Guayaquil

Sesenta y tres establecimientos fueron clausurados en Guayaquil durante el feriado

En ellos hubo aglomeración de personas y no se respetó las medidas de bioseguridad 

CLAUSURA LOCALES 6
Hecho. Las clausuras de los locales se hicieron entre el 7 y 10 de agosto en Guayaquil.Cortesía

Los controles continúan, al igual que las aglomeraciones en Guayaquil. Según informó el Municipio de Guayaquil, a las 59 licoreras, tiendas y restaurantes clausurados por los delegados de Justicia y Vigilancia y la Policía Nacional en los operativos realizados del viernes 7 al domingo 9 de agosto, se suman cuatro tiendas que recibieron sellos de clausura en el feriado nacional del 10 de agosto.

Durán pasó a amarillo.

Durán replica las medidas de seguridad y también prohíbe las reuniones y fiestas

Leer más

La clausura, a decir de Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia, se dio por vender bebidas alcohólicas a clientes aglomerados en la vía pública, dando un total de 63 negocios clausurados en cuatro días, por infringir las normas de bioseguridad, establecidas por las ordenanzas municipales, para evitar el rebrote de la COVID-19 en Guayaquil. 

Los dueños de estos espacios, que permanecerán cerrados por ocho días, deberán pagar una multa de  $ 400, como anticipó días atrás la alcaldesa Cynthia Viteri.

PLANTON PACIFICA DE A (32230205)

Artistas y organizadores de eventos y fiestas protestaron fuera del Cabildo

Leer más

Respecto a las reuniones y fiestas en domicilios, Narváez indicó que el lunes no se reportaron más casos que las dos celebraciones ya registradas en los operativos de viernes a domingo: una matiné y un grupo de cinco personas bebiendo al interior de una vivienda.

CLAUSURA LOCALES 2
Parque. En los operativos se clausuró incluso un pequeño parque de diversión que estaba funcionando, pese a que estos sitios tienen prohibido operar aún.Cortesía

Para los ciudadanos este tipo de operativos deben mantenerse e intensificarse porque, advierten, en el Puerto Principal los guayaquileños se han relajado. Carmen Sosa vive en la ciudadela El Cóndor, ubicada en el norte de Guayaquil, y advierte que este fin de semana no solo fue testigo de las reuniones que en el vecindario se hicieron, sino también de bautizos religiosos en las viviendas.  

medida de bioseguridad

Un doble discurso en la prohibición de las fiestas

Leer más

"La gente bebía e ingresaban y salían sin mascarilla hasta muy tarde. Podría jurar que se metieron hasta en la piscina, que la fiesta o el bautismo fue allí. Llamé a las autoridades para denunciar el hecho... Es lastimosamente lo que ahora nos toca hacer para protegernos. Es lamentable", advirtió la joven; al hacer hincapié en que a la sociedad le hace falta aún tomar consciencia. 

En otros puntos de la ciudad, como la ciudadela la Pradera, los habitantes aseguran que las fiestas al interior de las viviendas, lo que está prohibido, continúan haciéndose cada fin de semana. "Dicen que harán parrillada, que comerán solo tacos entre vecinos, pero las "reuniones" se alargan hasta las 23:00, con música a alto volumen y gente asimismo que entra y sale sin protección. Es como si a la gente no le importara nada...", se queja José Tandazo, habitante de ese vecindario. 

Me parece inaudito que la gente no deje de hacer fiestas y los locales incumplan las reglas. ¿Quieren un policía en cada cuadra para solo así actuar bien? Es ilógico. Si Guayaquil no pone de su parte, lamentablemente el escenario puede tornarse nuevamente gris.

Adriana Murillo,
​habitante de la Alborada
sambo desolado (31462116)

Samborondón también prohíbe las reuniones y eventos en las viviendas

Leer más

En los últimos días, a través de las redes sociales, los habitantes también denuncian los hechos y hacen un llamado a que los controles se incrementen.