. Tiene un sample del famoso tema de Frank Sinatra. Es un sábado y fue “escrita con el corazón”.

Ultramar es una canción más de apoyo. Sorzy cuenta que puede significar como un autoabrazo. Tiene las características de un domingo.

¿Qué pasó con Les Petit Bâtards?

“Es una etapa culminada”, dijo desde que se le preguntó por su antigua banda. Aclaró que no los extraña y que aprendió mucho de sus amigos, pero ya no es lo que busca.

Como Amantina no está seguro si tocaría alguno de los sencillos que grabó con Les Petit Bâtards.

Daniel está superagradecido con el apoyo que el público le dio a la agrupación, por eso entre todos decidieron colgar nuevamente toda la música en plataformas digitales. “Pensaba que era un regreso, pero nosotros nos despedimos cuando tocamos en el Funka Fest. De hecho, con lo que gané ahí financié el video de Sade, mi primer sencillo como Amantina”.

Así nació Amantina

La literatura es la segunda carrera que Daniel lleva en Bogotá. En su interés por esta vertiente artística se maravilló por la historia de George Sand. Un seudónimo que usó a fuerzas por requisitos de la época la autora Amantine Aurore Lucile Dupin de Dudevant. “Yo escogí este nombre en homenaje. Ella usó uno masculino. Yo adopté el suyo y en español”. Fue una de las autoras más notables del romanticismo francés. Fue más popular que Víctor Hugo y Honoré de Balzac de las década de 1830 y 1840. Al cuestionarle sobre si le importa perder identidad al usar un apodo en su proyecto, aseguró que no le “importaría”. “Nunca me he sentido muy identificado con mi nombre. Casi nadie me llama Daniel. Me dicen Sorzy o Perry, que son mis apellidos”.

Artistas LGBTI+ representación portada

Orgullo 2020: La TV local aún le teme a la diversidad

Leer más