Guayaquil

Familias se suman a salvar árboles de la plaga

La meta es curarlos de la cochinilla, un insecto que absorbe su savia

7787dec5-ac36-4f34-bb88-89ae7d20ed9a
Acción. Jonathan Pimentel, en el parque del 8 de la Alborada, etapa tres.Cortesía

Después de que Diario EXPRESO publicó la idea de tres guayaquileñas para que los ciudadanos adopten un árbol para salvarlo de la plaga de la cochinilla hace dos semanas, más familias se han sumado a la tarea solidaria con el medio ambiente.

Entre los que se han animado están Jonathan Pimentel, él junto a su familia adoptaron un sauces llorón en el parque del 8, de la Alborada etapa tres.

6063a00f4ef51

Brigadas que pretenden sanar a los árboles de Guayaquil de la cochinilla

Leer más

Pimentel suele ir por las noches a lavar el árbol con agua y jabón, tal como lo ha sugerido la egresada de ingeniería agrónoma de la Universidad Guayaquil, Daniela Inga, una de las precursoras en la idea de que los vecinos se encarguen de una especie para salvarla de la plaga de la cochinilla, que es un insecto que chupa la savia y así deja al árbol sin hojas hasta que muere.

“Cuando me enteré de la campaña, decidí con mi esposa adoptar un árbol para enseñarle a mi hijo Felipe, quien tiene 4 años, la importancia de cuidar del medio ambiente”, dijo a EXPRESO Pimentel, morador de la Alborada.

Según Pimentel, hasta la fecha se han animado a ayudar un árbol unas 15 familias de la ciudadela.

Cochinilla
Óscar Aguirre es estudiante de Ingeniería en Agronomía de la Universidad de Guayaquil y se ha sumado a la campaña. Él planifica hacer la segunda parte del estudio que ahora realiza Daniela Inga.Jimmy Negrete / EXPRESO

Otra de las personas que está ayudando es Belén Regalado, de 21 años. Ella considera que es importante el aporte del ciudadano además de las acciones que realicen las autoridades.

Aspecto. Esta es la afectación que se registra en las ramas por una de las plagas que afecta a los árboles.

Guayaquil: Plagas enferman a árboles de las principales avenidas

Leer más

“Hay respuestas de la ciudadanía, pero esperamos que más personas se sumen a esta tarea noble”, indicó la arquitecta Lili Carbonell, otra de las precursoras de la campaña; que apunta a que se mantengan protegidos todos los árboles de la ciudad.