El mal estado de las escuelas evita un retorno con garantías

  Guayaquil

El mal estado de las escuelas evita un retorno con garantías

El 50 % de los planteles fiscales está deteriorado. Desde que inició la pandemia no han recibido mantenimiento Hay $ 107 millones para arreglos

colegio provincia de Chimborazo
Bancas viejas arrumadas, hojas secas, césped alto y desechos: ese es el panorama del colegio Provincia de Chimborazo, ubicado en el sur de la ciudad.Christian Vinueza / EXPRESO

Para que un modelo semipresencial se llegue a ejecutar, las instituciones educativas deben cumplir con ciertos requisitos en sus instalaciones, tales como buenos espacios con ventilación, baterías sanitarias en buen estado y lavamanos, entre otras adecuaciones que lleven a desarrollar los protocolos de bioseguridad requeridos en pandemia.

Falta internet

Guayaquil: En los sectores populares la enseñanza llega a paso lento

Leer más

Pero en Ecuador, no todos los 14.000 planteles fiscales tienen condiciones para recibir a estudiantes y docentes.

El 50 % (7.748) está deteriorado; 2.136, en buenas condiciones; 1.253, en mal estado porque no tienen agua ni saneamiento adecuado o han sufrido los embates de la época invernal. Pero hay 81 que necesitan intervenciones de forma paulatina porque requieren inversiones sustanciales y algunos deben ser reconstruidos de forma integral, según el levantamiento de datos y visitas ‘in situ’ que realiza el Ministerio de Educación a nivel nacional.

Colegio en mal estado
La fachada de la escuela Carlos Urgilés, en el Guasmo Sur, tiene grietas; hay polvo acumulado en las aulas, baños y oficinas administrativas.Amelia Andrade / EXPRESO

Desde el 7 de junio pasado se autorizó el retorno paulatino, seguro y voluntario a la semipresencialidad a 1.301 instituciones educativas, de las cuales 1.102 retornaron a las aulas, a pesar de que algunas de ellas no tienen su infraestructura en buenas condiciones.

El mal estado de las escuelas no es un problema nuevo. Sin embargo, es poco lo que las autoridades han hecho para solucionarlo. Durante la pandemia tampoco se acordaron.

Karina Monteverde, madre de familia

Durante un recorrido realizado por varios establecimientos educativos, EXPRESO constató lo descuidado que estos se encuentran debido a que en los 14 meses de pandemia no han recibido mantenimiento.

El colegio Provincia de Cotopaxi, ubicado en el sur de Guayaquil, por ejemplo, luce descuidado. Desde los exteriores se ven las paredes despintadas y los árboles crecidos que sobresalen del cerramiento y ponen en peligro a quienes llegan al lugar, ante la posibilidad de que sus ramas se desprendan.

En algún momento todos los estudiantes tendrán que regresar a las aulas, por ello es necesario que se adopte un plan para la reaparición de las escuelas más deterioradas.

Antonio Bustamante, padre de famillia

Adentro, las aulas siguen cerradas con grandes candados, pero desde las rejas se notan las bancas arrumadas y llenas de polvo; algunas están destruidas, al igual que el material didáctico que todavía se conserva desde el último día de clases en febrero de 2020. La cantidad de maleza que hay en el patio, atrae mosquitos y otros insectos.

Retorno Balandra

Educación: La mascarilla tapa la sonrisa de los niños en su regreso al aula

Leer más

El retorno a clases semipresenciales está previsto para este lunes 21 de junio, pero los padres de familia están preocupados porque el local es uno de los puntos de vacunación contra la COVID-19.

“Aquí llegan muchas personas a vacunarse y nadie sabe en qué condiciones de salud se encuentran. ¿Cómo es posible que se autorice el retorno de los niños sin antes hacer una buena limpieza acompañada de fumigación?”, cuestiona Carlos Medrano, padre de familia.

ProyecciónEn los casos donde se deba reemplazar la infraestructura en su totalidad, tomaría hasta dos años. Los estudiantes deberán ser reubicados.

Mercy López, otra madre, asegura que durante la pandemia no se realizó el debido mantenimiento en la infraestructura del plantel. Aunado a esto, los delincuentes aprovecharon la ausencia del personal para cometer actos delictivos y hurtar implementos educativos.

En igual situación se encuentra el colegio Francisco de Orellana, ubicado en el mismo sector de la ciudad, que también tiene previsto retornar a las clases presenciales este lunes. La maleza ha crecido en el interior, mientras que en los exteriores luce descuidado.

minga en colegio
Padres de familia colaboran de manera voluntaria en la limpieza de las unidades educativas de Guayaquil.Martha Torres / EXPRESO

“El Ministerio de Educación tuvo casi todo 2020 para reparar las escuelas y colegios en mal estado, considerando que los alumnos no asistieron a clases durante prácticamente todo el año, pero no lo hizo”, aludió otro padre de familia.

Firma convenio

7.500 niños de Monte Sinaí y de la Isla Puná recibirán apoyo educativo

Leer más

En Guayaquil, padres y profesores han sido convocados a las unidades educativas para ejecutar mingas de limpieza.

En el colegio Camilo Gallegos, ubicado en la ciudadela Guangala, estaba Carlos Terán, un padre que había pedido permiso en su trabajo para participar en el adecentamiento del plantel donde estudian sus dos hijos. “Hay que arrimar el hombro para que nuestros hijos puedan volver a las aulas muy pronto, ya no aguantamos la educación desde casa”, manifestó mientras desbrozaba la maleza en el patio de la institución que todavía no está autorizada para retornar a la semipresencialidad.

La ministra de Educación, María Brown, ha manifestado que hasta diciembre de 2021 se invertirán cerca de 107’800.000 dólares en infraestructura, mantenimiento, materiales de bioseguridad, fumigación, servicio de desinfección y limpieza, en los planteles.

colegio Francisco de Orellana
En el patio del colegio Francisco de Orellana hay montículo de maleza seca que ha sido acumulada.Amelia Andrade / EXPRESO

El mantenimiento de los planteles, asegura, es la primera prioridad para avanzar en el retorno a las aulas.

Clases por whatsapp

Educación: Así es una semana de clase por whatsapp

Leer más

A la reparación de los planteles también se une el Municipio de Guayaquil. Se intervendrán 20 unidades educativas fiscales urbanas y rurales del cantón, en donde se ejecutarán trabajos de pintura, mantenimiento y cambio de baterías sanitarias y de baldosas en pisos, intervención integral del sistema eléctrico, limpieza de cisterna e impermeabilización, entre otros.

Los trabajos, que beneficiarán a 250.000 estudiantes, comenzarán una vez que se firme el convenio con el Ministerio de Educación.

La intervención de los planteles ofrecerá empleo directo a 600 personas aproximadamente e indirecto a 300, informó David Nurnberg, director de Infraestructura Comunitaria del Cabildo porteño.

Al momento se preparan los presupuestos referenciales de los informes técnicos.