Buenavida

La obesidad infantil empieza desde el embarazo

Si vas a ser mamá no es el momento de iniciar una dieta para adelgazar, mejor sigue un plan alimenticio adecuado para ti y tu hijo

embarazada
Cada embarazo es un mundo, no te limites a escuchar historias de terror.PIXABAY

Una madre hace lo que sea por su hijo. Y más aún cuando compromete su salud. Si estás embarazada o planificas tener un bebé es el momento de cuidarte: dile adiós a los excesos de grasa, ya que una alimentación equilibrada durante la gestación previene la posible obesidad de los niños. La alimentación deficiente durante el embarazo también tiene consecuencias negativas para el bebé. 

Pon atención a las recomendaciones de la pediatra Pravda Frías de Zambrano, especilista en emergencias pediátricas. Ella invita a padres e hijos a tomar conciencia sobre la importancia de la pirámide alimenticia. "Lo ideal es que las mujeres que se embarazan suban de 6 a 10 kilos durante las 40 semanas. Hay que tener en cuenta que el aumento de la ingesta calórica y la falta de actividad son el principal factor de obesidad.

mama fit

Ejercicios + embarazo = beneficio para 2

Leer más

  • La lactancia

La lactancia tiene un doble beneficio: es el mejor método para proteger a tu bebé de los problemas de peso y te ayuda a recuperar el tuyo de manera más rápida.

  • Evita el sobrepeso 

- Los lácteos están a la orden del día, consume los descremados. Así eliminas la grasa, pero mantienes el calcio. 

- Carnes, pescado y huevo también son imprescindibles. Cocínalos en microondas, a la plancha, al horno o estofados. 

- Camina, no te quedes estática. Aprovecha las compras que quieres hacer para preparar la llegada de tu hijo, en distancias cortas deja el carro en casa y movilízate a pie, procura no utilizar el ascensor. En tiempo de aislamiento, las posibilidades se limitan. Busca la manera de caminar dentro de tu casa, no te expongas a contraer el coronavirus dando paseos fuera de tu hogar.

barriga

5 recomendaciones para un embarazo saludable

Leer más

  • Dos claves 

  1. Si está en tus manos planificar la llegada de un bebé, hacerlo sería lo ideal. Es una idea positiva en todos los sentidos, pues te permite iniciar con antelación un plan de alimentación que fortalezca tu organismo, y que va más allá de la silueta. Visita al nutricionista e infórmate sobre diferentes planes de nutrición.
  2. La práctica de ejercicio es fundamental. Busca lugares cercanos a tu casa donde puedas dar caminatas seguras o practicar alguna actividad como bailoterapia.

 Estudios han demostrado que aquellas embarazadas con exceso de peso u obesidad tienen mayor incidencia de tener hijos en iguales condiciones a partir de los 7 años. 

Pravda de Zambrano, pediatra.