Estas son las dolencias visuales más frecuentes en los adultos mayores

  Salud

Estas son las dolencias visuales más frecuentes en los adultos mayores

Hoy es el Día Internacional del Adulto Mayor, una oportunidad para conocer algunas de las afecciones de esta etapa, cómo tratarlas y prevenirlas.

Mujer con cansancio visual
Los síntomas de la presbicia aparecen a partir de los 40 añosInternet

Con el paso del tiempo, los órganos del cuerpo humano envejecen y los ojos no son la excepción. En etapas iniciales aparecen cambios estructurales y degenerativos en las diferentes capas del ojo que suelen pasar desapercibidos, mas con el transcurrir de los años pueden convertirse en patologías más complejas como el glaucoma, síndrome de ojo seco, degeneración macular, cataratas, entre otras.

Según la OMS, la mayoría de las personas con visión deficiente tienen más de 50 años, pero es a partir de los 60 o más cuando los ojos muestran cambios en el rendimiento como es el caso de la presbicia, pero que no suponen ningún tipo de progreso de enfermedad. No así afecciones como la hipertensión arterial y la diabetes, especialmente, que generan alteraciones en los vasos sanguíneos y su pared, provocando anomalías oculares, incluso ceguera, explica el doctor Hugo Salcedo, cirujano oftalmólogo de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

De allí la importancia de la prevención y la detección temprana para recibir tratamiento oportuno y adecuado del médico especialista, enfatiza la doctora Ana María Brutto, especializada en Glaucoma, de la Clínica Oftalmológica Andes Visión. Ella explica cuáles son las principales enfermedades oculares que aparecen con la edad y da sus recomendaciones para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores.

El mundo hay al menos 2.200 millones de personas con deterioro de la visión cercana o distante y en casi la mitad de estos casos, el daño visual podría haberse evitado.

Organización Mundial de la Salud

Las más frecuentes

  • Presbicia o vista cansada. Consiste en la pérdida gradual de la capacidad de los ojos para enfocar objetos de cerca. Empieza a notarse cuando hay que alejar un papel para poder enfocar las letras. Durante un tiempo puede compensar esta anomalía manteniendo los objetos lejos de sus ojos, pero después será necesario lentes de lectura, lentes progresivos o lentes de contacto multifocales para mejorar esta condición que empieza a notarse entre los 40 y 45 años, y continúa empeorando hasta alrededor de los 65 años. El trastorno puede corregirse con lentes o lentes de contacto, incluso cirugía.

  • Degeneración macular. Este trastorno ocular, frecuente en personas mayores de 50 años, y una de las principales causas de ceguera, genera visión central borrosa o reducida, debido al adelgazamiento de la mácula (área de mejor visión del ojo que permite ver los detalles). Los factores de riesgo dependen de la edad, historial familiar, estilo de vida o si tiene problemas de salud como hipertensión, colesterol alto y sobrepeso. Esta patología afecta al 4 % de la población de más de 75 años, en su mayoría mujeres, enfatiza la doctora Brutto. Una combinación de vitaminas y minerales puede reducir la progresión de la enfermedad, así también la cirugía. Y si bien el tratamiento puede ayudar, esta enfermedad no tiene cura, según la Clínica Mayo.

  • Catarata senil. Cuando el cristalino, lente situado dentro del ojo pierde nitidez, la persona sufre una pérdida progresiva de la visión que provoca catarata. Una manera de prevenir esta patología, común en personas mayores de 65 años, es evitar la exposición directa de los ojos al sol y utilizar siempre lentes o gafas con protección UV en espacios exteriores. Si las cataratas generan una alteración visual o cambios importantes en las estructuras oculares como es la cámara anterior del ojo, es necesario realizar una cirugía para extraer este cristalino opaco y sustituirlo por un lente intraocular.

  • Glaucoma. Es una patología que causa baja visión y ceguera importante debido a que el nervio que conecta el ojo con el cerebro está dañado, generalmente debido a una presión ocular elevada. Se manifiesta con una pérdida de campo visual (es todo lo que se puede ver con los ojos) en un inicio en los extremos, extendiéndose al centro de la visión hasta llegar a una pérdida visual considerable. Aunque el glaucoma puede desarrollarse a cualquier edad, al ser una enfermedad multifactorial, es más frecuente en personas mayores de 60 años. Entre los tratamientos están el quirúrgico que se aplica cuando generalmente el tratamiento con colirios no es suficiente o no es tolerado por el paciente. Y con láser que se realiza sobre diversas estructuras oculares, permitiendo impermeabilizarlas, con ello se consigue la salida del humor acuoso, es decir el líquido interno de la parte anterior del ojo.  

  • Dermatochalasis. Consiste en un exceso de piel (que produce bolsas o pliegues parpebrales) que se forma en el párpado superior o inferior, que le dan al rostro un aspecto de cansancio, envejeciéndolo. Sin embargo más que una preocupación estética es un problema de salud porque cuando los pliegues son excesivos en el párpado superior, pueden obstruir al campo visual ocasionando un problema funcional. Estos casos requieren de cirugía para retirar el exceso de piel. Este problema es frecuente en mayores de 60 años.

Una señora se somete a un chequeo visual
Los exámenes ayudan a detectar afecciones oculares a tiempo.Pixabay
La degeneración macular (DM) no tiene cura, pero hay evidencia de que tomar ciertas vitaminas y minerales en dosis altas, por ejemplo vitaminas C y E, zinc y cobre, retrasaba la progresión de la enfermedad en las personas que tenían degeneración macular intermedia y las que tenían DMRE en fase final en un ojo, según
investigadores del National Eye Institute