El coco, un tesoro nutricional

  Buenavida

El coco, un tesoro nutricional

Fruta tropical por excelencia. No solamente es apetitosa, fresca y dulce; también es una importante fuente de vitaminas y minerales

Del coco se puede aprovechar su agua y pulpa
Esta fruta se la encuentra durante todo el año.Shutterstock

Aunque es seco por fuera, posee agua y pulpa en cantidades suficientes para calmar la sed del más sediento e incluso, el hambre. Por su delicioso sabor y olor, es la fruta preferida de muchos, y a pesar de que casi todo el año se la encuentra, su demanda aumenta en esta época de playa y temperaturas calurosas.

Rico en antioxidantes

"El coco es rico en vitaminas E, C, necesarias para la producción de glóbulos blancos, y del grupo B en pequeñas cantidades. Contiene minerales como el potasio para el correcto funcionamiento de los riñones; fósforo, que contribuye al funcionamiento de las membranas celulares; y magnesio, un regulador del sistema nervioso, los niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea. Su aporte en hierro ayuda a la formación de glóbulos rojos y hemoglobina, mientras que el manganeso es útil para la salud de los huesos, el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y el colesterol. Sus niveles de ácido láurico contribuyen a mejorar el perfil lipídico.

Cuando el coco está pasado liberará ese olor rancio muy peculiar, por lo que no se recomienda utilizarlo en ninguna preparación.

María Elisa Herrera, nutricionista y catedrática de USFQ

Contiene antioxidantes como los polifenoles, que previenen la oxidación del colesterol malo para así disminuir la probabilidad de sufrir enfermedades cardíacas. La vitamina E es protector de las células contra los daños ocasionados por los radicales libres (compuestos que surgen cuando su cuerpo convierte los alimentos en energía), explica la nutricionista Paola Sánchez, especialista en nutrición, sobrepeso y obesidad.

De larga duración

Esta fruta se mantiene intacta por semana e incluso meses. "Esto depende del estado del coco. Si está verde, a temperatura ambiente puede durar de 3 a 4 meses. El amarillo o marrón, hasta 2 semanas. Si lo va a refrigerar, le conviene cortarlo y guardarlo en recipiente hermético de vidrio con agua durante una semana. En congelación, ya sea rallado o cortado, en bolsa hermética, se conserva de 6 a 8 meses", detalla Sánchez.

Antes de comprar un coco

"Fíjese que no tenga rajaduras, sienta el peso en sus manos, mientras más pesado mayor el contenido de agua y un signo de que el fruto está fresco. Consúmalo con moderación porque contiene grasas saturadas”, dice la nutricionista María Elisa Herrera, máster en Nutrición del Adulto, y catedrática de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ).

Su agua y pulpa

Según la nutricionista Herrera, el agua de coco es un componente bajo en calorías y ácidos grasos. Al ser alta en potasio y sodio, ayuda a eliminar el exceso de líquido en el organismo, lo cual resulta beneficioso para los riñones.

¿Cuántos vasos de agua de coco puede tomar? No excederse de 3 vasos al día. Y la pulpa con moderación, por ser alta en calorías y ácidos grasos, no más del 7% del requerimiento de ácidos grasos al día.

Datos

- El coco es rico en fibras (contiene 9 gramos de fibra por cada 100 gramos)

Las fibras nos ayudan a mejorar el tránsito intestinal y nos generan saciedad.

- Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el coco contiene zinc, un antioxidante útil para el sistema inmunológico a combatir bacterias y virus.

- La OMS señala que la leche de coco es la opción ideal para las personas veganas que no beben leche de origen animal.

Cocina y repostería

Esta fruta se puede incluir en algunos platos de la cocina ecuatoriana como los famosos encocados de pescado, flan de coco, cocadas, y más