Deportes

Cojitambo: el paraíso de la escalada local

Esta parroquia ecuatoriana, a media hora de Cuenca, posee más de 200 vías para practicar el deporte de altura. EXPRESO recorrió el lugar que convoca a aficionados de todo el país

Cojitambo escalada ecuador
La montaña permite diversidad para los escaladores según sus preferencias.Sebastián Ontaneda

Si necesitan ejemplificar la sintonía que puede llegar a tener el ser humano con la naturaleza, deberían contemplar a un escalador justo antes de conectarse con la roca: silencio que denota concentración, pequeños y precisos agarres para encontrar el camino correcto, conocimiento para balancear su cuerpo de acuerdo a los obstáculos que le presente la montaña. 

Carlos Granja escalada Ecuador

Carlos Granja y Andrea Rojas, escalan alto a nivel latinoamericano

Leer más

Es lo más parecido a un ritual íntimo que congrega a novatos y experimentados escaladores en un mismo lugar, Cojitambo.

Esta parroquia rural del cantón Azogues, a tan solo media hora de la ciudad de Cuenca, es el principal sitio para practicar este deporte de altura en el país. La zona, que en la actualidad cuenta con más de 200 rutas de escalada, ofrece a los visitantes variedades para todos los gustos.

"Acá la calidad de roca es muy buena, es de tipo volcánica. Te facilita la escalada deportiva y tradicional. Hay variedad de rutas, las más largas del país", cuenta Juan Gabriel Carrasco, referente del lugar con vasta experiencia en el deporte. 

Carrasco, de 59 años, asentó su vida en Cojitambo hace más de 12 años. "Siempre quise vivir junto a un sitio de escalada, ese era mi sueño", continúa el cuencano, quien en la actualidad recibe a un sinnúmero de personas en su hogar, con la finalidad de que "se sientan cómodos y formen parte de esta comunidad".

Mientras recorre su casa, la cual remodeló y adecuó para ponerla a disposición de quienes la necesiten, Carrasco recuerda su primer acercamiento con a la escalada. "Tenía 10 años y estaba en Irán, con unos amigos nos metimos a una pared de roca como guambras malcriados… y después no podíamos bajar", rememora sin evitar sonreír. Entre todos, fue el único que no se asustó al descender, entonces supo que había encontrado su nueva pasión.

Con la experiencia que ganó desde muy chico, Carrasco asegura que la fortaleza mental es la base esencial en este deporte, porque "el físico sigue lo que el cerebro le impone".

juan gabriel carrasco escalador
Carrasco fue uno de los primeros ecuatorianos en escalar El Capitán, aquella famosa pared ubicada en Yosemite, California.Julio Montero / EXPRESO

Él no es el único que opina de esa manera. "Me di cuenta que esto es una conexión de mente y cuerpo, si eso falla, te caes", coincide María Cristina Game, surfista de 22 años que representó a Ecuador en cuatro mundiales y que ahora se ha dejado conquistar por la escalada. Pero, sobre todo, por el Cojitambo.

carla-perez-escaladora

Carla Pérez volvió al Rucu Pichincha

Leer más

"Este lugar me transmite mucha paz. Así no tenga balance en mi vida, aquí lo encuentro. Estoy con la gente que debo estar, todo está bien aquí. Siempre me verás feliz", añade la joven deportista.

A diferencia del surf y su complejidad por encontrar y quedarse la ola perfecta, Game destaca de la escalada la acogida que se recibe del resto al momento de compartir la misma roca. "La pared siempre estará ahí para ti. Puedes hacerlo si está soleado, nublado. La comunidad en la escalada es mucho más amigable", resalta.

Crecimiento notable

Carrasco reconoce que el deporte ha tenido gran impulso en los últimos cinco años. Se están construyendo muros privados en ciudades como Guayaquil y, según explica, la gente se ha dado cuenta de que la roca no queda tan lejos de la costa.

"Hace 20 años, las revistas de montaña te decían que Ecuador no valía la pena, que no había roca, que no había nada", revela.

¿A qué se debe este desarrollo? Para Carrasco, se debe a los propios escaladores, quienes han ido descubriendo las rutas para que el resto vaya, conozca y se eduque respecto a la actividad.

La gente que se mete a la escalada tiene que darse cuenta que es un deporte riesgoso, debe hacer las cosas a conciencia y deben educarse bien

Juan Gabriel Carrasco, escalador profesional