Actualidad

Una gran trama apunta sus ojos a la Asamblea

El diálogo entre Mendoza y Azuero enloda a propios y extraños al Legislativo. En más de 25 minutos se expuso una cadena de favores

caso-mendoza-y-otros.jpg
Luis Ortega, defensa de Eliseo Azuero, a su llegada este 17 de julio a la Fiscalía.Angelo Chamba / EXPRESO

Más que una conversación entre dos legisladores para hablar de proyectos de ley o de acciones de fiscalización, la de Daniel Mendoza y Eliseo Azuero revela una trama de presiones políticas, repartos de dinero, contratos, votos y temores.

Lo evidencia la transcripción de un diálogo entre ambos. Se habría efectuado después de la detención de Jean Carlos Benavides, asesor de Mendoza en mayo pasado en el operativo Fortuner. 1,7 millones de dólares, entre dinero en efectivo y cheques se encontró en maletas pertenecientes a Benavides y otros procesados.

El contenido del diálogo periciado en dos partes: de 19 minutos y de seis minutos y ocho segundos fue expuesto por la fiscal Diana Salazar durante la audiencia de vinculación de 13 personas al expediente de delincuencia organizada abierto para Mendoza.

fortuner

Destape de la corrupción sanitaria de hoy y de ayer

Leer más

Entre los sospechosos de integrar la estructura involucrada en hechos de corrupción relacionados con contrataciones de obras en Manabí, especialmente del hospital de Pedernales, está Azuero.

Para él y los demás procesados, esta tarde se dictó prisión preventiva.

Salazar dijo que los elementos presentados tienen relación a la teoría penal. “Los indicios son graves y con la medida cautelar se va a garantizar la comparecencia de los procesados ante un eventual juicio”.

Para ella, las medidas alternativas son insuficientes tratándose de un delito que contempla una pena grave de entre siete y 10 años. Afirmó que los acusados ostentan cargos públicos y es evidente la capacidad de tener poder.

Mencionó, por ejemplo, que, en el caso de Azuero “se jacta del poder en las conversaciones que fueron objeto de materialización”, por lo que “existe peligro de manipulación de las evidencias”.

Y no solo eso, señala que como su domicilio es en Sucumbíos existe riesgo de fuga por ser una provincia fronteriza.

El poder de Mendoza llegó con este Gobierno. Antes estaba bajo el mando de Mariano Zambrano. Ya luego forma su propio partido. Su padrino fue Santiago Cuesta y luego de la boda todos estaban asustados porque decían que era el hombre fuerte del Gobierno.

Julio Villacreses,
Comisión Anticorrupción núcleo Manabí

Los defensores de los procesados pidieron medidas alternativas a la prisión como la presentación periódica, el dispositivo electrónico o la prohibición de salida del país, pero esto no fue aceptado por el juez.

Pero: ¿de qué hablan Mendoza y Azuero? La conversación, a la que tuvo acceso EXPRESO, la inicia Mendoza. “No soy vinculado al proceso, no soy parte del proceso. Sí, les han hecho una supuesta escucha a ellos solo por llamadas normales, no por llamadas de WhatsApp ni ninguna otra, en las que entre ellos y entre el gerente del banco y estos cojudos y otros más y los contratistas que yo no los conozco”, dice el exasambleísta en relación a las conversaciones entre el contratista del hospital de Pedernales, su exasesor y otras personas cercanas a él, y que después fueron usadas por la Fiscalía para acusarlo por delincuencia organizada.

Daniel-mendoza-audiencia

Los chats que colocan a Daniel Mendoza como líder de la red

Leer más

Siguiendo con la conversación, Azuero le pregunta qué dicen los investigados y Mendoza responde: “Ahí ellos dicen que supuestamente la plata es para un grupo de asambleístas”. Los legisladores a los que se referirían aparentemente serían los integrantes del Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), conformado en abril de 2019 previo a la elección de las nuevas autoridades.

Al menos eso se desprende de las menciones y alusiones que hacen los interlocutores. Hablan de ‘Tello’, ‘Romero’, ‘Mechita’, ‘Alarcón’ o ‘Wacho’.

Esos señalamientos coinciden con los nombres de miembros del BADI como Raúl Tello, Franco Romero, María Mercedes Cuesta, Washington Paredes y Fredy Alarcón.

TRAMA-CONVERSA-MENDOZA-Y-AZUERO
.EXPRESO

Los primeros 360 que tú dijiste, ¿eso se lo dieron a quienes? Que eran como 90 por asambleísta”, le pregunta Mendoza a Azuero, a lo que el segundo le responde: “Pero hermano, entre el Fredy hasta”, en referencia a Fredy Alarcón.

Esos 360 a los que los legisladores hacen referencia estarían relacionados a los 360.000 dólares que, según las investigaciones, reposan en los registros de pago paralelos que llevaba la esposa del contratista del hospital de Pedernales y quien también está procesada por delincuencia organizada.

En el diálogo se menciona más de una docena de veces a la ministra de Gobierno, María Paula Romo. Hablan de presionarla para que se proteja a los implicados, pues si todo salía a la luz eso podría “crear un tsunami para todos”.

MANABÍ

Detenidos el asambleísta Daniel Mendoza y el director del Secob por "corrupción" en el hospital de Pedernales

Leer más

“Yo le voy a decir (a María Paula) que están nerviosos los míos (...) en el momento en el que le diga que los míos están nerviosos, que no los meta, no hay ningún problema”, le dice Azuero a Mendoza.

“La ayuda, hermano, para que nadie más salga salpicado, ningún otro nombre, ni tú, ni Meche, ni Tello”, le responde Mendoza.

En la conversación también se menciona a Jalil y a Tamayo, quienes serían Jorge Jalil y René Tamayo, en ese entonces aún subdirector y director del Servicio Nacional de Contratación de Obras (Secob) y quienes también fueron procesados por delincuencia organizada.

“Tú me contaste la historia de cómo pusieron a Tamayo, que te cabreaste. Al día siguiente María Paula cogió y cumplió y te puso a Tamayo. Ella sabe a quién responde políticamente su espacio y no es a mí”, le dice Mendoza a Azuero.

Según esas declaraciones, la ministra Romo estaba al tanto del reparto de instituciones públicas, en especial de las hospitalarias, tal como afirmó a este Diario Jorge Chávez, vocal de la Comisión Anticorrupción, el pasado 5 de julio. En esa entrevista, el médico dijo que altas cabezas del Gobierno estaban involucradas en el tema y que “lo único que quedaba” para descubrir la verdad” era que “Daniel Mendoza se atreva a hablar”.

La ministra Romo negó el contenido de la conversación y señaló que era evidente que Mendoza intentaba “afectarla para protegerse”. “Fui yo quien hace tres meses inició la investigación en torno al contrato de construcción del hospital”, dijo por medio de un comunicado.

Esta es una represalia de Mendoza por haberlo investigado (...) Si tienen algo en mi contra que lo prueben. Un audio grabado no es prueba. Son pruebas las que encontramos en su contra. Dejemos que la Justicia investigue.

María Paula Romo,
​ministra de Gobierno.

Un contrato en el que se hallaron indicios de responsabilidad penal y cuyo informe también es abordado, con preocupación, por los asambleístas en una segunda conversación.

EN DETALLE

Prisión. El juez nacional Marco Rodríguez dictó la prisión preventiva para el asambleísta Eliseo Azuero, Jorge Jalil, subdirector del Servicio de Contratación de Obras (Secob), Jean Carlos Benavides y otras 10 personas por delincuencia organizada.

Elementos. El juez consideró que hay claros elementos de convicción y se han justificado a su criterio que la medida de privación de libertad no vulnera los principios. Ordenó que la Policía localice y capture a Jorge Jalil, Mario Ordóñez , Esteban Velásquez y Eliseo Azuero.

Procesados. El juez dispuso para Benavides y seis procesados se giren las boletas de encarcelamiento. Para otros dos procesados ordenó se les traslade a la cárcel 4 de Quito, y los involucrados en lavado de activos seguirán en la Cárcel del Rodeo en Manabí.