Actualidad

Petroecuador afronta una demanda por $ 122,1 millones

El reclamo de una empresa de propiedad de la argentina Pampa Energía está en proceso de arbitraje. Las partes manejan la disputa legal bajo reserva

FOTO PETROECUADOR ARCHIVO
Petroecuador y EcuadorTLC han mantenido relaciones contractuales de transporte de crudo.ARCHIVO EXPRESO

En un nuevo proceso judicial que maneja bajo extrema reserva, Petroecuador se defiende de un millonario reclamo dentro de una demanda arbitral que se tramita en el Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Quito.

rené ortiz

La Presidencia contradice a René Ortíz y no permitirá que Petroecuador reciba capital privado

Leer más

La demandante es la empresa EcuadorTLC S. A., con la cual la petrolera estatal ha mantenido relaciones de negocios. La demandante, que opera en el país desde hace 20 años, en sus inicios fue propiedad de una filial de la brasileña Petrobras y actualmente es parte de Pampa Energía, de capitales argentinos. En el pasado, la hoy demandante ha mantenido disputas legales con el Estado ecuatoriano (ver subnota).

El 17 de febrero último, su representante legal, Nicolás Mindlin, presentó una demanda arbitral contra Petroecuador, cuya cuantía asciende a 122’100.000 dólares. Las partes litigantes han evitado entregar detalles acerca del caso.

“Es un tema confidencial y no podemos hacer ningún comentario. Eso es lo que han dicho los representantes de la empresa”, señaló Ángel Anchundia, a quien EXPRESO contactó en las oficinas de EcuadorTLC en Quito.

En similares términos se pronunció la administración de Petroecuador. “Esta demanda está ya en un proceso de arbitraje, por lo que por cuestiones de confidencialidad en los argumentos en el manejo de la defensa, se debe mantener la reserva de la información”, indicó la entidad a este Diario.

BA1AA42D-BBC1-4DA3-BE69-D85195ABD475

El Gobierno de Moreno se despide con más pozos petroleros perforados en el ITT

Leer más

Los protagonistas de esta controversia legal han mantenido relaciones comerciales relacionadas con el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP). El 31 de diciembre de 2008 suscribieron un convenio de uso de capacidad garantizada de transporte de petróleo por el OCP, mediante el cual Petroecuador se comprometía con EcuadorTLC a cobrar, a partir del 1 de enero de 2009, el crudo disponible de su propiedad y transportarlo hasta un volumen máximo de 70.000 barriles diarios.

En su reporte financiero anual de 2019, Pampa Energía reseña sobre ese compromiso que además EcuadorTLC vendió la capacidad de transporte de aproximadamente 8.000 barriles por día para el período de julio de 2004 a enero de 2012.

“Como consecuencia del incumplimiento del contrato por parte de compradores, la compañía está haciendo los reclamos pertinentes a Petroecuador. A tal efecto, se ha procedido a un procedimiento de mediación presentado ante el Centro de Mediación de la Procuraduría General del Gobierno del Ecuador”, menciona en ese reporte la compañía argentina propietaria de EcuadorTLC.

La petrolera estatal recurrirá a un patrocinio externo para su defensa en la reciente demanda arbitral. El 24 de marzo último adjudicó la contratación a la firma quiteña AVL Abogados por 195.000 dólares, por dos años. El contrato, no obstante, puede seguir vigente hasta la obtención del laudo arbitral, de ser el caso, la nulidad del mismo o la sentencia ejecutoriada de una acción extraordinaria de protección interpuesta por cualquiera de las partes, indica Petroecuador en la resolución de esa adjudicación.

14c13ef6a2b6ca23d577039a0ecff33682173812

Petroecuador adjudica la tercera venta spot de crudo Napo a firma estadounidense

Leer más

EL DETALLE

Inversión. Pampa Energía, dueña de EcuadorTLC, tiene una participación dle 15,91 % en el capital social del OCP, según reporta esa compañía argentina.

Le ganó al Estado en 2018

EcuadorTLC formó parte, junto con las empresas Cayman Internacional Exploration Company y Teikoku Oil Ecuador, de un consorcio que estaba a cargo de la exploración y explotación del Bloque 18. En 2014, el consorcio inició un arbitraje internacional en contra del Estado ecuatoriano y Petroecuador, por la modificación de la modalidad del contrato. Las empresas reclamaban $ 891 millones. En 2018, se llegó a un acuerdo y Ecuador se comprometió a pagarles $ 318,7 millones., en tres cuotas.