Actualidad

Decevale y la Bolsa de Guayaquil, casi dos décadas al servicio de Jorge Chérrez

La auditoría de Ernst & Young muestra que exfuncionarios de la Bolsa de Guayaquil recibían instrucciones. El esquema tiene en el limbo $ 693 millones.

BVG
Los mismos funcionarios que operaban en la Bolsa de Valores (BVG)pertenecían al Los mismos funcionarios que operaban en la Bolsa de Valores (BVG) pertenecían al Decevale.EXPRESO

Desde hace 18 años existen rastros de la influencia de Jorge Chérrez, el Mago, entre las huestes del Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores (Decevale) y de la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG). Con el paso del tiempo se afianzaron esos lazos y desde el 24 de enero de 2013 existe un contrato suscrito entre IBcorp Investment And Business Group y el Decevale.

Durante todos estos años se desarrolló una red que ha permitido que $ 693 millones en papeles del Estado que eran del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol) estén en el limbo. Coincidentemente, durante todo ese lapso ninguno de los accionistas de ambas entidades advirtió o pidió cuentas, hasta el 2020, cuando las circunstancias obligaron a una renovación de los directorios. El informe forense de la firma Ernst & Young (E&Y) desnudó este esquema.

El 23 de noviembre del 2009, Chérrez enviaba correos a Oriana Rumbea Thomas, gerente administrativa y financiera, y a Luis Álvarez, gerente operativo, para solicitarles una reunión para ponerlos al tanto del acercamiento final con el Banco Central, se presume, para la compra de estos bonos del Estado por parte de Isspol, papeles que terminaron siendo administrados por la empresa de Chérrez en Estados Unidos.

  • En 2020, la exministra del Interior María Paula Romo denunció impagos de las empresas de Chérrez del capital e intereses que debían generar las inversiones del Isspol.
  • El informe forense de Ernst & Young desnudó todo este esquema, ya que accedió a información de los correos electrónicos, como entrevistas con los que operaban el Decevale.
  • La operación de $ 327 millones con bonos del Estado que fue realizada entre Picaval, Citibank Nat Cumco y Citadel también fue acordada entre Neira, Rumbea, Álvarez, Gonzalo Navarro y Chérrez. 

El correo estaba copiado nada menos que a la cuenta personal de Rodolfo Kronfle, en esa época presidente de la BVG. Ese correo fue contestado por Rumbea: “el ab Kronfle va al centro a las 13:30 pm a la oficina del Decevale, y allí podrían discutir el proyecto”. El propio Kronfle dirige una carta (3 de enero de 2012) al directorio de la BVG para aprobar la solicitud de inscripción en el registro de la Bolsa de Jorge Chérrez, con el objetivo de que este opere como casa de valores IBcorp en Guayaquil. El 6 de enero de 2012 Tatiana Intriago, asistente de la secretaría general de la BVG, anuncia la inscripción del operador IBcorp.

SituaciónLa investigación y la intervención al Decevale fue ordenada luego de que se supo que efectuaba operaciones que no le estaban permitidas.

Este Diario no pudo contactarlo, pero sí le envió un mensaje de texto a su teléfono. No hubo respuesta.

Como ha publicado EXPRESO, Xavier Neira Salazar, gerente de la casa de valores Citadel, esposo de Oriana Rumbea, era parte del esquema de trabajo de Chérrez. Entre una de las tantas comunicaciones, Neira le indica a Rumbea que el Decevale debe firmar una carta en la que indique que está facultado para actuar como entidad de compensación y liquidación como servicios a terceros, ya sea en operaciones del mercado bursátil, extrabursátil y privado, donde actúen empresas públicas y privadas.

Ministro de Gobierno+Patricio Pazmiño

La investigación del caso Isspol inculpa a la cúpula del Decevale

Leer más

Y Luis Álvarez le envía una comunicación con los detalles sobre eso por correo a Rumbea, Neira y Chérrez, donde le dice a Chérrez que lo revise y le indique “si le sirve lo antes mencionado”. Previamente Chérrez también había pedido la opinión de la Bolsa sobre la capacidad del Decevale para compensar y liquidar operaciones del mercado bursátil, extrabursátil y privado. A Chérrez nada se le negó.

UN FIDEICOMISO DEMANDANDO. La reforma de un fideicomiso de garantía a uno de administración, reviste un problema para Ecuagran en liquidación. La finalidad inicial era garantizar las obligaciones de Ecuagran con la compañía Nitron.

Si bien Nitron comparece a expresar su conformidad para dejar de ser parte contractual, “no se ha demostrado que Ecuagran haya cumplido con dichas obligaciones, lo cual debió realizarse con la carta en la cual indique que sus acreencias han sido canceladas”, dice la administración actual.

EXPRESO conoció que esta reforma al fideicomiso se la hizo el 6 de agosto de 2020, para lo cual, según la Notaría, comparecieron Gad Goldstein y Enrique Weisson.

Sin embargo, según registros de Migración, ellos salieron del país entre el 3 y 5 de agosto. Este inicialmente fue constituido por Ecuagran a favor de Nitron, en garantía de las obligaciones de la compañía Delcorp, que comparece en calidad de deudora en el fideicomiso. Las obligaciones garantizadas ascienden a la suma de $ 17’884.557. El bien garantizado es la planta. En la reforma esta se cambió a una hipoteca abierta otorgada por el fideicomiso Ecuagran a favor del Banco del Austro. Existe una demanda de nulidad.