Ciencia y Tecnologia

Coronavirus: OMS confirma el origen animal del COVID-19

El organismo refutó la versión de Estados Unidos sobre la creación del virus en laboratorios y pidió al gobierno Trump publicar su información.

Coronavirus
La OMS afirma que basándose en la secuencia genética del virus, se sabe que el coronavirus circula "de forma ancestral entre los murciélagos".AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) zanjó este lunes en las versiones que indican que el coronavirus causante del COVID-19 se originó en un laboratorio de China al confirmar que este patógeno "tiene origen animal", contrariamente a lo que afirma desde hace días el Gobierno de Estados Unidos.

Coronavirus

Coronavirus: La OMS mantiene la emergencia internacional por COVID

Leer más

"El coronavirus circula de forma ancestral entre los murciélagos, es algo que sabemos basándonos en la secuencia genética de este virus. Lo que necesitamos entender es cuál ha sido el animal que actuó como intermediario, es decir, que fue infectado por los murciélagos y lo transmitió al humano", sostuvo la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho públicamente que el coronavirus SARS CoV-2 tuvo su origen en un laboratorio de Wuhan (lugar del primer brote epidémico), lo que el pasado domingo 3 de mayo reafirmó su secretario de Estado, Mike Pompeo, quien agregó que el Gobierno cuenta con "una enorme cantidad de pruebas" de ello.

Eventos masivos

En otro pasaje de la conferencia de prensa, los altos responsables en la lucha para contener la pandemia dijeron que la OMS ha puesto a disposición una guía para que los gobiernos puedan evaluar los riesgos que suponen las reuniones masivas ahora que varios países, sobre todo en Europa, empiezan gradualmente a flexibilizar las medidas de cuarentena social.

Vacuna

Coronavirus: España probará vacuna en ratones

Leer más

Van Kerkhove sostuvo que para tomar una decisión oficial a ese respecto habrá que considerar varios criterios, como la cantidad de gente que se reuniría, el lugar previsto y evaluar si la reunión no puede ser realizada virtualmente o pospuesta.

Se desaconseja una decisión general, sino más bien reflexionar sobre los riesgos caso por caso y en función de si el virus está o no circulando en la zona. "No podemos decirle a cada país lo que tiene que hacer en cada contexto, pero si hay reuniones hay que tener en cuenta si se puede mantener la distancia entre las personas y las medidas de higiene que estarán disponibles", complementó Ryan.