Guayaquil

Rampas enrocadas para contener la erosión regresiva del río Coca

El Ministerio de Energía reconoce el riesgo para la presa de Coca Codo Sinclair por el avance del proceso erosivo del río. Ampliarán su cauce

Río Coca_Erosión regresiva_Avance julio 2020
La imagen, facilitada por Alfredo Carrasco, muestra el avance del proceso de erosión del río Coca en los primeros días de julio de 2020Cortesía

Tres medidas provisionales, que deben estar terminadas en 90 días, anunció el Gobierno ecuatoriano este miércoles 8 de julio, para contener el avance del proceso de erosión regresiva del río Coca, que amenaza la presa de captación de la central Coca Codo Sinclair, una de las principales proveedoras de energía eléctrica del país.

El ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, René Ortiz, anunció que colocarán un sistema de rampas enrocadas, utilizando piedras de gran tamaño; ampliarán el cauce del río; y lo protegerán en las zonas de salto dejadas por la erosión.

En tanto, en una segunda fase, contratarán los estudios para el diseño de las obras definitivas de contención o solución del problema. Estos planes deberán estar listos a mediados de octubre y tendrán un presupuesto estimado de 19,5 millones de dólares.

Ortiz reconoció el riesgo que supone, para la presa de captación, el avance del proceso de erosión del Coca, desencadenado tras el colapso de la cascada San Rafael, ocurrido el pasado 2 de febrero. Así lo habían advertido geólogos y otros investigadores del tema.

Capture_Ministerio de Energía_Río Coca
En la rueda de prensa virtual, el Ministerio de Energía presentó un gráfico sobre el avance del proceso de erosión del río Coca, que a la fecha es de 3,8 kilómetros.Cortesía

El ministro precisó que a la fecha, el proceso erosivo ha avanzado 3,8 kilómetros desde el sitio de la desaparecida cascada San Rafael, aguas arriba. La presa de captación está ubicada a 19 kilómetros desde el antiguo salto de agua. Ortiz espera que los resultados les permitan caracterizar mejor el fenómeno natural y determinar la velocidad a la que seguirá avanzando hacia la presa.

En la rueda de prensa virtual también participó el gerente general de la Corporación Eléctrica del Ecuador, Celec, Gonzalo Uquillas; y la directiva de Petroecuador, María Elisa Soledispa, quienes dieron detalles de lo efectuado por sus respectivas entidades.  

Uquillas, que dio la mayoría de detalles técnicos del tema y de los pasos que han dado para controlar el proceso erosivo, advirtió que este es un problema que puede tomar años solucionarlo. De igual modo, señaló que la cantidad de sedimentos que ha arrastrado el río podría causar inundaciones en las comunidades y otras obras de Coca Codo Sincllair ubicadas aguas abajo debido a su gran magnitud. 

Soledispa indicó que tras la rotura del oleducto ocurrida el 7 de abril como consecuencia del hundimiento de la tierra, Petroecuador ha efectuado dos variantes para alejar las tuberías a 200 y 400 metros de distancia de su anterior trayecto. Y acotó que alistan una tercera variante, como medida de contingencia.

En un comunicado anterior de junio pasado, Petroecuador había informado que los trabajos de remediación ambiental y reparación de las tuberías le habían representado un costo de 3,8 millones de dólares.

Capture_Rio Coca_Obras de contención
La imagen que presentó el Ministerio de Energía durante la rueda de prensa virtual ilustra el sistema de rampas enrocadas y las zonas de ampliación de cauce del río.Cortesía