Buenavida

Diario de una madre en cuarentena, día 25: Lecciones que van quedando

"Hay algunas lecciones concretas que se van despejando en medio de tanta nube de incertidumbre". Lee 'Diario de una madre en cuarentena'.

semana-santa-coronavirus-huevos-pascua
Diario de una madre en cuarentena. Por: Cecilia Tecchi.pasja1000/Pixabay

Hay algo que tengo muy claro: el coronavirus, la pandemia, la cuarentena y todo esto que estamos viviendo será, para mí y para mi familia, un momento de gran aprendizaje.

Estamos aprendiendo sobre dolor y angustia, sobre cómo lidiar con ellos estando separados y, de algún modo, lejos de los que queremos. Quizás no lo veamos, pero eso, a la larga, sí nos hará mejores personas. Pero hay algunas lecciones concretas que se van despejando en medio de tanta nube de incertidumbre:

1.Fuentes confiables de información. Estamos haciendo un curso acelerado de cómo informarnos. En tres semanas de cuarentena obligatoria he visto cómo ha bajado el envío y reenvío de videos, memes, supuestos mensajes, etcétera, que eran fake news o noticias falsas. Saber dónde buscar información y a quién creerle es, en los tiempos que corren, un ejercicio ciudadano muy importante. Este Diario, por ejemplo, cuenta con un número de WhatsApp al que uno puede suscribirse para recibir información verificada.

coronavirus-whatsapp-informacion-util-verdadera-noticias-ecuador
El servicio de Expreso en WhatsApp. Agrégalo como tus contactos, manda un mensaje y comenzarás a recibir información sobre la pandemia.EXPRESO

2. Nos encanta cocinar. Con mayor o menos intensidad casi todos nos estamos volcando a la cocina. Como ya dije antes, los cocineros y cocineras están subiendo a las redes un montón de recetas fáciles. También somos muchos los que nos estamos arriesgando a probar recetas y a cocinar cosas que nunca antes habíamos hecho. ¿Qué más divertido que hacer huevos de pascua con los niños en casa?

El pan casero o los panqueques también son opciones fáciles para involucrar a los peques en la cocina.

3. Los niños se aburren hasta de lo que más les gusta. Es así, por más que le encante dibujar, se va a aburrir de hacerlo una y otra vez. Los mismo con la plastilina o la témpera, con los circuitos de sillas y alfombras, con mirar televisión y hasta con jugar en el celular. Hay familias que han aprovechado esto como puntos de encuentro y generan diálogos en esos momentos tan complicados que suceden con un niño aburrido. Intenten conversar, créanme que vale la pena.

niña triste

El aislamiento social también afecta a los niños

Leer más

4. Organización. Con esto no me refiero a reglas estrictas e inflexibles, sino con enfocarse en encontrar la forma que funcione para cada familia. Repartirse las tareas y las actividades con los niños. Tratar de que la nueva rutina no nos ponga más tensos de lo que estamos. Estos son tiempos de ponerse al servicio del buen vivir y de enfocarse en salir adelante.

5. Todo pasa. Este es mi mantra, todo pasa. Todos hemos librado batallas durísimas en nuestras vidas y hemos salido más o menos averiados de ellas. Pues, muy bien, esta es otra de esas peleas que pasará. Hay que seguir viviendo la cuarentena un día a la vez, pero con fe en el futuro, sabiendo que algún día el COVID-19 será un recuerdo del que habremos salido más sabios y fortalecidos.

¿Cómo vive la cuarentena por la pandemia de coronavirus una madre de dos niños pequeños en Guayaquil, Ecuador? Conócelo en 'Diario de una madre en cuarentena'.