Pan blanco vs integral

  Salud

Pan blanco vs integral

¿Cuál resulta más recomendable para su dieta? Conozca las diferencias y similitudes de este sabroso alimento. 

ok shutterstock_2167608223 (2)
Tanto el blanco como el integral son fuentes de carbohidratos y almidones.Shutterstock

No hay nada como despertarse luego de un sueño reparador, tener tiempo, prepararse un buen café y por supuesto acompañarlo con un delicioso pan. El desayuno ideal, al que se le puede añadir frutas o algo más, pero que siempre llevará este elemento que a todos gusta y es tan difícil prescindir de él.

Ya sea como sánduche, untado con su mermelada favorita o simplemente caliente y listo para degustar, pareciera que el pan con sus diversas formas y texturas es el infaltable de la pirámide alimenticia ecuatoriana.

Y en este punto pareciera ser cierto aquello que dicen de que las cosas que más gustan son ilegales, inmorales o engordan. Entrando el pan blanco en la última categoría ya que desde siempre ha sido estigmatizado y acusado de ser el causante de los kilos de más y de algunas enfermedades.

Razón por la cual, se le encontró rápidamente un sustituto, el pan integral, que inmediatamente fue ganando fama de ser mucho más saludable y con menos calorías. Pero, ¿qué tan cierta es esta creencia?

Sus aportes

En lo relacionado a sus semejanzas, hay malas noticias para las personas fitness amantes de este alimento, tanto el pan blanco como el integral son fuentes de carbohidratos y almidones y tienen similar composición nutricional y nivel energético (calorías).

“No podemos decir que el pan blanco engorda más que el pan integral. Calóricamente son lo mismo, son fuente de almidón que pasan por un proceso de fermentación, no porque sea integral me voy a comer cinco rebanadas y porque es pan blanco me voy a comer dos”, señala María Fernanda Bermúdez, especialista en nutrición.

A pesar de que ambos usan harina de trigo, cuyo grano está compuesto por endospermo, germen y salvado, el pan blanco es preparado con harina refinada que solo conserva el endospermo, mientras que el integral, hecho con harina de grano entero está más completo y ahí esa sería su principal diferencia.

Según su organismo

Y como no todos los cuerpos son iguales o tienen las mismas necesidades, siempre antes de optar por uno o por otro, si usted tiene alguna enfermedad, es importante hacer una evaluación personalizada para poder definir qué tipo de pan puede consumir.

“El pan integral por su aporte de fibra ayuda a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos por lo cual es recomendado en pacientes con sobrepeso, problemas cardiovasculares, diabetes, hipertensión”, señala Biuty Patiño, nutricionista.

En cambio aquellos que necesiten, según su caso médico, alguna restricción de fibra, como los pacientes con cáncer de colon, pueden recurrir al pan blanco. Siempre y cuando sea valorado por un especialista, detalla la profesional.

Opciones y acompañamientos

Pese a que dentro de la cultura ecuatoriana el consumo de pan está muy arraigado, puede encontrar otras opciones como el plátano verde, el arroz y la yuca. Además, vale recordar que lo importante son los alimentos en conjunto, por lo que, lo ideal es que el acompañamiento para su pan sea lo menos grasoso posible. Por ejemplo, un pedazo de aguacate, mermelada baja en grasa, queso ricotta, entre otros.

El integral ofrece

  • Mayor cantidad de fibra

  • Reduce el aumento del pico de glucosa

  • Disminuye la producción de insulina.

El blanco, en cambio

  • Eleva la resistencia a la insulina aumentando el nivel de azúcar en sangre

  • Genera mayor apetito

  • Posee poca fibra