La vía de Milagro que sirve de mercado hace una década

  Guayaquil

La vía de Milagro que sirve de mercado hace una década

Cien familias de la ciudadela Ala 21 Taura exigen la reubicación del espacio. Hay congestionamiento vial. El Cabildo no precisa cuándo estará lista la obra

Milagro
Ese el panorama que se vive a diario. Hay caos y desorden en el lugar.Miguel Laje

¡Indignados! Así es como se sienten los moradores de la ciudadela Ala 21 Taura, en Milagro, ante la presencia de comerciantes de frutas y otros productos agrícolas en la avenida Jaime Roldós Aguilera, en donde funciona desde hace diez años el mercado de transferencias. Un centro de abastos que se supone sería provisional, pero que continúa funcionando sobre las calles y veredas del lugar.

Milagro

Inundaciones: Los parches, insuficientes para Guayas

Leer más

Los habitantes aclaran que el problema no es el comercio como tal, sino el comportamiento de los vendedores, puesto que ubican sus camiones en ambos lados de la calle, no respetando la señalética y obstaculizando las puertas de los garajes de los habitantes.

La afluencia de comerciantes es tal que las calles Isabel Herrera, Eudoro Morales, Héctor Naranjo y Manuel Villacís, aledañas a la Jaime Roldós, registran caos y congestionamiento vehicular permanente.

Guillermo Escobar, habitante del sector, indicó que escogió la ciudadela Ala 21 Taura para vivir, por ser una de las más tranquilas del sur de Milagro, pero con la llegada de los comerciantes “esa paz se ha esfumado”. “El problema lo vivo todos los días, más aún en la madrugada que los vendedores comienzan a gritar o hasta son víctimas de los asaltos. Y es que la zona se ha vuelto insegura. Hay consumidores de drogas viviendo incluso allí. Es difícil vivir así”, comentó el ciudadano, quien aseguró que pese a los reiterados pedidos que la ciudadanía ha hecho a la Alcaldía, la respuesta no ha llegado. Al menos no de la forma que esperan.

Milagro
Las calles se llenan de camiones prácticamente todo el día. La ciudadanía pide ayuda para vivir con más orden.Miguel Laje

Su vecino, Jorge Ramos, se suma a los comentarios agregando que cada vez que intentan salir de casa para dirigirse a sus trabajos, entre las 04:00 y las 06:00, se ven obligados a buscar entre las decenas de comerciantes a los dueños de los camiones que están estacionados al pie de las viviendas. En el lugar, habitan cerca de 100 familias.

El problema con los comerciantes es que todos los días y por la madrugada, ellos empiezan a gritar y a insultarse, o porque los asaltan o simplemente por cotidianidad.

Guillermo Escobar,

habitante de Ala 21 Taura
huecos en calles de Mi(33153559)

Milagro: El asfalto desaparece ante la mirada de todos

Leer más

“Hay embotellamientos todo el tiempo, bulla y caos. El problema es tal que los conductores se ven obligados a circular hasta en contravía y nosotros, los peatones, no tenemos por donde caminar. A los funcionarios simplemente nos les importamos”, se quejó Jacky Herrera, de 67 años.

A juicio de Ramos, la solución al problema está en que los comerciantes sean reubicados en el mercado de transferencias, ubicado en la vía Milagro - Virgen de Fátima e inaugurado en la administración anterior. “No sabemos por qué no se van para allá. No queremos que no trabajen, ellos tienen derecho a trabajar, pero que lo hagan en un espacio específico para ellos, eso es lo único que pedimos. Queremos que el orden vuelva. Llevamos una década así”, dijo.

No entiendo por qué los comerciantes no se van al mercado de transferencias ya construido, es lo justo. No nos oponemos a que trabajen, eso queremos dejarlo claro, pero debe haber orden.

Jorge Ramos,
residente del vecindario afectado

Frente a esta situación, el director del departamento de Higiene y Ornato del Municipio de Milagro, Pedro Albán, sostuvo que no es posible, debido a que el espacio no brinda las condiciones para acoger a los mayoristas; e indicó que el mercado permanecerá en la avenida Jaime Roldós hasta que se termine de construir uno nuevo, aunque no especificó cuándo, lo que genera incluso más molestias entre las familias.

Milagro
En el sitio, los peatones se ven obligados a caminar sobre la calle. Las veredas están siempre ocupadas.Miguel Laje
Francisco Asán

Francisco Asán Wonsang: “Un descuido de cinco años nos obligó a empezar de cero”

Leer más

“Si las autoridades pretenden que vivamos en desorden, entre gritos e inseguridad, 3 o 6 meses, uno o dos años están equivocados. No podemos ser tomados como la última rueda del coche. Merecemos que nos den fecha y soluciones. Es absurdo que nos den la opción de aguantar solo vivir así”, manifestó Joey Ledesma, habitante del vecindario.

Según lo previsto, este nuevo centro de abastos también se ubicará cerca de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), donde se encuentra el mercado de transferencias actual, y en un área que todavía no ha sido especificada. “Tenemos un censo de los comerciantes que allí estarán y en base a eso se edificará la obra. Si aún no se construye es porque no hay presupuesto ahora, la pandemia, sumado al hecho de que hubo atrasos en las asignaciones presupuestarias, lo ha complicado todo”, indicó Albán, sin dar más detalles.

Inseguridad.El mercado se ha convertido en refugio de consumidores de alcohol y drogas. En el espacio, denuncian los residentes, la cifra de delitos se ha incrementado.

En los próximos días, los moradores prevén tener un nuevo acercamiento con las autoridades municipales, de la CTE y de la Empresa Pública de Movilidad, a fin de buscar una solución a los problemas.