Guayaquil

Guayaquil: En los sectores populares la enseñanza llega a paso lento

Un retorno a las aulas es lejano en estas zonas. Niños estudian con las mismas falencias que en 2020. Varios planteles fiscales abren sus puertas 

Falta internet
En Monte Sinaí, en el noroeste de la ciudad, muchos niños buscan lugares altos para tener señal de Internet y poder desarrollar las tareas.Amelia Andrade / EXPRESO

En relación con el año pasado, el proceso de aprendizaje no ha variado nada para José Rodríguez (9), quien habita en la cooperativa Realidad de Dios, en Monte Sinaí, noroeste de Guayaquil.

Retorno Balandra

Educación: La mascarilla tapa la sonrisa de los niños en su regreso al aula

Leer más

Todos los días, el menor se levanta temprano para, junto a sus hermanos y primo, recibir la tarea escolar del día que el profesor les envía por mensajes de WhatsApp. De inmediato agarra el teléfono celular de su madre -el único que hay en casa- y se dirige a lo más alto de la loma, donde queda su vivienda.

Lo hace para obtener señal de Internet a través de las antenas repetidoras que hay en este sector popular de la ciudad, donde habitan más de 150.000 personas sin acceso a todos los servicios básicos.

“Aquí en este cerro sí llega la señal y puedo ver algunos videos que envía el profesor en donde hay una explicación de cómo podemos desarrollar la clase que nos toca. En mi casa no tenemos este servicio, tampoco computadora”, lamenta el menor, quien cursa el quinto año básico de una escuela pública.

Estudiar en casa
Algunas familias, con más de dos niños en edad escolar, usan el único teléfono celular que tienen a través del cual reciben las tareas.Amelia Andrade / EXPRESO

Para estos niños, un posible regreso a las aulas -como ya lo están haciendo, desde el lunes pasado, varios menores del país- aún es un anhelo lejano, pues los nombres de sus planteles no constan en la lista de los establecimientos que tienen aprobado su Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE) a los cuales el COE nacional les dio el visto bueno para que regresen a la presencialidad de manera progresiva, segura y voluntaria.

El estudio desde casa ha sido complicado para los niños y para los padres. Yo sí quisiera que retornen a las aulas, pero deben asegurarnos que ellos van a estar bien.

Keyla Orozco, madre de familia
Firma convenio

7.500 niños de Monte Sinaí y de la Isla Puná recibirán apoyo educativo

Leer más

Varias escuelas de Monte Sinaí carecen de agua potable que es importante para el lavado constante de las manos; tampoco tienen baterías sanitarias en buen estado. Creo que por eso no han sido tomadas en cuenta para el retorno progresivo”, indica Ana León, una madre de familia, quien asegura que a ella sí le daría miedo enviar a su hijo a la escuela, ya que esta podría ser un foco de infección por lo descuidada que se encuentra.

Un listado proporcionado por la Subsecretaría de Educación de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) señala que 24 planteles particulares y 16 fiscales podían abrir sus puertas desde el 7 de junio. No obstante, los públicos acogerán a sus estudiantes desde hoy.

Los niños siguen estudiando con los mismos problemas que tuvieron el año pasado: desde casa, sin Internet ni computadora. Ojalá pronto regresen a la escuela.

Margarita Pérez, madre de familia

Una de ellas es la escuela de educación básica Pablo Neruda, ubicada en el Guasmo sur, que trabaja en jornada nocturna. Mientras que ocho pertenecen al área rural. Para el 14 y 21 de este mes está previsto que el resto de planteles también abran sus puertas.

Clases por whatsapp

Educación: Así es una semana de clase por whatsapp

Leer más

Desde marzo del año pasado, cuando en el país se cerraron las escuelas por la pandemia de la COVID-19, para los niños de este y de otros sectores marginales de la ciudad las clases no presenciales han sido complicadas porque no tienen las herramientas necesarias para un proceso de enseñanza y aprendizaje.

Su jornada escolar solo se limita a completar una agenda de tareas semanales que al final no saben si la realizaron bien o mal, ya que no hay una retroalimentación entre estudiante y maestro que requiere este proceso, tal como lo ha informado EXPRESO en diferentes reportajes.

Queremos que todos los niños tengan la oportunidad de recibir una buena educación. El que vivamos en sectores marginales no nos hace menos que nadie.

Vanessa Romero, madre de familia

En 2020, cerca de 300 tutores fueron enviados por el Municipio a esta zona periférica de la ciudad para que ofrezcan acompañamiento pedagógico a 6.000 niños para que no pierdan el año. Pero no todos los escolares tuvieron ese apoyo.

Ahora habrá una segunda fase del programa educativo que abarcará a 7.500 escolares, no solo de Monte Sinaí, sino también de la isla Puná y de la Casa de Acogida Hogar de Nazareth. Estará a cargo de 361 maestros que trabajarán en ese sector desde junio, hasta marzo de 2022.

Falta internet
Los niños que habitan en sectores populares de la ciudad se las han ingeniado para poder recibir clases, pese a no tener las herramientas necesarias.Amelia Andrade / EXPRESO
Niños

Solo el 37 % de los escolares de Ecuador cuenta con Internet en casa

Leer más

“Aquí en Monte Sinaí hay más de 6.000 niños en edad escolar; muchos ni siquiera están matriculados”, menciona Vanessa Romero, quien habita en la zona de Ciudad de Jerusalén y tiene cuatro hijos que se educan en planteles fiscales; además, está a cargo de un sobrino de 6 años, quien no tuvo un cupo de matrícula para iniciar sus estudios.

“Ojalá que este programa venga a esta zona donde los niños han sido abandonados”, enfatiza María Tenorio, otra madre de familia que ahora trabaja solo en las tardes, ya que en las mañanas ayuda a sus hijos en las tareas escolares.

RetornoDe los 4,4 millones de estudiantes, retornarán 150.000. Son 1.102 planteles del área rural donde el acceso a conectividad es menor; y, 199 de la urbana.

En los sectores populares de Guayaquil hay mucha expectativa por el anuncio efectuado por la ministra de Educación, María Brown, sobre la implementación de puntos de encuentro entre docentes, padres y alumnos para decidir el retorno a clases. Estos serán espacios cercanos a la comunidad, no solo planteles, también otros sitios públicos, centros deportivos, con zonas abiertas, para trabajar en condiciones de bioseguridad, ha indicado.

No obstante, la comunidad de estos sectores quiere conocer las ubicaciones y fechas en que esto entrará en marcha.