El mercado Cuatro Manzanas, reactivado pero no recuperado

  Guayaquil

El mercado Cuatro Manzanas, reactivado pero no recuperado

Los comerciantes aseguran que el 60 % de asistentes ha vuelto. Lo atribuyen al retorno de las clases presenciales. Aún hay preocupaciones y sobra el regateo

Mercado cuatro manzanas
Preocupación. En comparación a los meses de pandemia, el escenario se muestra ya más favorable.Miguel Canales Leon

El escenario no ha resultado ser tan alentador como se lo esperaba, aunque hay mejoría. Hoy, las decenas de personas que sondean el Mercado de Artículos Varios o de las Cuatro Manzanas, como se lo conoce, no representan las ganancias que durante dos años no tuvieron los negocios; sin embargo, las familias empiezan a llegar en busca de útiles y cuadernos, y eso ya los alienta.

4 manzanas

Decepción en comerciantes por bajas ventas navideñas

Leer más

Juana Navarrete es una de las tantas comerciantes que vende zapatos escolares, uno de los productos que más se ha solicitado ahora que las clases presenciales vuelven, de forma oficial. Cerca de su puesto, donde en estas mismas fechas el año anterior no llegaba nadie, su cuñada vende camisetas y ropa interior. Sus 19 años de atención en el local la tranquilizan porque “la temporada escolar es cuando más se vende”.

“Sabemos que entre la última semana de abril y el 6 de mayo, las clases se reactivan y ya no desde casa. Si hacemos una comparación a como hemos venido trabajando, debo reconocer que el 60 % de la asistencia ha regresado. Estamos mejor”, coincidieron.

Vacíos.El mercado, conocido por variar su oferta en función de la temporada, tiene 1.581 locales, de los cuales decenas cerraron por la crisis económica.

Por otro lado, María José Carcelén, en su quiosco de útiles escolares, está preocupada. Antes de la pandemia, su equipo de trabajo era de 10 personas. Con la COVID-19, tuvieron que recortar el personal y se quedaron solo ella y su esposo. Al estar confinados, él empezó a vender pollos mientras ella instaló un bazar en casa. Con las clases virtuales, “solo se vendieron hojas, plumas y carpetas”.

RECORRIDO DE COMPRA DE (8065173)
Aunque las ventas no son las mismas de hace dos años, ya ha empezado a llegar las familias al sitio.Miguel Canales Leon

Ellos volvieron al mercado en enero y, a pesar de que las ventas siguieron limitadas, esperan ganar los $ 400 diarios que hacían en el pasado durante la temporada escolar. Ella destaca que la gente está llegando finalmente con la lista de útiles completa en mano, como en años anteriores. Pero reconoce que antes las familias llegaban y compraban lo mejor. “Ahora quieren lo más económico y buscan regatear no solo en uno, sino en varios locales. La economía para todos está mal, ahí mi preocupación”.

La pandemia nos obligó a trabajar fuera de la línea escolar. Estábamos esperando el regreso a clases y ahora resulta que el cliente busca la lista de útiles más barata.

María José Carcelén
comerciante de útiles escolares
ROBO DE MEDIDORES DE  (33361265)

Medidores se venden hasta en el mercado formal

Leer más

Cynthia Granople, madre de familia, corrobora esta información. Ella, tras no encontrar precios convincentes en el Mercado Central, visitó el de las Cuatro Manzanas por primera vez para comprar los materiales de su hija, que pasa a Primero de Básica. Ella revela que ha regateado en tres locales y que está satisfecha con el negocio que la atendió. Un caso similar ocurrió con Dayanara Rosales, quien pasa a Tercero de Bachillerato y viajó desde su hogar en Milagro para adquirir los útiles escolares a un precio más asequible.

Carmen y su esposo, vendedores de artículos varios, abrieron su local tres días a la semana durante la pandemia, pero “no sirvió porque no se vendió nada”. Ahora están vendiendo mochilas, canguros y ropa por la temporada escolar, como solían hacerlo durante sus 10 años previos en el mercado.

La pareja, que reside en Durán, asegura que las ventas “no alcanzan ni para el pasaje. A veces hay que comprar un solo plato de comida para los dos”. Ellos volvieron a trabajar en marzo y sus únicas ventas fueron durante el feriado por Semana Santa, donde “a decir verdad, no hubo nada de gente”. Califican como “agresiva” a la competencia entre negocios, puesto que “prefieren vender las cosas al precio más bajo, así sea por centavos, que a darles la oportunidad de vender a otros”. También explican que las ventas se han vuelto más difíciles. “No podemos tener ganancias con las cantidades que ofrecen y muchas veces tenemos que negarnos, espero que la próxima semana todo sea mejor”, explica.

RECORRIDO DE COMPRA DE (8065178)
Desde muy temprano, desde esta semana, ha empezado a llegar la clientela.Miguel Canales Leon

Vengo de regatear tres veces en el Mercado Central y no encontré precios asequibles. Aquí, pude regatear en tres locales distintos y estoy a gusto con los precios que encontré.

Cynthia Granople
madre de familia
barrio Cuba

Los negocios del barrio Cuba resurgen

Leer más

Lourdes Morales, guayaquileña y madre de tres niños, este fin de semana recorrerá el mercado para adquirir desde hojas y mochilas, hasta zapatos para la escuela. “En lo personal, pese a que no hay tanto dinero, me alegra volver a hacer este recorrido. Los chicos necesitaban volver a tener ese contacto físico con sus amigos y profesores, necesitaban llenar esos vacíos que le dejó la presencialidad. Y si toca gastar en los materiales que no usaron en dos años, pues bienvenido sea. El gasto vale la pena”, señaló.

Las cosas han cambiado y ahora es la gente quien fija el precio, y eso nos ayuda. Ahora viene gente, pero tras lo que vivimos, hay negocios que prefieren vender al precio más bajo.

Carmen Heredia
comerciante de artículos varios