La violencia a la mujer subió al menos en un 15 % en marzo

  Guayaquil

La violencia a la mujer subió al menos en un 15 % en marzo

El incremento se registra en Guayaquil.  Una especialista en violencia de género señala como causante a la cuarentena; hay recomendaciones.

Maltrato
El maltrato a la mujer aumentó en la cuarentena de marzo.Christian Vinueza

El mensaje decía: “Espero que te encuentres bien. Estoy orando por ti”. Pero antes de que Julia (nombre protegido) pudiera leer ese deseo positivo que podría haberle avivado los ánimos, su esposo, que ya lo había visto, la abofeteó y la empujó contra la pared. La amenazó y la ofendió con malas palabras.

A-1-1627470 (11627470)

El artista Pepe Luque falleció el lunes, pero su familia no logra sepultarlo

Leer más

Era su hermana Lucía, quien el pasado 27 de marzo le escribió desde el celular de su esposo, como ya lo había hecho antes. Quería saber cómo la estaba pasando Julia en esta etapa de cuarentena por el coronavirus. Pues ella conoce muy bien sobre la violencia intrafamiliar a la que está expuesta su hermana menor, quien convive con un hombre celoso que no duda en golpearla cuando sospecha de ella, “así sea sin motivos”.

“Él pensó que mi hermana se escribía con mi esposo. Le he dicho a ella que lo deje, pero cree que él va a cambiar. Ahora, estoy más preocupada porque como el hombre no está yendo al trabajo y es violento, tiene más tiempo para maltratarla”, cuenta a EXPRESO.

Como Julia, en el Puerto Principal hay decenas de mujeres en riesgo de maltrato continuo por el encierro obligatorio que viven las familias ante la emergencia sanitaria del coronavirus. Las cifras de algunas instituciones así lo dicen.

De acuerdo con los datos facilitados a este Diario por el programa ‘Amiga, ya no estás sola’ (AYNES) de Guayaquil, encaminado a auxiliar a las mujeres de la ciudad que sufren maltrato psicológico, físico y sexual por parte de sus convivientes, desde el 1 hasta el 27 de marzo 53 mujeres llamaron al programa en busca de ayuda.

En comparación con las llamadas registradas en los meses de enero y febrero pasados, indica el programa, marzo tuvo un incremento de pedidos de auxilio del 15 %.

La entidad precisa además que la cifra de mujeres violentadas que llamaron es apenas una parte del número global de féminas maltratadas. Pues asegura que el 80 % de los casos de violencia contra mujeres y niñas ocurren en el hogar y dadas las condiciones actuales de aislamiento, las mujeres no tienen la libertad de llamar o asesorarse para pedir ayuda psicológica, legal o auxilio inmediato, porque están con su agresor en casa.

El pasado febrero AYNES adquirió 600 botones de auxilio, un dispositivo que se asemeja a una alarma de vehículo, para entregarlos a mujeres que sufren maltrato intrafamiliar y cuya integridad está amenazada. Desde el pasado 19 de febrero de este año hasta la fecha se han entregado 10 botones de auxilio.

China coronavirous ou (31069255)

Coronavirus: científicos chinos encuentran anticuerpos efectivos contra el virus

Leer más

La mujer debe presionar el botón cuando se encuentre en riesgo o esté siendo maltratada. El dispositivo activará una alerta geolocalizada a cuatro operadoras del programa que coordinan la asistencia policial.

AYNES no es el único punto al que han acudido las mujeres violentadas en medio de esta emergencia sanitaria. El ECU-911 es la entidad que registra la mayoría de casos. Del 1 al 31 del pasado marzo registró 1.976 llamadas por violencia intrafamiliar en Guayaquil. Es decir, un promedio de 67 alertas diarias, según informó a este medio el Departamento de Comunicación de esa institución.

Sin embargo, a diferencia del programa AYNES, la cantidad de este tipo de auxilios se redujo en esa institución en comparación con los registradas en enero y febrero, cuando hubo un promedio de 91 alertas diarias.

Muchas de las llamadas que llegan al ECU-911 son direccionadas al Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam) en Guayaquil.

Para la psicóloga clínica Annabelle Arévalo de esa entidad, experta en violencia de género, quien atiende a víctimas de violencia intrafamiliar, esa reducción no responde a una disminución de la violencia a la mujer, sino que refleja la dificultad que tienen ellas para pedir ayuda en esta etapa en la que los hombres permanecen en casa.

Las llamadas al programa Amiga Ya No Estás Sola aumentaron en marzo.
Las llamadas al programa Amiga Ya No Estás Sola aumentaron en marzo.Christian Vinueza

“En esta cuarentena se han sumado usuarias y las que ya teníamos aseguran que están viviendo nuevos brotes de violencia, porque los agresores se encuentran en las casas, o porque han regresado o quieren regresar o quieren llevarse a sus hijos en estos días”, narra.

Pese a que cada caso es distinto, por la dinámica de la familia y el contexto, la especialista aconseja a las mujeres violentadas evitar una confrontación en esta época de aislamiento.

COVI19  (31520125)

Coronavirus: "En las ciudades donde no hay casos podrían retomar sus actividades", dijo el viceministro Carrasco

Leer más

“Primero, que reconozcan que cualquier comportamiento que les hace daño es violencia, así no sea un golpe físico. Segundo, no justificarlo. Y tercero, llamar al ECU-911”, concluye.

Llamar por asistencia psicológica y legal

Las operadoras de la Línea de Información y Apoyo Especializado del programa ‘Amiga, ya no estás sola’ están disponibles al 1800-11211. Es a este número al que pueden marcar las mujeres víctimas de violencia para pedir asistencia especializada. El número está disponible todos los días.

Actualmente por la emergencia sanitaria, cuando las usuarias requieren primeros auxilios psicológicos o asesoría legal, las operadoras coordinan con la especialista legal en atención en casos de violencia y la especialista en psicología, quienes prestan la atención, por ahora, de manera virtual.

Para obtener el botón de auxilio, las mujeres víctimas de maltrato deben cumplir con los siguientes requisitos: 1.- Medidas de protección. 2.- Evaluación de riesgo. 3.- Ficha informativa. Los dos primeros puntos se realizan con el personal especializado en la oficina de AYNES. Si la víctima no cuenta con medidas de protección, recibirá el soporte y acompañamiento ante los organismos competentes por parte de una especialista legal para atención a casos de violencia.