Salud

El asma y la alergia rondan en adolescentes que duermen tarde

Esta práctica de irse a dormir muy de noche, bastante común en la nueva generación de jóvenes, al parecer, trae más riesgos que beneficios.

Adolescente durmiendo
Conciliar el sueño a la hora debida contribuye a una buena salud emocional y física.Pixabay

Si perteneces al grupo de jóvenes que se acuesta tarde porque prefiere realizar actividades por la noche como estudiar o simplemente te la pasas chateando con amigos hasta la madrugada, debes saber que las probabilidades de que padezcas asma y rinitis alérgicas son altas. Así lo dice un grupo de investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá).

El estudio, en el que participaron 1.684 adolescentes bengaleses (India), determinó que dicho riesgo se triplicaba en los adolescentes que preferían irse a dormir más tarde en comparación con los que optaban por acostarse más temprano.

Pero eso no es todo, también son propensos a padecer de rinitis alérgica porque "la melatonina a menudo no está sincronizada en los que se duermen tarde y eso podría estar influyendo en la respuesta alérgica", dijo Subhabrata Moitra de la división de Medicina Pulmonar de la Universidad de Alberta (Canadá), según la publicación ABC.

Un estudio interesante que alerta a los padres a poner atención en los hábitos de sueño de sus hijos, y motivarlos a que se acuesten más temprano para disminuir el riesgo de sufrir las citadas afecciones que van a perjudicar su calidad de vida.

Según el Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre de los Estados Unidos los adolescentes que duermen las horas necesarias (8 horas diarias) y tienen buena calidad de sueño, se mantienen con buen estado de ánimo y salud.

Asma y rinitis

El asma y las enfermedades alérgicas son comunes en niños y adolescentes de todo el mundo y su prevalencia está aumentando. Se estima que 235 millones de personas en el mundo padecen asma, según la OMS.

La primera se caracteriza por ataques recurrentes de disnea (dificultad para respirar) y sibilancias que pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Mientras que en la rinitis, la mucosa nasal se inflama y provoca síntomas como obstrucción nasal, estornudos, rinorrea y prurito.

A los jóvenes que se mantienen expuestos a la luz de las pantallas de celular, televisión y tablets, se les hará más difícil conciliar el sueño porque el cerebro recibe esos estímulos luminosos como si fueran luz día.