Kiara Rodríguez va por el salto dorado

  Deportes

Kiara Rodríguez va por el salto dorado

Tras un año de consagrarse con la tercera medalla paralímpica en la historia de Ecuador, la deportista apunta a la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de París 2024

Kiara-Rodríguez-atleta-Paralímpica
Kiara Rodríguez se prepara para sus nuevos retos internacionales.CARLOS KLINGER

Ya pasó poco más de un año desde aquel glorioso día. El 2 de septiembre de 2021 quedará grabado para siempre en la memoria de Kiara Rodríguez y del país. La paratleta nacional sonríe al recordar, “como si hubiese sido ayer”, cómo fue subirse al podio en los Juegos Paralímpicos de Tokio, al conseguir el bronce y la tercera medalla paralímpica de Ecuador en su historia.

Richard Carapaz Ineos

Estos son los buenos presagios deportivos para el 2022

Leer más

“Me siento muy feliz que ya pasó un año desde que obtuve la medalla paralímpica de bronce en los Juegos de Tokio”, mencionó la deportista de 19 años, quien se muestra optimista previo al inicio de su primera jornada laboral.

Mi vida cambió en todos los sentidos, empecé a tener auspicios y una mejor calidad de vida. 

Kiara Rodríguez, paratleta

La mañana está nublada y fresca, algo muy común en el mes más frío de la ciudad porteña. Los atletas y paratletas comienzan a llegar a la pista del estadio Modelo Alberto Spencer antes de las 08:00 y, entre los más de 15 chicos que desembarcan sus mochilas en uno de los banquillos de suplentes, se encuentra Kiara, mentalizada en dar lo mejor y arrancar con su calentamiento.

El diálogo con sus compañeros es afable. El hecho de ser la actual número uno del ranking de salto de longitud en la categoría T-47 (atletas con movimiento limitado de un brazo o la ausencia de sus extremidades superiores) con un registro de 5,85 metros, no influye en la relación con sus compañeros que la ven como una más del grupo.

Mientras se cambia de zapatos e indumentaria, la campeona del Mundial Juvenil de Para Atletismo en Suiza 2019, escucha activamente los temas juveniles que tratan sus compañeros. Luego, se sienta a ver su celular en tanto espera las directrices que su entrenador José Bernardo Valdés le dará en pocos minutos.

Rodríguez tuvo 1 mes aproximadamente de descanso y volvió al ruedo.

Kiara Rodríguez ultima detalles para el Sudamericano sub-23

Leer más

La relación que Kiara mantiene con el preparador cubano es buena, incluso lo considera como parte de su familia. “Lo veo como un papá y lo aprecio bastante”, afirmó la paratleta. “Nos llevamos superbien, tenemos una muy buena amistad y conversamos bastante”, expresó sobre su entrenador, que lleva desde el 2007 viviendo en Ecuador y puliendo a jóvenes paratletas.

Kiara-Rodríguez-atleta-Paralímpica
Bernardo Valdes, entrenador de Kiara Rodríguez.CARLOS KLINGER

“Como persona ha madurado y es otra Kiara. Ya no es la niña de aquel momento, ya su vida cambió y es otra, tiene otros beneficios que antes no los tenía”, afirmó Valdés sobre su pupila, mientras, la campeona de los Parapanamericanos de Lima y del Campeonato Mundial de Atletismo Adaptado de Dubái (ambos en 2019) comienza a trotar a lo largo de la pista atlética del escenario deportivo.

La vida de Kiara cambió a raíz de su participación en Tokio. Durante este último año, ha conseguido auspicios importantes, además que forma parte, desde hace tres años, de los 45 atletas con discapacidad que acoge el Plan de Alto Rendimiento (PAR) del Gobierno. Kiara nació con parálisis braquial obstétrica (pérdida de movilidad/sensibilidad en el miembro superior), sin embargo, esto nunca fue impedimento para destacar en el deporte. Su talento le ha permitido tener diversos aprovechamientos y “tener una mejor calidad de vida”.

Si hoy en día hubiese una competencia paralímpica, estoy seguro que Kiara optaría por la medalla de oro.

Bernardo Valdes, entrenador

“Estos beneficios también le proporcionan tener un mejor rendimiento en el deporte, tanto en el salto largo, como en los 100 metros que hemos mejorado”, resaltó el entrenador Valdés sobre la joven guayaquileña. El ‘profe’ es optimista con la evolución de su alumna a raíz de su ‘performance’ mostrado en Tokio 2020.

“Ha tenido una mejora muy grande. En todas las competencias que se ha presentado (este año) ha estado por encima de 5,80 metros y si hago un análisis de todos los Juegos Paralímpicos que se han realizado desde el 2008 hasta la fecha, ninguna de las paratletas en la clase T-47 rebasa los 5,60 o 5,76, (mejor registro en Tokio)”.

“Esto quiere decir que si hoy en día hubiese una competencia paralímpica, Kiara optaría por la medalla de oro”, enfatizó con seguridad Valdés, mientras el pelotón de paratletas se encuentra finalizando la labor de calentamiento.

Kiara-Rodríguez-atleta-Paralímpica
Kiara Rodríguez, paratleta nacional, junto a otros atletas en el estadio Modelo Alberto Spencer.CARLOS KLINGER
Poleth Mendes Anaís Méndez

Poleth, Kiara y Anaís, escalada mundial

Leer más

Hoy las piernas están bien. El entrenador le dice a la niña que se crió en la isla Trinitaria, que coja un par de docenas de vallas chicas y las ubique una tras otra. La también ganadora del Grand Prix de Túnez (2020) e Italia (2021), alista la sesión individual que tendrá. Luce indecisa. Sonríe algo avergonzada al preguntar “¿cómo se hacía profe?”, dando muestra de que la campeona, aunque haya crecido, tiene algo de inocencia aún.

Comienza a saltar. Sabe que el objetivo a corto plazo será campeonar en el Mundial de Para Atletismo de Francia (8 a 17 de julio) y los Juegos Parapanamericanos de Chile (17 al 26 de noviembre) del próximo año.

Al recordar su excelsa medalla de bronce en Tokio, ella menciona que pudo haber obtenido el oro. “Como me venía preparando, creo que sí. Estaba muy nerviosa porque también era mi primer juego paralímpico y el clima no acompañó en la competencia, sin embargo, conseguí el tercer lugar”, señaló la paratleta.

Su primer entrenamiento del día continúa. Sabe que de tarde tiene que prepararse para su segunda jornada. Mientras, a nivel internacional es de las favoritas para arrasar en toda competencia de salto de longitud que participe, Kiara mantiene sus pies sobre la tierra. Conoce que la constancia del entrenamiento y la evolución en el último año es fruto del arduo trabajo que realiza a diario. Es por eso que el gran objetivo pendiente que tiene en mente será: Ganar el oro en París 2024.