Ocio

Orgullo 2020: La TV local aún le teme a la diversidad

La comunidad LGBTI+ solo tiene un 1% de representación en la televisión nacional. Artistas, parte de esta minoría, exponen su opinión de lo que han alcanzado en visibilidad

Artistas LGBTI+ representación portada
Esteman, Jorge Caballero, Doménica Menessini y Hansel Green.Cortesía

Al encender su televisor encontrará un sinnúmero de programas que mostrarán a distintos grupos de personas que tienen clases sociales, costumbres y profesiones distintas. Pero ¿cuántas veces ha visto a una persona de sexualidad diversa en una pantalla o en una revista? ¿Se siente la comunidad LGBTI+ fielmente representada? La respuesta es “no”. Así lo dieron a conocer cuatro artistas consultados sobre los espacios que han ganado dentro de los medios.

EXPRESIONES conversó con intérpretes y actores que abiertamente han asumido su diversidad con la finalidad de entender lo que en Ecuador y la región sudamericana falta por hacer, por motivo del Día Internacional del Orgullo LGBTI+. El cantante colombiano Esteman, el actor mexicano Jorge Caballero, el cantante cubano-ecuatoriano Hansel Green y la actriz guayaquileña Doménica Messini ofrecieron su punto de vista para entrar en este debate que alrededor del mundo ha permitido la participación de una minoría en un medio que cae en la paradoja de creer que si incluye pierde adeptos.

Hace 31 años la organización estadounidense Glaad (La Alianza de Gays y Lesbianas contra la difamación) trabaja para estudiar la participación de estas realidades en televisión abierta, programas de radio y demás canales de difusión masiva, y además los honra con una premiación anual por sus representaciones justas, precisas e inclusivas de la comunidad. Sus observaciones ofrecen cifras difíciles de alcanzar para países conservadores como Ecuador. El año pasado los personajes LGBTI+ representaron el 10,2% de todos los roles de las series en horario estelar en televisión norteamericana. El más alto desde que hace 15 años se empezó con la observación.

Artistas chinos 1

China + Ecuador: Más allá del estigma del coronavirus

Leer más

En nuestro país la situación es diferente, el Proyecto Zoom de la Universidad Casa Grande también ha hecho una observación en la televisión nacional específicamente. Su último reporte es del año 2017, allí se detalla que solo había un personaje homosexual representado en la ficción Cuatro Cuartos de Tc Televisión. En los otros medios eran hombres y mujeres cisgéneros (alineados con el sexo y género que le asignaron al nacer), lo que hacía nula la presencia de personas transgénero y transexuales.

Pero las sexualidades diversas están presentes y forman parte de la industria artística y del entretenimiento, aún sin mayor notoriedad. Hansel Green, músico y modelo de profesión, hace hincapié que aún “existe el miedo” por personas de la comunidad de contarlo abiertamente por si “pierden el trabajo o apoyo de sus seguidores”. “No hay alguien abiertamente gay en los medios locales y siempre que nos representan es en tono de burla”, explica.

Esteman

Esteman, hasta que la cuarentena lo deje subirse al escenario

Leer más

Doménica Menessini, coincide con Hansel. Ella es una mujer transexual que ha hablado abiertamente de su identidad en televisión y teatro. “Ser transexual públicamente es un llamado de atención al público que ve aún con morbo lo diferente. La gente es curiosa y puede jugar a tu favor al ‘atraer’ audiencia, pero son más las veces que esto sale en tu contra”, expresa la también cantante.

Sin embargo, sabe que su participación en producciones como en el programa concurso Baila la noche y su actuación en la segunda temporada Cuatro Cuartos, son una excepción. “Nos faltan referentes para que las personas con estas realidades diversas puedan saber que pueden llegar a hacer lo que quieran ser. Cuando tú sabes que existen personas iguales a ti no te sientes apartado. El problema con la no identificación es que no hay suficientes modelos a los que tú puedas apegarte y sentir que no estás solo o sola”.

Hansel y Doménica ven en las producciones extranjeras el ejemplo a seguir. Compañías multinacionales les dan la razón. Deezer y Netflix son dos de las empresas de música y televisión vía streaming más consumidas a nivel mundial. La primera conecta a 16 millones de usuarios activos en 180 países y con más de 50 millones de canciones, por lo que crearon un canal especial para celebrar las historias de la comunidad y darle voz a los creadores de contenido y artistas de su plataforma. Esto incluyó un festival digital con la participación de más de 27 artistas. En el caso de Netflix sus producciones han entrado en debate a nivel mundial por ser la que más presenta papeles lésbicos, gais y queer.

Los estudios de Glaad en América Latina los respaldan. “Se está ayudando a generar empatía entre los espectadores. Cerca del 70% de los latinoamericanos dijeron que series como Élite y Sex Education, y personajes como Casey de Atypical y Robin de Stranger Things, ayudaron a aumentar su entendimiento de la comunidad LGBTI+ y a mejorar sus propias relaciones interpersonales con ellos”, detalla la compañía a este medio.

Artistas Deezer Diversidad

Danna Paola, Marissa Mur y Esteman lideran el concierto por la diversidad de Deezer

Leer más
pride de José Alejandro Puga Patiño

El cantante colombiano Esteman siente que se han ido quitando los “malos estereotipos” en las producciones internacionales y por eso sí percibe que hay más inclusión. En su música, por ejemplo, muestra situaciones de parejas homosexuales. “Mis canciones no son solo para una orientación, yo hablo de amor en general, pero me gusta contar lo que soy”, mencionó. Jorge Caballero, es un actor mexicano con varias participaciones en Netflix como El club y en Claro TV en Herederos por accidente. Es también novio de Esteman. Como histrión no siente que ha tenido rechazo ni encasillamiento en sus papeles al ser abiertamente gay. “Yo no he representado un personaje homosexual hasta el momento, pero está ‘padre’ que las plataformas e Internet confíen en las historias de nosotros”, señala.

Esteban Mateus, nombre de pila de Esteman, es optimista con lo que ha sucedido en los últimos años. “Desde hace 5 años vemos más presencia de estos temas ya sean en series, cine, videoclips y se debe mucho a las redes sociales. Ahora escogemos lo que queremos ver y las nuevas generaciones lo saben y deciden”.

Pero Esteman y Jorge viven en una “burbuja”, como la llaman. Residen en Ciudad de México, una de las ciudades con más apertura para las minorías sexuales en el mundo. Las marcas y empresas se apoderan del discurso LGBTI+ para ganar visibilidad y mostrarle apertura a sus empleados. Esto no sucede en Ecuador y por eso los canales y la publicidad no muestran estas realidades.

Hansel y Doménica, son de los pocos artistas abiertamente diversos en la escena local, en su etapa de descubrimiento solo vieron una representación de las personalidades queer (personas que no son heterosexuales ni cisgéneros), que estaba ligada con la prostitución y lo caricaturezco.

Esto lo reafirma el guionista Jorge Pérez, quien ha trabajado por más de 20 años en la pantalla chica nacional. Explica que la televisión es un negocio y por ende “la pauta comercial sostiene esta industria”. Acota también que estas creen que “las temáticas LGBTI+ no son bien asimiladas por el televidente, así que muchas marcas no van a querer relacionarse con estos contenidos o personajes”. Jorge considera que cuando hay un personaje gay dentro de la televisión ecuatoriana “se inclina más a la comedia, por no decir la sátira, cuando son los de mayor aceptación, si es que conceptualizamos ‘aceptación’ por cantidad de risas generadas, pero ya se ha visto objetivamente que colectivos gais no se sienten representados por estas figuras de ficción, así que su presencia no sumaría en una visibilidad en medios”.

Libros-Dia-Orgullo

Siete clásicos de la literatura LGBTI+ que debes leer

Leer más
Michy Victor Arauz

Víctor Aráuz: "La Michy tendrá un último show que reinvindique el personaje"

Leer más

En Ecuador y el mundo la voz de las personas LGBTI+ es cada vez más fuerte y clara. En esta conversación Doménica dejó la interrogante más grande. ¿Qué pasa cuando hay una mala representación? Cuando ella solo era una niña vio por primera vez a alguien más como ella. Pero este reflejo la asustó. Era un capítulo de la serie nacional Emergencia, de 1999. Allí dos mujeres transexuales ingresaron al hospital: sus cuerpos habían sido mutilados. “Pensé: ‘eso no quiero ser’”, contó. Y estos escenarios, muchas veces camuflados de comedia, se replican en la realidad 20 años después: solo en enero, 16 personas de la comunidad fueron asesinadas de manera violenta por ser quienes son, según un reporte de la organización Silueta X.

Hansel Green, Esteman y Jorge Caballero también piden una representación respetuosa y honesta.