Guayaquil

Al rescate del espacio público de Guayaquil

En algunos puntos, las aceras son tan angostas que hasta los árboles se convierten en obstáculos.  Expertos dan ideas de cómo priorizar al peatón, el paisaje y la sombra

ARBOLES AFECTA AL PEAT (6836462)
Debido a que las aceras son angostas, a los peatones no les queda más remedio que caminar sobre la acera.CHRISTIAN VASCONEZ

Que Guayaquil está tan mal planificada que hasta sus árboles se han convertido en obstáculos, critica el urbanista Johnny Cóndor, cada vez que ve cómo los peatones caminan tambaleando sobre las aceras o de ladito y hasta sumiendo la barriga para cruzar entre los árboles y el mobiliario urbano que están sobre el cemento.

7787dec5-ac36-4f34-bb88-89ae7d20ed9a

Familias se suman a salvar árboles de la plaga

Leer más

“Duele ver cómo por el tamaño de nuestras diminutas aceras, en algunos puntos el caminante no puede compartir espacio al mismo tiempo con las especies. A los primeros les toca lanzarse al concreto, con todos los riesgos que esto implica”, piensa; mientras hace énfasis en que son los adultos mayores y quienes se movilizan en sillas de ruedas o andadores los principales afectados. “Ellos lo son siempre”, lamenta.

Por lo visto, señala la guayaquileña Suzetti Castro, mientras intenta caminar por lo que simula ser una especie de cuerda floja, el peatón jamás será la prioridad para la Alcaldía. “Los postes, las aceras rotas y sin rampas, las vallas..., todo genera malestar. Guayaquil está tan mal planificada”, dice, al dar apenas cuatro pasos sobre la vereda que rodea al Cementerio General Patrimonial, una de las zonas donde el problema se agudiza.

EXPRESO hizo un recorrido por la ciudad y constató que los peatones, sin importar su edad, se vieron obligados en ese punto a caminar sobre la avenida Pedro Menéndez Gilbert, una de las más transitadas del Puerto Principal.

Aunque lo intentaron, Augusto Robles, de 67 años; y Marcos y Lidia Garríquez, de 23 y 27 años, respectivamente, caminaron por alrededor de 300 metros al pie de la angosta vereda de menos de un metro de ancho y tolerando los bocinazos de los buses que pasaban a sus costados. “Aquí, me subo al tramo seguro solo cuando veo que los colectivos vienen volando, tampoco quiero que me maten, pero es que es imposible hacerlo de otra manera. Mi hija tiene un bebé de 6 meses y cuando venimos al cementerio, para retornar a casa e ir al paradero, nos toca igual ir sobre el concreto, pues con tantos árboles resulta imposible que se desplace en coche. Eso sí, nos dan mucha sombra, todo es fresco”, asegura Robles; quien hace hincapié en que ir por esa ruta es una odisea.

ARBOLES AFECTA AL PEAT (6836509)
Los puestos de flores en el Cementerio General obligan a los peatones a usar la vía, expertos sugieren que se les construyan cubículos internos para que permitan el paso.CHRISTIAN VASCONEZ
RECORRIDO POR BOSQUE  (33455417)

Ciudadanía: “Por fin nos escucharon y el bosque ya es área protegida”

Leer más

La misma experiencia la perciben los peatones en calles como la Clemente Ballén y García Avilés, y en los alrededores del Parque de la Kennedy, donde los senderos, asimismo son estrechos; en la avenida 47 NO en Ceibos; en el 2do. Pasaje 32 NO, entre la avenida Juan Tanca Marengo y la calle Dr. Emilio Romero...

“Si tan solo fueran más anchas las aceras, desplazarse por la ciudad sería agradable. Y es que los árboles no son el problema, jamás lo serán, ellos son los que vuelven un área pintoresca”, detalla el también urbanista Emilio Flores.

Barrios.En Sauces, Samanes, la Alborada, La Saiba, La Pradera, 9 de Octubre, es común ver este problema. Es mayor aún en las aceras que jamás han sido regeneradas.

Sobre qué hacer en estos casos, ambos expertos consultados plantean -ampliar los espacios de tal forma que tengan un ancho de dos a dos metros y medio-; y que en el caso específico del Cementerio General, una de las zonas donde más se refleja el problema, el muro externo sea derrumbado y construido un par de metros hacia el interior para ganar espacio.

Poco se piensa en el peatón y los árboles, pese que uno ayuda al otro a vivir. La inversión del Cabildo debe destinarse a obras que nos permitan sentir confort, no miedo o estrés.

Juan Villacís,
peatón
PUBLICIDAD EN LAS VERE(33476742)

JCDecaux: “No explotamos las vallas ni se obstaculiza el paso”

Leer más

“Sería fenomenal hacerlo, si no se quiere quitar espacio a la arteria, aunque sí se podría. De hecho, a los vendedores de flores se les podrían construir asimismo cubículos internos, similares a los que se edificaron al pie del colegio Vicente Rocafuerte, donde se limpió el área y esta se volvió habitable”, dice Cóndor.

Sobre qué se prevé hacer en estos puntos, EXPRESO cuestionó al Municipio de Guayaquil, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta. Tampoco precisó si se harán trabajos de mantenimiento en las aceras del camposanto, que permanecen rotas, con huecos y pedazos de cemento levantados.

ARBOLES AFECTA AL PEAT (6836483)
Este es el estado en el que permanecen las aceras en los exteriores del Cementerio General.CHRISTIAN VASCONEZ

Carlos Espinel, gerente del cementerio de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, al que pertenece el Cementerio General, sin embargo, se refirió al tema. Dijo que han empezado ha regenerarlas. Y aunque sobre la sugerencia de tumbar el muro, aseguró que no era viable, puesto que en la cerca “hay nichos para restos, donde se encuentran inhumadas una gran cantidad de personas”, adelantó que los trabajos que realizan no incluyen la ampliación. Lo que, a decir de los ciudadanos, refleja una ayuda a medias.

07072021 VALLA PUBLICI(33470864)

Guayaquil: “Ni un videojuego tiene tantas trabas como nuestras veredas”

Leer más

“Las aceras deben ser inclusivas. Los arreglos solo servirán a un grupo de personas. Si se quiere lograr un cambio integral, el Cabildo, la ATM, las personas con discapacidad, todos deben intervenir”, aseguró Xavier Lozano, habitante de la ciudadela aledaña, La Atarazana.

A decir del presidente de la organización Medio Ambiente Sustentable, Xavier Salgado, si bien algunas de las fallas son heredadas de administraciones pasadas, otras se siguen cometiendo a vista y paciencia de la ciudadanía y haciendo caso omiso a las recomendaciones públicas de los urbanistas. Pone como ejemplo la siembra del arbolado urbano en un tramo de la avenida Barcelona, donde cruza la ciclovía, y la colocación de macetas sobre la acera. Todo en el mismo lugar.

A los árboles jamás se los debe de talar y a fin de no verlos nunca como un obstáculo, es deber de las autoridades ver dónde, con qué fin y qué tipo de especie siembran.

Xavier Salgado,
especialista en Desarrollo Sostenible

Para Salgado, otras trabas también se ven en las aceras que no necesariamente son tan angostas, pero que dejan un mínimo espacio para el peatón debido a que por “una poda mal ejecutada”, las raíces crecen de tal forma que levantan el suelo, el cemento y la tierra.

Parterre Alborada
Ubicación. Así luce el parterre central de la Rodolfo Baquerizo, cerca de la calle Benjamín Carrión.CHRISTIAN VASCONEZ

“Todo esto responde a una evidente mala planificación. Es obligación de la autoridad investigar y pensar en cuáles son los árboles adecuados, si estos van a topar o no con cables, si sus raíces crecerán hacia adentro, cuál es el tamaño de su copa; y eso sí, nunca sacarlos. Cada árbol cuenta”, advierte.

Inquietud. El morador Johnny Cóndor explica las soluciones que deberían aplicarse para recuperar la utilidad del parterre de la Guillermo Cubillo.

Los Alamos propone un area verde en parterre de avenida

Leer más

Para él, así como para Flores, una medida que se podría tomar en las veredas adjuntas a las vías principales, recae en achicar los carriles de la Metrovía para ganar espacio.

Desde el punto de vista del arquitecto y planificador urbano y territorial Luis Alfonso Saltos, otro concepto que, teniendo en cuenta estos escenarios, vale la pena ya adoptarlos, es el de crear macromanzanas en Guayaquil, como las que tiene Barcelona en España. “Eso permitiría que al interior de estas haya áreas peatonalizadas, se solucionaría todo. “Que los árboles ocupen el espacio que le corresponde al caminante es algo que vemos en las veredas no regeneradas y antiguas, y debe remediarse. Antes, para construir una vereda se consideraba apenas el ancho mínimo, se las hacía por obligación, no para facilitar el paso al ciudadano. Esto no puede pasar más. Hay maneras de cambiar el escenario”, aseguró.

ARBOLES AFECTA AL PEAT (6836553)
Veredas angostas. En la Kennedy, el tamaño de muchas es tan reducido que dos personas a la vez por esta no puedan pasar.CHRISTIAN VASCONEZ

  • Un plan para aplicar en el centro

Poner en valor al paisaje para darle confort al peatón

Un urbanista plantea revitalizar el patrimonio arquitectónico del lugar

El arquitecto Felipe Espinoza, docente de la Universidad de Guayaquil, plantea una serie de medidas, relacionadas también a cómo rescatar al arbolado y darle espacio al peatón, sobre todo en el centro. Una de las zonas, a su juicio, con más islas de calor.

Para él, la línea estratégica del centro debe incorporar en su estructura la inclusión social y la distribución democrática del espacio público, como espacios sociales, turísticos y culturales. En el marco de esa línea, explica, se podrían desarrollar dos programas territoriales: Centro Articulado y Centro Vivo. El primero que pone en valor el paisaje y el patrimonio urbano e incorpora los corredores estratégicos y revitaliza la apropiación por los espacios públicos existentes; y el segundo, que busca revitalizarlos asociando el patrimonio arquitectónico y urbano, por medio de la reconfiguración de parques y la peatonalización de vías.

11

Siete acciones para que Guayaquil sea más habitable

Leer más

Para ello, Espinoza sugiere algunas medidas (ver datos adjuntos), entre las que constan el hecho de reordenar las vías para disminuir o aumentar las zonas destinadas para vehículos y peatones e incluir ciclorrutas al nivel de la calzada; y establecer el tráfico lento en determinadas zonas para darle prioridad a la seguridad del peatón.

“En Guayaquil, aunque debería estar mencionado en el plan de ordenamiento territorial, no existe un plan de espacio público, como lo tienen otras ciudades. Sin embargo, estas medidas son básicas para optar por ese cambio que aquí nos urge”, piensa.

Peatonalización vial: Implica darle exclusividad al peatón en determinados tramos de las vías que integran el centro para impulsar el comercio y la apropiación de estos espacios, proporcionándole a la ciudadanía espacios funcionales para la recreación y el esparcimiento.

  • Reconfiguración espacial: Propone reordenar los usos o actividades que son llevados a cabo en espacios públicos y lugares de encuentro para mejorar las condiciones funcionales y de diseño.

Promover el turismo cultural: Fortalecer el turismo en bienes de interés cultural y sus alrededores, revivirá el lugar. Pero esto será necesario teniendo en cuenta los dos puntos anteriores.