Actualidad

Ricardo Rivadeneira: "El Decevale no tenía controles y de eso se aprovecharon"

Presidente de la BVG, economista de 62 años, con un posgrado en el IDE. Tuvo cargos en Banco Guayaquil, ConsorcioNobis, Ecuador Bottling Company.

Ricardo Rivadeneira (33102867)
Ricardo Rivadeneira ha ejercido varios cargos en empresas privadas.Juan Faustos

El nuevo presidente de la Bolsa de Valores de Guayaquil, sentado ya en su cargo, habla sobre la situación actual y de la “nueva” Bolsa de Guayaquil.

Después de la crisis institucional de la BVG por su vinculación en el caso de las inversiones fraudulentas del Isspol, las casas de valores que no están involucradas lograron un cambio en el Directorio de la BVG. Trajeron desde Canadá a Ricardo Rivadeinera y conformaron un directorio diverso.

El problema para la Bolsa de Guayaquil, como institución, es que hubo una mala administración (anterior). Se ha demostrado con documentos y con indagaciones. En el Decevale ha sido igual.

Si una empresa tiene debilidad en los controles internos y en la supervisión de sus operaciones, supervisión desde el Directorio porque son instituciones del mercado de valores, las cosas funcionan mal. En el Decevale no había debilidades en los controles, no existían controles y de eso aprovecharon mandos medios de lo cual, aprovechando la falta de oportunidades y de cuidado en la supervisión, se aprovecharon.

Pero estamos hablando de Rodolfo Kronfle, que era la cabeza tanto de la Bolsa como del Decevale y a él se lo menciona en el informe de auditoría forense de una relación con Jorge Chérrez.

Si no tenemos por parte del directorio la supervisión y el control sobre la alta gerencia, se deja que la alta gerencia, si no funciona correctamente de manera profesional, comiencen a cometer muchos errores y eso es lo que pasó.

Usted ha trabajado en corporaciones y sabe cómo han funcionado las escalas de mando, los procesos de control, el gobierno corporativo, tal vez en la Bolsa de Valores no hubo dos cosas que son fundamentales: alternabilidad y transparencia.

Uno dice el gobierno corporativo o código de ética, y estos pueden estar en una organización escritos, pero no ejecutados y no monitoreados; la Bolsa de Valores, como muchas instituciones, tiene un código de ética, pero el tema está en que los directorios, a través de sus comisiones, generen procesos de supervisión, de control y de observar que la buena gestión y organización funcionen; ahí hablamos de un buen gobierno corporativo. Hablando de nosotros de esta organización que tiene 4 meses, se han implementado cuatro comisiones en la Bolsa de Valores, que ya están funcionando.

En el Decevale el problema fue la vinculación directa con la Bolsa de Valores de Guayaquil.

Con la Bolsa de Quito, que es accionista del Decevale, hicimos un proceso de selección profesional del directorio. Uno de los problemas fue la vinculación de los directorios del Decevale con el directorio de la BVG, cosa que no debería haber; son funciones distintas y deberían de actuar con total independencia, que le permita al directorio del Decevale actuar con criterio profesional e independencia de la gestión de la Bolsa.

Las actuaciones de las casas de valores Citadel y Accival (hoy Atlántida), y otras están en duda y eso lo muestra el informe forense, ¿Qué puede hacer la Bolsa, las puede separar?

Como bolsa, una vez que se haya identificado esto y haciendo el análisis de lo que significa la autorregulación, el análisis de suspensión como Bolsa en la parte que le corresponda legalmente, va a comenzar su proceso; en este momento se está chequeando.

Mercado de valores

La Junta quiere corregir: Depósitos de valores tienen nuevas reglas que cumplir

Leer más

PUNTILLAZOS:

  1. Revisión de los procesos fallidos. Estos procesos en los que ha faltado supervisión hacen que las autoridades revisen su papel, cuáles han sido sus errores y corrijan; lo importante es que a lo largo del tiempo existan las exigencias y el permanente monitoreo de que esos procesos de supervisión estén funcionando.
  2. La vinculación no es mala. Las autoridades, como reacción, se han ido al otro extremo: prohibieron las facturas comerciales negociables en la vinculación. Puede haber una vinculación pero también hay sustancia económica, que es el proceso de la venta de un producto o mercadería para la otra empresa.
  3. Los extremos no son buenos. Las autoridades controlan, pero ahora las vemos mucho más observadoras del detalle. Siento que se han ido un poco al extremo. No deben de dejar de ser críticas, pero no pueden detener un proceso porque las empresas requieren esos recursos. 

Bolsa

Este es el nuevo directorio de la Bolsa de Valores de Guayaquil

Leer más